Mi hijo tiene miedo a los pájaros, ¿qué hago?

15 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Tu hijo tiene miedo a los pájaros? A continuación, te damos algunos consejos para ayudarle superarlo de la mejor forma posible.

El miedo a los animales es un temor común en la infancia, especialmente entre los 2 y los 4 años. A estas edades es normal que los pequeños consideren que ciertos animales inofensivos son peligrosos y amenazantes, pues aún están conociendo el mundo que les rodea. Por ejemplo, muchos niños desarrollan miedo a los pájaros. ¿Es el caso de tu hijo? ¿Por qué ocurre esto? ¿Cómo puedes ayudarle? A continuación, respondemos a todas estas cuestiones.

Pero antes de abarcar dicho tema tenemos que aclarar que el miedo es una emoción que ha permitido al ser humano sobrevivir a lo largo de los años, ya que permite alejarse de los riesgos. Por tanto, no siempre hay que interpretar el miedo como algo negativo, sino que muchas veces se trata de una cuestión evolutiva y adaptativa.

Niña dando de comer a unos pájaros para perder el miedo.

Mi hijo tiene miedo a los pájaros, ¿qué hago?

El miedo a los pájaros suele darse en algunos niños tras haber observado o experimentado comportamientos agresivos o violentos por parte de algún ave. Aunque pueden existir otras muchas razones para desarrollar dicho temor irracional.

Independientemente de la causa, si tu hijo tiene miedo a los pájaros, lo primero que debes hacer para ayudarle a superarlo es no evitar o escapar de aquellos espacios en los que estén presentes estos animales, tales como parques, miradores, playas, etc. Quizá quieras proteger a tu hijo, pero si le enseñas a huir y a no enfrentarse a sus temores, nunca podrá solucionar su problema.

¿Quieres saber qué más puede hacer para ayudar a tu hijo a afrontar el miedo a los pájaros? A lo largo de las siguientes líneas te damos algunas ideas.

No pierdas la calma y actúa con normalidad

Ante todo, no pierdas la calma. Recuerda que tú eres el adulto y debes dar ejemplo. Seguramente tengas que presenciar llantos descontrolados, pataletas e incluso episodios de ansiedad por parte de tu hijo al encontrarse en una situación en la que se siente atemorizado por los pájaros.

En estos casos, debes armarte de paciencia y actuar con total normalidad, de manera que le transmitas al pequeño que no estáis ante una situación peligrosa y que los pájaros no os van a hacer daño.

Sé empático con tu hijo y muestra comprensión ante la situación

Es importante que tu hijo sienta que tú eres su principal pilar de apoyo, que puede contarte cuáles son sus pensamientos y emociones con respecto al tema sin sentirse avergonzado o juzgado por ello.

Muéstrale tu comprensión, pues ¿quién no le tiene miedo a algo? Y recuérdale que tú no vas a permitir que él se exponga a situaciones en las que pueda correr un peligro real, que tú lo proteges y que te vas a asegurar de que no le pasa nada malo.

Pide ayuda a un especialista para tratar el miedo a los pájaros

Si crees que el miedo que tu hijo siente ante los pájaros es excesivo e incapacitante, puede que no se trate de un simple miedo evolutivo, sino de una fobia, denominada ornitofobia, en cuyo caso te recomendamos que pidas ayuda profesional y te pongas en contacto con un psicólogo especializado en el tratamiento de fobias infantiles, quien ayudará a tu hijo a superar su miedo irracional a través de psicoterapia.

¿Qué es la ornitofobia?

Ornitofobia es el término que se utiliza para describir un tipo de fobia específica consistente en sentir un miedo extremo, irracional e incapacitante ante los pájaros, de manera que las personas que presentan ornitofobia, al estar cerca de las aves, pueden experimentar los siguientes síntomas:

Niño gritando porque tiene miedo a los pájaros.
  • Pérdida de control.
  • Ataques de ansiedad o de pánico.
  • Dificultad para respirar.
  • Mareos.
  • Sudoración excesiva.
  • Náuseas.
  • Temblores.
  • Palpitaciones del corazón.

La importancia de tratar el miedo a los pájaros

Sin el tratamiento adecuado, el miedo a los pájaros se puede prolongar hasta la edad adulta y puede llegar a convertirse en un grave problema que limita significativamente la vida. Por tanto, no lo consideres un tema baladí.

Si detectas que tu hijo padece dicho miedo, es importante que sigas los consejos explicados anteriormente con el fin de que tu pequeño pueda hacer una vida normal lo antes posible, sin tener que sentirse atemorizado cada vez que vea un pájaro próximo a él.

  • Nardone, G. (2012). Miedo, pánico, fobias: la terapia breve. Herder Editorial.