Método Feldenkrais para bebés y niños

Astrid Moreira · 5 marzo, 2019
El método Feldenkrais puede ser practicado por todos los niños, pero es ampliamente recomendable cuando el pequeño tiene problemas de desarrollo o síndrome de Down.

El método Feldenkrais fue creado por el científico Moshé Feldenkrais y consiste en estudiar el movimiento del cuerpo humano conectándolo con la mente, la respiración y el sistema nervioso. Esta práctica se realiza, principalmente, para mejorar el estado de ánimo y las emociones, lo que ayuda también en otros ámbitos como el estrés, mejorar la postura y reducir la fatiga.

Método Feldenkrais para bebés y niños

Lo beneficioso de esta técnica es que no solo se puede aplicar en adultos, sino que también se recomienda su uso en bebés y niños. Esto principalmente es porque se le enseña al bebé cómo debe ir colocando su cuerpo, la cabeza y los pies para que, cuando empiece a caminar, sea mucho más sencillo su aprendizaje.

Los ejercicios del método Feldenkrais son sencillos y prácticos, pero antes de comenzar a implementarlos en su día a día, debe ser consultado con el pediatra.

«Este método no provoca dolor y no se requiere que el niño cumpla con unos requisitos previos para su aplicación. Su práctica es cada vez más común en el mundo, por lo que se pueden encontrar diversas escuelas y especialistas.»

¿Cómo se aplica el método?

Esta técnica puede ser aplicada a cualquier niño, pero principalmente se utiliza en casos de niños con problemas de desarrollo, trastornos cognitivos, lesiones cerebrales, parálisis cerebral, distrofia muscular y dificultades de movimiento después de accidentes o cirugía.

En bebés pequeños se realizan ejercicios sencillos que les ayudan a tener una mejor movilidad, mientras que en niños más grandes se aplican actividades como caminar, gatear, realizar ejercicios de elasticidad y convivencia con otros niños de su edad.

Otra etapa de los ejercicios consiste en un masaje que tiene como objetivo relajar algunos músculos del cuerpo. En general, son prácticas sencillas que deben ser realizadas por especialistas. Incluso, los padres pueden participar en el proceso, por lo que recomiendan que estas actividades se realicen desde que el niño es muy pequeño.

«Este método es de gran ayuda para el desarrollo en bebés o niños prematuros o con el síndrome de Down, problemas de cadera, pie zambo, tortícolis, problemas de visión, dificultades de aprendizaje o espasticidad.»

Esther Niego, maestra certificada del Método Feldenkrais® por la International Feldenkrais Federation-Método Feldenkrais.

Beneficios del método Feldenkrais

Como mencionamos anteriormente, la práctica de esta técnica es muy provechosa para los más pequeños, incluyendo el adquirir mejores posturas. En general, tiene muchos beneficios en diferentes ámbitos, tanto físico como mental y emocional. Los que mencionaremos a continuación son aprobados por la profesora certificada del método Feldenkrais, Aimará Moreno:

Beneficios físicos

Son muchos los beneficios que se pueden adquirir en el ámbito físico. Algunos de los más importantes que podemos encontrar son:

  • Reduce el nivel de estrés, el cansancio y la fatiga.
  • Mejora la postura.
  • Ayuda a mejorar el proceso de recuperación de problemas neurológicos.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Mejora la coordinación.
  • Ayuda a mejorar la técnica en otras actividades como deportes, bailes, arte, música, entre otras.
  • Aumenta el nivel de energía.
  • Desarrolla la capacidad de percibir y sentir.
  • Reduce el nivel de tensión.
  • Reduce, e incluso elimina, dolores crónicos.
  • Acelera la recuperación de lesiones.
  • Mejora dolores y contracturas.
  • Aumenta y mejora el equilibrio.

Beneficios mentales

El uso de esta técnica también beneficia en diversos aspectos mentales que pueden ser fundamentales para el desarrollo del pequeño. Estos son algunos de los más importantes:

  • Aumenta la creatividad.
  • Mayor flexibilidad.
  • Mayor capacidad de concentración.
  • Más facilidad en la toma de decisiones.
  • Desarrolla la capacidad de observación para enfrentar diversas situaciones.
  • Aumenta la capacidad de ubicarse en el tiempo presente.
  • Mayor capacidad de aceptación al experimentar cambios o situaciones difíciles.Método Feldenkrais para bebés y niños.

Beneficios emocionales

En el ámbito emocional también podemos encontrar diversos beneficios que pueden ayudar al pequeño en su etapa de crecimiento. Algunos de los más importantes son:

  • Disminuye la ansiedad y la depresión.
  • Incrementa la confianza y la autoestima.
  • Desarrolla la autoconciencia y la propiocepción.
  • Ayuda a encontrar estabilidad emocional.
  • Ayuda a controlar y disminuir los ataques de pánico.

El método Feldenkrais se aplica en diversas partes del mundo y suele ser ampliamente beneficioso para los más pequeños. Lo importante es recordar que para la aplicación de esta técnica se necesita de un especialista que conozca en detalle los movimientos que se deben realizar.

  • Feldenkrais Barcelona. (2013). Feldenkrais para niños con trastornos desarrollo y necesidades especiales. Feldenkrais Barcelona.
  • Moreno Osio, Aimará. Beneficios del método Feldenkrais. Feldenkrais Madrid.
  • Saucedo, PamelaCómo ayuda el Método Feldenkrais a niños y bebés. Saludología.