No pretendas que tu hijo se calme si tú no lo haces primero

La maternidad está llena de retos que ponen a prueba la paciencia y nos llevan a replicar actitudes que pueden inculcar comportamientos nocivos para los niños.
No pretendas que tu hijo se calme si tú no lo haces primero

Última actualización: 09 septiembre, 2022

Predicar mediante el ejemplo es una de las labores que todos los padres debemos procurar poner en práctica diariamente. Pues es un tanto incoherente exigirles a los niños buenas actitudes cuando han crecido bajo un contexto en donde esa no es la forma de comportarse. Así que no pretendas que tu hijo se calme si tú no lo haces primero.

Mantener la calma en situaciones de estrés como berrinches o pataletas es todo un desafío. Pues son tantas las emociones que están atravesando los niños que es importante no emplear los gritos como respuesta primitiva. Por tal motivo, ten paciencia y habla de forma educada y respetuosa para que los pequeños aprendan de igual manera a manejar su frustración.



Para que tu hijo se calme enséñale cómo manejar sus emociones

Los niños nacen como un lienzo en blanco y necesitan de sus padres para llenarse de colores y de buenos valores. Pero es imposible dar una lección de vida cuando se imparte mediante la violencia o las malas palabras. Ya que, aunque es una realidad que alzar la voz puede calmar un berrinche, en realidad es solo una cortina de humo que no les permite a los hijos mejorar.

Mamá habla con su hija
Cuando les gritamos a los niños para que guarden silencio solo estamos reprimiendo sus emociones, emplear el diálogo es clave.

La inteligencia emocional es parte fundamental de toda crianza positiva. Puesto que les posibilita a los niños comprender que sus sentimientos son muy valiosos, pero también los de las demás personas. Y, debido a esta razón, es importante actuar siempre desde el amor y la empatía en el día a día para enseñarles a reconocerlos y respetar los límites establecidos en el hogar.

Ten en cuenta que los hijos no tienen cómo aprender a ser buenas personas y cultivar valores morales si sus padres no fomentan esas actitudes. Si deseas que tu pequeño sea respetuoso y amoroso debes tratarlo siempre de esa manera. Está demostrado que la inteligencia emocional de los padres influye de manera profunda en la personalidad de todos los niños.



5 recomendaciones para que tu hijo se calme

Cuando respondemos a los gritos con más gritos los berrinches se convierten en una competencia de quién puede alzar la voz más fuerte. Si quieres que tus hijos aprendan a gestionar lo que sienten en su interior es indispensable mantener la calma y enseñarles que el respeto y el diálogo son herramientas valiosas para reconocer nuestras emociones.

El diálogo es fundamental para el buen desarrollo de la autoestima
Hablar en un tono de voz amable, mirar a los ojos a los niños y escuchar lo que sienten es una gran forma de conectar con ellos.

Estos son algunos consejos para que tu hijo se calme.

  1. Conserva la paciencia: contar hasta 10 y respirar profundamente es una buena técnica para no dejarse llevar de la rabia o el estrés. Así que ten paciencia, ponte a la altura de tu hijo y míralo a los ojos para que se sienta escuchado y sepa que estás ahí para él.
  2. No minimices las emociones: cuando los niños tienen una pataleta es porque no saben cómo gestionar los pensamientos que invaden su mente. Por lo que no minimices con tus palabras lo que sienten.
  3. Educa a tu hijo con respeto: con el fin de que los pequeños conozcan sus emociones es importante que aprendan a reconocerlas. Debido a esto, cuando tu hijo esté alterado, ponles un nombre a sus emociones, enséñales por qué las sienten y cómo controlarlas.
  4. Fomenta siempre el diálogo: luego de que tu hijo se haya calmado y pueda tener una conversación es fundamental hablar sobre lo sucedido. Nunca debes dejar pasar por alto la situación o irte sin dialogar.
  5. Demuestra tu amor: muchas veces detrás de una rabieta se esconde la necesidad de los niños de llamar la atención de sus padres en busca de cariño. Intenta abrazar a tu hijo y demostrarle tu amor.

La paciencia y el respeto son pilares de la crianza positiva

Emplear una crianza positiva con los hijos no se trata de hablarles con amor y dejarlos hacer lo que deseen sin importar el daño que puedan causar. Esta forma de educación es acerca de comprender que los pequeños merecen respeto y empatía cuando no saben manejar sus emociones. Por consiguiente, es responsabilidad de los padres corregirlos para que comprendan sus errores.

Puede que levantar la voz haya sido la forma en la que te educaron tus padres y no sepas cómo mantener la paciencia en situaciones de estrés, pero es crucial respirar profundo y no emplear la violencia para que tus niños nunca actúen de la misma forma en el futuro.

Si como padres no sabemos controlar nuestras emociones no podemos pretender que nuestros niños lo hagan. Y la cotidianidad está llena de obligaciones que pueden hacernos perder la calma, pero ten en cuenta que los hijos no pidieron venir al mundo. Por lo que los papás, como sus principales modelos para seguir, debemos procurar ayudarlos a mejorar mediante el ejemplo y una buena educación emocional.

Te podría interesar...
La importancia de dar ejemplo en casa a los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La importancia de dar ejemplo en casa a los niños

Conoce en este artículo el valor y la importancia de dar ejemplo en casa a los niños y niñas, y educarlos a partir de ellos.



  • Pacheco, N. N. E., & Fernández-Berrocal, P. (2013). Inteligencia emocional en adolescentes. Padres y Maestros/Journal of Parents and Teachers, (352), 34-39. Recuperado de: https://revistas.comillas.edu/index.php/padresymaestros/article/view/1170/993
  • Sánchez-Núñez MT, García-Rubio N, Fernández-Berrocal P, Latorre JM. (2020). Emotional Intelligence and Mental Health in the Family: The Influence of Emotional Intelligence Perceived by Parents and Children. Int J Environ Res Public Health. 2020 Aug 27;17(17):6255. doi: 10.3390/ijerph17176255. PMID: 32867380; PMCID: PMC7503667. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32867380/
  • Sanders MR, Kirby JN, Tellegen CL, Day JJ. (2014). The Triple P-Positive Parenting Program: a systematic review and meta-analysis of a multi-level system of parenting support. Clin Psychol Rev. 2014 Jun;34(4):337-57. doi: 10.1016/j.cpr.2014.04.003. Epub 2014 Apr 26. Erratum in: Clin Psychol Rev. 2014 Dec;34(8):658. PMID: 24842549. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24842549/