5 pruebas ginecológicas que debes conocer

21 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Miriam Barriga Sánchez
Existen diferentes pruebas ginecológicas que debes conocer, ya que sirven para controlar tu estado de salud ginecológico. No te pierdas este artículo y aprende más sobre ellas.

Existen diferentes pruebas ginecológicas que, ya se realicen de forma sistemática (cribado) o cuando las solicita un profesional sanitario, permiten controlar tu estado de salud ginecológico.

Estas pruebas permiten detectar a tiempo cualquier alteración que pudiera aparecer en tu aparato genital o mamas. Tu salud ginecológica es muy importante, por lo que consulta con tu matrona o tu ginecólogo o ginecóliga cualquier duda que tengas al respecto y si te corresponde realizar alguna de ellas.

Pruebas ginecológicas que debes conocer

Citología cervical

La citología cervical consiste en la recogida de células del cuello del útero. Esta prueba se realiza en la consulta de la matrona de atención primaria y permite detectar a tiempo cualquier anomalía. Esta prueba está dentro de los programas de prevención de cáncer de cérvix.

Si se detecta algún cambio en las células, este podría indicar que existe una infección por el virus del papiloma humano (VPH) que es el principal causante del cáncer de cérvix. Esta prueba ginecológica permite estudiar estos cambios con más detenimiento para tratarlos, si fuera necesario.

Para realizar la citología tendrás que colocarte en la camilla ginecológica. La matrona colocará un espéculo en tu vagina y recogerá las muestras con distintos cepillos que luego se enviarán al laboratorio para analizar. Esta prueba no duele, puede resultar molesta la colocación del espéculo pero es muy rápida y sencilla.

En la actualidad, muchas regiones realizan esta prueba a las mujeres en una franja de edad muy amplia como parte de un programa de cribado poblacional.

Permite detectar casos de alteraciones e infecciones por VPH antes de que se produzcan síntomas, por lo que es muy importante que preguntes en tu centro de salud si te corresponde realizar una citología, y que, si es así, la realices, especialmente si ya has iniciado relaciones sexuales.

Las citologías deben realizarse de forma periódica, en cada región siguen un protocolo diferente así que consúltalo con tu matrona.Pruebas ginecológicas que debes conocer.

Exudado vaginal como una pruebas ginecológicas

La prueba de recogida de exudado vaginal, o recogida de flujo vaginal, la realiza la matrona en su consulta de atención primaria. Esta prueba es necesaria cuando notas que tu flujo ha cambiado, especialmente si ha cambiado su olor, consistencia o cantidad, lo que podría indicar que hay una infección vaginal en proceso.

Para realizar esta prueba también tendrás que colocarte en la camilla ginecológica y, tras colocar el espéculo, la matrona podrá ver tus genitales, vagina y flujo, y recogerá un poco con un bastoncillo. Posteriormente, lo enviará al laboratorio para analizarlo.

Al igual que la citología, esta prueba no duele, solo puede resultar algo molesta por la colocación del espéculo. Ante cualquier cambio que notes en tu flujo vaginal consulta con tu matrona.

Ecografía vaginal

Esta prueba la realizará tu ginecólogo si lo considera oportuno. Le permitirá estudiar tu útero, tus ovarios y tus trompas de falopio. La ecografía vaginal se realiza en la camilla ginecológica con un ecógrafo estrecho y alargado que el profesional introducirá en tu vagina.

Al igual que las pruebas anteriores, no duele, aunque puede resultar algo molesta por la postura que debes mantener. Es una prueba rápida que aporta mucha información. Consulta con tu matrona cualquier dolor o cambio pélvico que notes.

Otras pruebas ginecológicas

Ecografía mamaria

La ecografía mamaria es otra de las pruebas ginecológicas que solicitará tu ginecólogo si lo considera necesario. Permite estudiar las mamas y está indicada fundamentalmente en mujeres jóvenes ya que, conforme aumenta la edad, la prueba más fiable para el estudio de las mamas es la mamografía.

Recuerda autoexplorarte los pechos de forma periódica y consultar con tu matrona o profesional sanitario de referencia cualquier cambio que notes en ellos: bultos, cambios de color, piel de naranja, secreciones…

Mamografía

La mamografía, al igual que la citología cervical, es una prueba de cribado que se realiza en la mayoría de regiones a todas las mujeres a partir de una determinada edad. Consulta en tu centro de salud cuándo te corresponde realizar esta prueba.

Al ser prueba de cribado, se realiza antes de que aparezca ningún síntoma, lo que permite detectar la enfermedad (si la hubiera) mucho antes. También la puede indicar un profesional sanitario en otro momento si lo considera oportuno.

La mamografía la realiza un técnico especializado y el resultado lo analiza un radiólogo. Esta prueba se lleva a cabo con el mamógrafo, un aparato que toma varias radiografías de las mamas para poder valorar su estructura interna. pruebas ginecológicas que debes conocer.

Es una prueba que resulta un poco molesta, ya que el mamógrafo presiona los pechos para poder tomar las radiografías, pero es muy rápida y esencial para controlar tu salud mamaria.

Ante cualquier cambio que notes en tus mamas, ya sea de color, textura de la piel, bultos, secreciones… No dudes en consultar cuanto antes con tu profesional sanitario de referencia.

En conclusión…

Recuerda que existen distintas pruebas ginecológicas que se realizan a todas las mujeres en una franja de edad determinada. Consulta en tu centro de salud si te corresponde realizar alguna de ellas y cuida tu salud ginecológica.

  • Guía de cribado del cáncer de cuello de útero en España. (2014). Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC). [Internet] Disponible en: http://www.aepcc.org/wp-content/uploads/2015/05/AEPCC_revista01.pdf
  • Arroyo Yustos, M., Martín Angulo, M., & Álvarez-Mon Soto, M. (2017). Cáncer de mama. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2017.05.001
  • Ibarrola Vidaurre, M., Benito, J., Azcona, B., & Zubeldía, N. (2009). Patología infecciosa: Vulvovaginitis, enfermedades de transmisión sexual, enfermedad inflamatoria pélvica, abscesos tubo-ováricos. Anales Del Sistema Sanitario de Navarra.