Cómo saber qué tipo de padre eres: modelos de conductas

La paternidad efectiva es un elemento de gran importancia en la crianza del niño. Por tal razón, determinar qué tipo de padre eres puede marcar la diferencia de cara a la vida adulta de tu hijo.

Con el paso de los años, el papel del padre dentro de la familia ha cobrado relevancia en diversos ámbitos. Es por ello que, actualmente, estos cuentan con permisos para atender las necesidades de sus hijos y participar activamente en ellas. Ahora bien, surge la interrogante cómo saber qué tipo de padre eres y si te adaptas a las tendencias actuales.

¿Qué es un padre de familia?

Se considera un padre de familia a aquel con la autoridad moral y ética para suministrar una crianza positiva a sus hijos. Este se caracteriza por ser un modelo de vida y fomentar valores morales o espirituales dentro de un ambiente afectivo.

Para lograrlo, estimula una comunicación efectiva, fomenta relaciones personales basadas en el amor, el respeto, la comprensión, la honestidad y la paz.

Cómo determinar qué tipo de padre eres

Para establecer qué tipo de padre eres, es indispensable conocer las definiciones sugeridas por la psicología moderna. Estos estilos se fijan de acuerdo al nivel de esfuerzo que existe por participar dentro del cuidado de los pequeños. Según las conductas mostradas, se establecen a continuación los siguientes patrones:

Padres autoritarios

Es el tipo de padre con estilos de crianza antiguos, similar al de los abuelos. Se identifican por ser rígidos, poco flexibles y afectuosos, imponen sus reglas según lo que ellos creen conveniente.

Este tipo de pensamiento impide ver los logros o las cualidades del pequeño, ya que siempre enfatiza en sus errores. Otras características de estos padres son:

  • Usan el castigo como consecuencia de infringir las normas.
  • No explican el por qué de una norma; el respeto se exige, así como la obediencia absoluta.
  • No se esfuerza por comprender los sentimientos del niño.

Aún en la actualidad existen padres de este tipo. Sin embargo, debido a las tendencias modernas de involucrarse más en la crianza de los hijos, es común ver como buscan dar paso a la flexibilidad.

Los padres deben considerar si es necesario revisar el móvil de sus hijos.

Padres ausentes

Por lo general, es una tendencia que viene de la separación y divorcio, así como también el rehacer su vida con otra pareja. Es frecuente ver cómo buscan pretextos para no estar con sus hijos ni cumplir con sus responsabilidades. Algunos aspectos que caracterizan este tipo de paternidad son:

  • Delegan sus responsabilidades sobre la escuela, parejas o familiares.
  • No ofrecen disciplina ni apoyo moral en casos de inconvenientes con el menor.
  • No muestran interés en las actividades o problemas de sus hijos.

Saber qué tipo de padre eres o si te identificas con este estilo de crianza puede resultar positivo en la relación padre e hijo. Esto se debe a que es importante analizar la presencia del padre en el desarrollo del menor, pues de allí toman el ejemplo para ser adultos responsables. Actuar en consecuencia será beneficioso.

Padres permisivos

Son los padres opuestos a lo autoritario. Estos se caracterizan por no aplicar las normas y dejar en sus hijos toda la libertad, sin ningún límite. Además, no existe el control ni las exigencias, lo que genera una familia desorganizada. Ciertas características de este estilo son:

  • No existen reglas o normas dentro del ámbito familiar.
  • Falta de guía en advertir lo que es correcto e incorrecto.

Este tipo de padres deben entender que la disciplina y los límites no son maltratos; por lo contrario, estos son muestras de amor.

“Los padres deben estimular una comunicación efectiva y fomentar relaciones personales basadas en el amor, el respeto, la comprensión, la honestidad y la paz”

Padres responsables

Es el tipo de padre ideal, según lo aceptado por la sociedad moderna. El equilibrio es su patrón de conducta, ya que se muestra exigente y controlador, pero al mismo tiempo brinda las herramientas para que el menor logre su cometido.

Es una crianza llena de amor, comunicación y comprensión, que favorece la autonomía e independencia del niño sin abandonar sus responsabilidades. Algunos aspectos básicos de este estilo son:

  • Establecimiento de reglas con una clara explicación de porqué son beneficiosas.
  • La disciplina se encuentra enmarcada dentro del amor y la empatía.
  • Se notan los sentimientos de seguridad y confianza.

Sin dudas, es la crianza que permite desarrollar adultos con elevados niveles morales y con gran capacidad de adaptación al futuro.

Para saber qué tipo de padre eres, tienes que analizar tu relación con el niño.

Otros tipos de padres

Aprender a comprender qué tipo de padre eres también implica analizar otras conductas. Las más frecuentes son:

  • Sobreprotección: es un estilo en el que se piensa que el mundo es peligroso para el pequeño; por ello, se les cuida en exceso y no se les deja aprender por exploración.
  • Negociadores: son padres que suministran opciones de comportamiento para que sus hijos actúen con el fin de evitar conflictos familiares.

En conclusión, conocer qué tipo de padre eres te ayudará a mejorar la relación con tu hijo. Lo ideal es actuar en consecuencia para lograr resultados positivos a lo largo del tiempo. ¿Sabes qué tipo de padre eres o todavía no te identificas con ningún estilo?

Categorías: Aprende a ser mamá Etiquetas:
Te puede gustar