Cómo potenciar el diálogo con los hijos pequeños

Puedes potenciar el diálogo con tus hijos pequeños en el día a día y así crear una fuerte relación de confianza. Descubre algunas claves para lograrlo.
Cómo potenciar el diálogo con los hijos pequeños
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Última actualización: 29 noviembre, 2021

Cuando los hijos llegan a la adolescencia la mayoría de los padres desean que estos les hagan partícipes de sus vidas, que les compartan sus experiencias, sus sueños y anécdotas. Sin embargo, para que esto suceda ha de establecerse una buena dinámica comunicativa desde la infancia. No podemos esperar que unos niños a los que no se les ha escuchado nunca, se conviertan en unos jóvenes abiertos y expresivos. Por ello, queremos mostrarte algunos consejos para potenciar el diálogo con los hijos cuando aún son pequeños.

Esta no es una tarea fácil, pues los infantes no siempre manejan bien sus habilidades comunicativas y pueden tener intereses muy restringidos y diferentes a los nuestros. Además, los padres no siempre disponemos del tiempo suficiente.

Así, cuando tu hijo comience a hablarte de una nueva película mientras tú intentas llegar a tiempo a tu cita, intenta hacer un esfuerzo por tender esos puentes comunicativos con él.

¿Por qué es importante potenciar el diálogo con los hijos pequeños?

Puede parecer que conversar con tu hijo durante la infancia no es tan fundamental. Al fin y al cabo, es a partir de la pubertad cuando pueden necesitar mayor consejo y orientación. Pero te equivocas, pues los primeros años de vida son fundamentales a este aspecto.

Potenciar el diálogo con los hijos pequeños les ayuda a desarrollar el lenguaje, a mejorar sus habilidades sociales y a fortalecer su autoestima. Y es que al hablar contigo a menudo no solo aprenden nuevas palabras y expresiones, sino que también aprenden a guardar el turno y a desenvolverse en una conversación. Pero sobre todo, crecen con la certeza de sentirse valorados y valiosos para sus mayores.

Tu tiempo y tu atención son, para ellos, la mejor muestra de que son personas interesantes, válidas y con mucho que aportar.

Estos primeros aprendizajes ayudan a tu hijo a tener éxito en el futuro a muchos niveles. Ya que el carisma, la confianza en sí mismo, la asertividad y otras habilidades comunicativas son fundamentales en el ámbito escolar, laboral y social.

mujer madre cara de asombro interes por dialogo con hija nena nina conversacion

Aprende a potenciar el diálogo con tus hijos pequeños

Si te has dado cuenta de que no sueles escuchar a tu hijo como es debido o no te comunicas lo suficiente con él, las siguientes pautas pueden ayudarte a revertir esta situación.

Diálogo no es sinónimo de interrogatorio

Con frecuencia los padres se dirigen a sus hijos con la única intención de conocer su día a día. Cómo les ha ido en la escuela, qué calificaciones han sacado, qué hicieron esa tarde, cómo se llevaron con sus compañeros. Es normal interesarse por estos aspectos, pero si enfocamos la conversación en el interrogatorio es probable que los niños se aburran y se cierren.

Es mucho más positivo mostrar un interés genuino en conversar con el objetivo de conocerse mejor y para estrechar el vínculo entre ambos. Entonces, no te limites a hacerle preguntas o darle sermones y empieza a escucharlo y a compartir el ida y vuelta con él.

Dedícale tiempo suficiente

Para hablar con tu hijo no es necesario que busques momentos especiales destinados únicamente a tal fin. En este sentido, las situaciones cotidianas son ideales para que surjan las conversaciones espontáneas que ayudan a generar esa confianza y complicidad.

Mientras preparan la cena, cuando vais en el coche camino al colegio, en el supermercado o de paseo por la calle. Cuanto más tiempo pases con tu hijo, más fácil te resultará encontrar oportunidades para conversar.

Interésate por sus gustos y aficiones

A raíz del primer punto, si quieres mejorar la comunicación con tu hijo, acércate a él a través de sus gustos e intereses. Quizá cuando el niño te hable fascinado de los dinosaurios, los planetas o una nueva serie de dibujes animados no sientas especial interés. Pero esta es una puerta perfecta para conversar de algún tópico y reforzar vuestro vínculo.

Préstale tu atención cuando te hable de aquello que le motiva, busca compartir con él esas aficiones y hazle preguntas para que profundice al respecto. De este modo, no solo se sentirá escuchado sino que la conversación será tan agradable para él que deseará repetirla.

Fomenta conversaciones cotidianas

Por tu lado, también puedes propiciar esos momentos de intercambio con tus propias propuestas. El momento de la comida y de la cena son ideales para charlar en familia sobre los asuntos cotidianos y triviales. Por ejemplo, para recordar el viaje que hicisteis la semana pasada, para anticipar el partido de fútbol dl próximo fin de semana o para comentar la última película que habéis visto juntos.

En estas conversaciones, aparentemente banales, se puede forjar un beneficioso hábito de compartir impresiones y opiniones entre padres e hijos.

Hazle partícipe de tu día a día

Igual que tú disfrutas de participar en la vida de tu hijo y de conocer su día a día, él también se siente importante y valorado cuando tú lo incluyes en tus vivencias.

Anímate a explicarle cómo te ha ido en el día, a pedirle opinión respecto de alguna decisión que debas tomar o a comentarle cómo lo has pasado con tus amigas. Si tu hijo ve que confías en él, hará lo propio contigo.

Practica la escucha activa, no juzgues ni invalides

Por último, presta atención a tu actitud y a tus reacciones cuando hablas con tu hijo.

En primer lugar, asegúrate de que perciba que le prestas atención. Para ello, colócate a su altura, mírale a los ojos y aparta otras distracciones como el teléfono móvil.

Por otro lado, antes de juzgarlo, criticar lo que te cuenta o corregir la conducta de tu hijo, simplemente escúchale. Atiende a la narrativa, interésate por sus emociones, por sus motivos y por sus opiniones. No minimices sus problemas y en su lugar, ofrécele comprensión y guía.

Madre hablando con su hijo tumbados en el suelo.

Potenciar el diálogo con los hijos pequeños es una inversión a futuro

Como comentamos al inicio, potenciar el diálogo con los hijos pequeños es el mejor modo de asegurar que esa comunicación continúe en la adolescencia. Si quieres que tus hijos confíen en ti, acudan a ti y te consideren un referente ante cualquier contratiempo, comienza hoy mismo a poner en práctica las anteriores recomendaciones.

Te podría interesar...
4 pautas para mejorar la comunicación con tu hijo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 pautas para mejorar la comunicación con tu hijo

Descubre algunas pautas para mejorar la comunicación con tu hijo desde que son pequeños. La comunicación es muy importante en las familias.