La mente absorbente según Montessori

María Montessori introdujo el concepto "mente absorbente" para referirse al estado mental del niño que le permite adquirir conocimientos a través de sus experiencias y necesidades de cada etapa del desarrollo.
La mente absorbente según Montessori
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López el 22 diciembre, 2020.

Última actualización: 22 diciembre, 2020

La mente absorbente es un concepto esencial en el método pedagógico que desarrolló la médica y pedagoga María Montessori. Su teoría nos dice cómo la educación debe adaptarse siempre a las fases del desarrollo de la infancia. En las siguientes líneas vamos a conocer un poco más sobre este término.

Las investigaciones de María Montessori con niños de entre los 0 y los 6 años concluyeron que estos pequeños aprendían de una forma casi instantánea. Ella lo comparaba con una esponja, puesto que absorben de forma inconsciente toda la información de los diferentes estímulos que les llegan de su entorno.

La mente absorbente de los niños según Montessori

María Montessori decía que lo más importante para el aprendizaje de los niños era que estos pudieran experimentar sus propias experiencias según sus ritmos y necesidades. Estas experiencias serán las que ayuden a los pequeños a ir adquiriendo una maduración mental.

Bebé aprendiendo a subir las escaleras gracias a la mente absorbente.

Montessori llamó mente absorbente al estado mental del niño que le ayuda a asimilar todas las experiencias que vive para luego analizarlas e incorporarlas a su aprendizaje. Esto lo hace de forma inconsciente a lo largo de los tres primeros años y pasa a ser consciente en los tres años posteriores.

La mente absorbente también ayuda a los pequeños a sentar las bases para el desarrollo de su identidad psíquica y social. María Montessori establecía el periodo infantil como una etapa decisiva en el desarrollo de las personas. Por esta razón, es importante proporcionarles a los niños una buena educación que fomente y les ofrezca los recursos necesarios para su aprendizaje y construcción de su identidad.

¿Cómo es el desarrollo de la mente absorbente? Periodos sensibles

Otra de las cosas de las que se dio cuenta la pedagoga era que la mente no absorbía de igual forma en todas las edades. El niño centra su atención en los estímulos de su alrededor, dependiendo de lo que necesita para su crecimiento y desarrollo. Por esta razón, los pequeños se concentran o muestran atención por unas cosas y no por otras.

De esta forma, van adquiriendo conocimientos casi sin esfuerzo y por placer, ya que se acercan a aquellos que les generan interés. Estos intereses del niño dependen de la etapa de su desarrollo y suelen ser temporales, por eso los llamó “periodos sensibles”, aunque a veces estos pueden superponerse unos con otros y su intensidad y duración pueden variar. ¿Cuáles son los periodos sensibles?

El periodo sensible del orden (de los 0 a los 6 años)

En este periodo, sobre todo en los 2 primeros años, los niños muestran un gran interés en la clasificación y categorización de todo lo que hay a su alrededor y esto se ve favorecido mediante el orden.

El periodo sensible del movimiento (de los 0 a los 5-6 años)

En esta fase presentan un especial interés por el movimiento y por desplazarse de un lado a otro, todavía más si ya han aprendido a caminar.

El periodo sensible del lenguaje (de los 0 a los 7 años)

Durante todo este periodo los niños van aprendiendo un amplio vocabulario, sin que nadie se lo esté enseñando. Lo van adquiriendo de forma autónoma teniendo como base la experiencia con los estímulos de su entorno.

El periodo sensible de las sensaciones (de los 0 a los 6 años)

A lo largo de esta etapa se van desarrollando los sentidos. Desde que nacen, los niños tienen activos los sentidos del oído y la vista pero, conforme crecen, van adquiriendo una mayor sensibilidad que, además, está facilitada, para aprender a través del gusto, el tacto y el olfato.

Niño aprendiendo liderazgo.

El periodo sensible de los objetos pequeños (de 1 a los 6-7 años)

Durante estas edades tienen un interés especial por los objetos pequeños y muestran una mayor necesidad de prestar atención a los detalles.

El periodo sensible de la vida social (desde la vida en el útero hasta los 6 años)

Esto se refiere a la necesidad que tienen los niños de relacionarse con sus iguales, además del proceso de adquisición de las normas, que son importantes para una buena convivencia en la sociedad.

Respecto a la mente absorbente…

Como has podido ver, la mente absorbente es un concepto que introdujo María Montessori para referirse a la especial capacidad mental de los niños en ciertas edades. Los pequeños, dependiendo de la edad que tengan, tienen un interés diferente hacia los estímulos de su alrededor. Al igual que su capacidad de absorción, su mente absorbe dependiendo de las necesidades que tienen a lo largo del desarrollo.

Por eso, es importante que los métodos educativos que se utilicen con los niños no solo fomenten el desarrollo de sus capacidades intelectuales, sino que favorezcan los aprendizajes y se adapten a cada periodo sensible.

Te podría interesar...
La obediencia según Montessori
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
La obediencia según Montessori

La obediencia según Montessori no tiene que ser algo impuesto, sino que que debe ser algo natural que fluya de los niños y obedezcan porque lo sien...



  • Poussin, C. (2017). Montessori explicado a los padres. Plataforma editorial: Barcelona.
  • Durante, V. y Fábregas, M. (1998). La formación de hábitos. Bases para un trabajo libre y organizado en el aula de educación infantil. Recuperado 23 de abril de 2018. Disponible en http://www.waece.org/biblioweb07/pdfs/d036.pdf.
  • Montessori, M., & Bofill, M. (1986). La mente absorbente del niño. México: Diana.