El método Montessori para decorar la habitación infantil

Mervis Romero · 1 febrero, 2018
El método Montessori contiene elementos de aprendizaje que incluso se pueden aplicar a la hora de elegir cómo adornar la habitación de tu niño. Este sistema se utiliza actualmente en guarderías y escuelas para decorar y estimular la educación infantil.

Cuando se trata de preparar la habitación del niño por la llegada de un nuevo bebé, es posible que nos enfrasquemos en una compra frenética de adornos y accesorios para que se sientan cómodos en su nuevo ambiente. A veces ni siquiera los padres son conscientes de que lo que ellos consideran comodidad para el niño, en realidad no lo es.

Aprende cómo este sistema educativo Montessori para decorar la habitación infantil puede ayudarte a desarrollar la creatividad de tu hijo en un ambiente diferente y seguro.

¿En qué consiste el método Montessori para decorar la habitación infantil?

El método Montessori se conoce como un modelo educativo alternativo con óptimos resultados en el aprendizaje. Como cada niño tiene habilidades diferentes, la base para el método Montessori es la experimentación de esas capacidades.

Una de las principales características del sistema es que el pequeño autoexplore. Para ello, se requiere un ambiente pensado para el niño en lugar de buscar las comodidades del adulto.

La exploración es uno de los objetivos que persigue este sistema, y qué mejor lugar para hacerlo que la propia habitación infantil. El cuarto del niño puede convertirse en un lugar para descubrir y aprender. Con el método Montessori puedes lograr todos estos objetivos al decorar su habitación.

Decorar la habitación del bebé puede ser una tarea sencilla para los padres.

¿Cómo implementar el método Montessori en el cuarto del niño?

Es muy común ver habitaciones de niños que se adaptan a las necesidades de los padres. Sin embargo, decorar la habitación infantil inspirada en el método Montessori implica lo siguiente:

  • Espacio. El concepto está enfocado a un cuarto amplio, limpio bien iluminado y con buena ventilación.
  • Cama. Se recomienda evitar los barrotes comunes y las cunas encerradas a partir de los 18 meses. El método Montessori para decorar la habitación infantil se inclina por tener una cama a ras del suelo. Así proteges la seguridad de tu hijo y puede explorar sin depender de que lo cojan para moverse.
  • Paredes. Opta por colores que generen tranquilidad, como los cálidos. Recuerda que su habitación será el espacio personal del niño. Los colores cálidos invitan a la relajación y el descanso placentero.
  • Muebles. El mobiliario como gavetas, sillas, cuadros y repisas debe estar a la altura del niño y no del adulto. De esta manera, se siente cómodo con su entorno porque tendrá las cosas a la mano.
  • Suelo. Debe estar libre de obstáculos y de manera que pueda desplazarse con facilidad por toda la habitación. Si es posible, puedes optar por alfombras para que el niño explore texturas.
  • Juguetes. Es preferible que los juguetes sean de materiales naturales como tela o madera en lugar de plástico. Ten en cuenta que los juguetes muy elaborados con luces y sonidos limitan la creatividad.
  • Accesorios. Un espejo a la altura del niño le permite una observación personal y el descubrimiento de su cuerpo. También puedes pegar láminas ilustradas de la naturaleza, animales o paisajes. Los percheros se deben colocar de manera que el propio niño pueda colgar su ropa.
  • Orden. Se debe respetar y fomentar el orden y disponer de un lugar para cada cosa. No es bueno que haya demasiados elementos a fin de que la habitación sea fácil de ordenar.
El método Montessori para decorar la habitación dispone los elementos de decoración de acuerdo a las necesidades del niño.

7 ventajas de decorar la habitación infantil con el método Montessori

Decorar la habitación infantil a través del sistema Montessori tiene las siguientes ventajas:

  • El niño se vuelve más autónomo e independiente.
  • Le brinda libertad para desarrollar su creatividad.
  • El aprendizaje es más rápido y se adapta fácilmente a diferentes ambientes.
  • Contribuye al desarrollo integral del niño.
  • El niño es protagonista de su propio aprendizaje
  • El aprendizaje del niño se da a su propio ritmo.
  • La pedagogía de Montessori ve al niño como un ser completo en lugar de como un niño indefenso.

Anímate a darle a tu hijo una habitación al estilo Montessori, ya que aparte de todas las anteriores ventajas también es más económico y funcional que los cuartos tradicionales. Además, puedes conseguir muchas variantes de decoración si investigas en la web.