¿Por qué no hay que bañar al bebé al nacer?

La piel del bebé es suave y delicada al momento de nacer. Y si bien se considera que se debe bañar temprano, esto no es tan esencial para la salud del recién nacido.
¿Por qué no hay que bañar al bebé al nacer?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 12 noviembre, 2022

Bañar al bebé al nacer tiene como objetivo eliminar los fluidos no deseados como el meconio y la sangre del cuerpo. Con ello, también se busca brindar hidratación al estrato córneo de la piel. Sin embargo, se recomienda esperar algunos días para bañar al bebé por primera vez. En este artículo, te contamos por qué.

Razones por las que no se aconseja bañar al bebé al nacer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no bañar a los recién nacidos en las primeras 24 horas, sino esperar hasta que los signos vitales se encuentren estables. Conoce otras razones a continuación.

Afianzar el vínculo de madre e hijo

Si no es posible esperar 24 horas para el primer baño del recién nacido por razones culturales, al menos se debe retrasar por seis horas. De este modo, se permite que se adapte a la vida extrauterina y se afiance el vínculo de la madre con el bebé.

El contacto piel a piel es uno de los factores más importantes después del parto. Algunos de los beneficios para la madre son los siguientes:

  • Eliminación temprana de la placenta.
  • Disminución del sangrado.
  • Reducción del estrés materno.
  • Mejoría en la práctica de la lactancia materna.

No obstante, algunas de las ventajas para el bebé recién nacido incluyen las siguientes:

  • Disminución de las consecuencias negativas del estrés del parto.
  • Regulación de la temperatura correcta.
  • Menor llanto vigoroso.



El contacto piel con piel es uno de los factores más importantes después del parto y ayuda a fortalecer el vínculo de la madre con el recién nacido.

Mantener la vérnix caseosa

Retrasar el baño, permite mantener intacta la vérnix caseosa, que es la capa protectora fetal que actúa como barrera química y mecánica en el útero. A su vez, esta película alcanza su mayor grosor entre las semanas 36 y 38 de gestación. La misma actúa como protección contra infecciones, al tiempo que contribuye con la limpieza e hidratación de la piel. Además, está compuesta por una gran proporción de agua, lípidos y proteínas.

Algunas de las funciones en las que interviene la vérnix caseosa son las siguientes:

  • Desarrollo de vísceras en el útero: el vérnix está en contacto estrecho con el líquido amniótico y algunos de sus componentes se desprenden e integran el suministro para el feto.
  • Formación de la superficie cutánea: actúa como una capa que humecta, hidrata y optimiza todos los procesos para el desarrollo de una piel suave y saludable.
  • Regulación de la temperatura: se relaciona el mantenimiento de una cantidad considerada de vérnix con una mejor regulación de la temperatura corporal.
  • Defensas antimicrobianas: las enzimas y los lípidos actúan al identificar y suprimir la flora de la superficie cutánea.
  • Curación de quemaduras y heridas: el alto contenido de péptidos, enzimas, lípidos y agua contribuye con esta función.

Mantener la vérnix caseosa luego del parto ayuda a prevenir la piel seca e incluso la enfermedad atópica.

Aumentar la lactancia materna

Los bebés recién nacidos que se bañan próximos al nacimiento poseen menos probabilidades de experimentar una lactancia materna correcta y exitosa. Esto está relacionado con que el bebé se guía por el sentido del olfato. Es decir, requieren de su olor y el de su madre para comenzar a succionar de forma instintiva.

Un estudio publicado por Breastfeeding Medicine concluyó que los bebés recién nacidos que postergaron su primer baño tenían un 39 % más de probabilidades de una lactancia materna exitosa y exclusiva. Incluso, tampoco se aconseja usar jabón, colonias o perfumes, ya que suprimen o confunden el olfato del bebé, que es el sentido más desarrollado que posee.

Los recién nacidos que son bañados próximos al nacimiento tienen menos probabilidades de experimentar una lactancia materna exitosa, puesto que el baño podría interferir con el sentido del olfato.

Regular la temperatura

Otro de los beneficios de postergar el primer baño es esperar a que la temperatura del recién nacido se estabilice alrededor de los 36.8 °C o más. De esa manera se logra prevenir el riesgo de hipotermia.

El baño está relacionado con una pérdida significativa de calor y el cuidado de la temperatura es esencial. De hecho, el bebé tiene una gran superficie corporal, la piel delgada, poca grasa aislante y mecanismos de regulación de la temperatura limitados. Además, se recomienda utilizar un gorro en los recién nacidos para evitar la pérdida de calor a través de la cabeza.



Consideraciones finales para postergar el primer baño del bebé

Los cuidados para la primera semana de vida del pequeño incluyen regular la temperatura corporal al secar y envolver, tener contacto piel con piel, practicar la lactancia materna de inmediato y retrasar el primer baño.

Por ende, se aconseja posponer al menos unos días el primer baño del recién nacido para contribuir con su desarrollo fuera del útero y con su sistema inmunitario.

Te podría interesar...
La piel del bebé durante el primer baño
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La piel del bebé durante el primer baño

La piel del bebé durante el primer baño debe ser cuidada de forma particular. Te contamos algunas medidas para tener en cuenta en ese evento.



  • World Health Organization. Postnatal care of the mother and newborn. [Internet] 2013. Disponible: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/97603/9789241506649_eng.pdf
  • Ruschel LM, Pedrini DB, Cunha MLCD. Hypothermia and the newborn's bath in the first hours of life. Rev Gaucha Enferm. 2018 Oct 22;39:e20170263. English, Portuguese. doi: 10.1590/1983-1447.2018.20170263. PMID: 30365754.
  • Widström AM, Brimdyr K, Svensson K, Cadwell K, Nissen E. Skin-to-skin contact the first hour after birth, underlying implications and clinical practice. Acta Paediatr. 2019 Jul;108(7):1192-1204. doi: 10.1111/apa.14754. Epub 2019 Mar 13. PMID: 30762247; PMCID: PMC6949952.
  • Preer G, Pisegna JM, Cook JT, Henri AM, Philipp BL. Delaying the bath and in-hospital breastfeeding rates. Breastfeed Med. 2013 Dec;8(6):485-90. doi: 10.1089/bfm.2012.0158. Epub 2013 May 2. PMID: 23635002.