Mamá, recuerda esto cuando sientas o te digan que no haces nada durante todo el día

Ser mamá a tiempo completo es un trabajo poco reconocido; pero, sin lugar a duda, es una de las labores más gratificantes que pueden existir en la vida.
Mamá, recuerda esto cuando sientas o te digan que no haces nada durante todo el día

Última actualización: 26 julio, 2022

El trabajo de ser madre es uno de los más infravalorados. Y aunque poco a poco comienza a reivindicarse la gran labor que cumplen las amas de casa, aún queda mucho por avanzar. Mamá, recuerda esto y no te sientas mal cuando te digan que no haces nada durante todo el día. Mejor reconoce tu valor y no permitas que ajenos cuestionen tu esfuerzo.

Desde la primera hora de la madrugada hasta la última del anochecer, el trabajo de una mamá nunca termina y los hijos suelen absorber la totalidad de la energía de las mujeres. Dedicarse al cuidado del hogar y de los pequeños está lejos de parecer unas vacaciones. Y todas las personas deberían ser conscientes de ello para no generar comentarios malintencionados.



Nunca digas que un ama de casa no hace nada durante todo el día

Es una situación lamentable cuando en una charla se oyen expresiones como: “ser ama de casa debe ser tan fácil, todo el día se descansa con los hijos” o “cuidar a los niños es tan sencillo, no haces nada durante todo el día”. Dos frases cargadas de desinformación y apatía que ponen sobre la balanza el valor de las mujeres que deciden por cuenta propia dedicarse a la crianza de los hijos.

Las casas no se limpian solas y el cuidado del hogar requiere de grandes esfuerzos físicos, por lo que dale la importancia que se merece y no permitas que te digan lo contrario.

El hecho de que algunas mujeres deban salir de sus hogares para cumplir con un horario laboral no significa que su papel maternal sea mejor. Comparado con el de aquellas que invierten la mayoría de su tiempo en la educación y el acompañamiento de sus hijos. Mamá, recuerda esto, pues ambas hacen todo lo que está a su alcance para brindarles a los niños su amor incondicional.

No obstante, es algo habitual que los comentarios llenos de machismo interiorizado se repitan contra las madres que permanecen con sus pequeños. Incluso contra aquellas que teletrabajan, como si el hecho de estar en el hogar significara que el trabajo realizado es más sencillo y menos extenuante.

Mamá, recuerda esto cuando te digan que no haces nada

Para algunas personas quedarse en la casa al cuidado de los niños es una labor sumamente sencilla. Sin embargo, esos pensamientos provienen por lo general de mujeres y hombres solteros. Ya que desconocen por completo el acompañamiento especial que brinda una madre a su hijo durante sus primeros años de vida.

Solo las madres que viven en carne propia los retos que conlleva la maternidad responsable son conscientes de su gran labor diaria. Pues todos los días se levantan en pro de su hijo, lo alimentan, lo bañan, lo cuidan, lo instruyen y están presentes para brindarles su cariño y compañía en todo momento.

Cuando las mujeres deciden teletrabajar y cuidar a sus hijos desde el hogar, la ayuda de la pareja se hace fundamental para lograr cumplir todos los objetivos.

Algunas, incluso, sacrifican sus carreras temporalmente solo para ver a sus hijos crecer y ser uno de los pilares fundamentales en sus vidas. Lo que las convierte en maestras de vida que, a través del diálogo, los juegos y el amor materno, inculcan lecciones y valores que durarán para siempre.

Además, no todo son risas y diversión en la crianza de los hijos. Está comprobado que las mamás que se quedan en casa reportan índices más altos de depresión y tristeza. Permanecer al cuidado del hogar y de la familia está lejos de ser un trabajo relajante y poco exigente. Todos los días se presentan nuevos retos que deben saberse superar para pensar en el bienestar físico y emocional de los niños.



Aunque sientas que no haces nada durante todo el día, en realidad haces demasiado

Aparte de las implicaciones que conlleva estar con los hijos todo el tiempo, la gran mayoría de las mujeres también cuidan del estado de su hogar. Lo que hace que, además de su trabajo como madres, deban ejercer también de ama de casa y procurar tenerla limpia. Algo que no todas las personas son capaces de reconocer y apreciar.

Y es que, ya sea porque no se tenga hijos o porque se cuenta con alguien más que cuida de ellos mientras se trabaja presencialmente, creer que una mujer que se dedica a la crianza de sus pequeños tiene una vida más sencilla es una gran mentira que denigra el trabajo doméstico y replica pensamientos de opresión.

Así que mamá, recuerda esto la próxima vez que sientas o te digan que no haces nada durante todo el día. Piensa en la gran labor que desempeñas en la vida de tus hijos y reflexiona sobre todo el tiempo, el cariño y la dedicación invertida. No dejes que comentarios malintencionados minimicen tu valor.

Te podría interesar...
Yo no perdí nada al ser mamá: me hice más fuerte
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Yo no perdí nada al ser mamá: me hice más fuerte

Ser mamá responde -casi siempre- un elección personal, es un reto que asumimos con todos los costes y que aceptamos como lo mejor que nos ha ocurri...