Madres con falta de energía, ¿qué hacer?

Óscar Dorado · 15 febrero, 2019
Si eres una de esas mamás que se siente fatigada, posiblemente sea porque no sigues los consejos adecuados. En el siguiente artículo te contamos todo lo que debes saber.

Ser madre es una preciosa experiencia, aunque muy agotadora. Y es que la llegada de un niño trae consigo un aumento notable de la actividad para las mamás, lo que provoca que muchas se sientan exhaustas. Por ello, en este artículo vamos a hablar de aquellas madres con falta de energía con el objetivo de aportar algunos de los mejores consejos para combatir el cansancio.

Como podrás imaginar, estar todo el día centrada en otras personas es muy agotador. A pesar de que sea un privilegio ser madre y una alegría sacrificar el tiempo y las fuerzas por los más pequeños, los efectos de este esfuerzo extra por garantizar el bienestar de los hijos pueden acumularse.

Por si esto no fuera poco, muchas madres también deben conciliar la vida personal con el trabajo, lo que requiere un tiempo de adaptación para asimilar todos los cambios asociados a la experiencia de ser mamá.

De hecho, es posible que hayas adquirido superpoderes para lograr hacer una llamada telefónica, cambiar un pañal y sostener a un bebé al mismo tiempo. Si bien es cierto que es útil porque te permite llevar a cabo muchas actividades al mismo tiempo, verdaderamente esto explica el hecho de que estés tan ocupada que no tengas ni tiempo para relajarte y descansar.

Tu mente está abrumada con pensamientos de tu lista de tareas, pero tu cuerpo está clamando por tener algo de descanso. Si esto te sucede, no debes preocuparte en exceso ya que, si sigues algunos consejos para madres con falta de energía, podrás minimizar tus esfuerzos y conseguir mejores resultados. ¡Toma nota y descúbrelos a continuación!

Los mejores consejos para madres con falta de energía

1.-Respira profundamente

En primer lugar, te recomendamos tomar algunas respiraciones profundas, ya que se trata de un ejercicio poderoso y muy beneficioso. Y es que, cuando estás en una situación de estrés, es fácil olvidar lo bien que te puedes sentir al realizar una respiración profunda. Es cierto que lleva algo de práctica, pero permite que tu ritmo cardíaco y la presión arterial disminuyan, lo que te dejará un poco más relajada.Madres con falta de energía.

2.-Duerme cuando puedas

Dormir no es un lujo, es una necesidad, especialmente para las mamás. Por lo que te recomendamos que trates de dormir lo máximo posible. Por ejemplo, si puedes dormir la siesta cuando tu bebé duerme, hazlo. Sabemos que no siempre resulta sencillo, aunque añadir unas pocas horas de sueño pueden proteger tu nivel de serotonina y marcar la diferencia a la hora de combatir el agotamiento, de hacerte feliz y recuperar energía.

De hecho, puede que no lo parezca mucho, pero vale la pena tener incluso un descanso de unos pocos minutos. Dormir la siesta, por lo menos 20 minutos al día, mejora el estado de alerta y el rendimiento sin que esto afecte al sueño nocturno. Además, para mejorar el sueño, te sugerimos que, en lugar de poner al bebé en otra habitación, coloques la cuna junto a tu cama. ¡Seguro que te hará sentir mucho más tranquila!

3.-Recuerda tus prioridades

En ese momento en el que te sientas fatigada recuerda lo que es más importante para ti. Una vez hayas llevado a cabo tu lista de prioridades, te permitirá sentirte más relajada y conocer aquellas actividades que realmente merecen especial atención. Cuando tengas esta lista actualizada, podrás dejar todas aquellas tareas con menor importancia para el día siguiente.

4.-Toma conciencia de cuánta energía personal tienes

Por último, debes tomar conciencia de cuánta energía tienes. Esto implica prestar atención a cómo se siente tu cuerpo y cuánta actividad has tenido durante el día. Esto implica mirar hacia atrás y darse cuenta de lo que te afectan las emociones. Teniendo en cuenta que las emociones afectan tu energía personal, quizás la inteligencia emocional te sirva para gestionar mejor tu energía personal.Madres con falta de energía.

Asimismo, si te sientes mal, quizás sea porque estás cansada o tensa por algún aspecto de tu vida. No tengas ninguna duda de que cuando eres consciente de la cantidad de energía que tienes, en realidad esto te da un pequeño impulso. Afortunadamente, cuando te das cuenta de que tu energía es un poco baja, tiendes a disminuir un poco la cantidad de trabajo que llevas a cabo.

Como has podido observar en este artículo, hay muchas maneras de combatir el cansancio para madres con falta de energía. Así que, ¿a qué estás esperando para poner en marcha algunos de nuestros tips? ¡Estamos convencidos que tu cuerpo y mente lo agradecerán!