Los grupos de amigos cerrados en el colegio

Mervis Romero · 4 marzo, 2019
La amistad forma parte crucial del desarrollo emocional del niño. Los ayuda a ser independientes, tomar decisiones y mantener relaciones que los marcan de por vida. Todo comienza en el colegio con grupos de amigos cerrados, que moldean su comportamiento de una forma distintiva.

La confianza y autonomía de un niño crece a partir de las amistades. Los primeros amigos se consiguen en el colegio, donde el pequeño aprende lo que significa compartir y establece relaciones fuera del círculo familiar. Los grupos de amigos cerrados en la etapa escolar tienen una influencia particular en ellos.

¿Qué es un grupo de amigos cerrado?

En la escuela, las llamadas camarillas o grupos de amigos cerrados tienen intereses comunes, pero funcionan de forma diferente. Son pequeñas sociedades exclusivas, es decir, que cualquiera no puede ser parte de ella. Tienen líderes que deciden cómo se deben hacer las cosas y sus integrantes no pueden ser amigos de otros fuera del grupo.

Características del grupo de amigos cerrado

Las camarillas tienen ciertas diferencias con los grupos de amigos tradicionales. Y es que los grupos de amigos cerrados tienen dinámicas sociales más específicas. Se reservan el derecho de admisión: son excluyentes. El jovencito que no cumpla las normas establecidas corre el riesgo de ser rechazado y expulsado del grupo. Incluso, suelen vestirse de forma que se identifican como miembros de un equipo separado.

Consecuencias negativas para el niño

Los niños que forman parte de un grupo de amigos cerrado en el colegio sufren la presión de seguir las estrictas normas. Se identifican por una jerga y vestimenta particular y, en ocasiones, se les presiona para participar en actividades dudosas, como acosar a otros en Internet. Si no lo hacen, pueden ser blanco de burlas y violencia física por parte de sus compañeros.

El temor a ser expulsado del grupo de amigos cerrado genera en el niño la ansiedad por encajar. Para ser parte de esa micro sociedad, se ven forzados a vestir ropa de marca y tomar acciones que los haga populares. Esto es más notable a partir del 4º y 5º grado de primaria, en la preadolescencia.Los grupos de amigos cerrados en el colegio.

Problemas que causan los grupos de amigos cerrados

El deseo de destacarse es muy fuerte en los niños que comienzan la adolescencia. El pertenecer a un grupo cerrado de amigos puede hacer que el niño se vuelva antisocial. Por lo general, el pequeño puede tener:

  • Sentimientos encontrados y conflictos emocionales por la difícil decisión de hacer lo correcto o incorrecto.
  • Presión para cambiar su aspecto y personalidad.
  • Amenazas para seguir reglas malsanas, como discriminación hacia otros niños.
  • Coacción para participar en pequeños actos delictivos.
  • Soledad, angustia o depresión.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo?

Lo primero que debes hacer es conocer a los amigos de tus hijos en el colegio. Investiga un poco cómo se relaciona con ellos, qué actividades hacen juntos. Trata de conocer también a los padres de sus amigos y mantén comunicación constante con sus maestros. Familiarizarte con su entorno escolar te ayudará mucho a saber si tu hijo pertenece a un grupo de amigos cerrado.

Si notas que tu hijo sufre la presión por este tipo de amigos, habla calmada y sinceramente con él para tranquilizarlo y poner la situación en la debida perspectiva. Anímalo a que te cuente sus preocupaciones sin miedo a reprimendas. Presta atención a si cambia de actitud o hábitos en poco tiempo, esto puede ser señal de angustia. Enséñale a tus hijos que:

  • Los grupos de amigos cerrados siempre han existido.
  • El rechazo es parte de la vida y cuál es la mejor forma de manejarlo.
  • Existen relaciones de amistad saludables y amistades tóxicas.
  • Para triunfar no hay necesidad de dejarse manipular por otros.Los grupos de amigos cerrados en el colegio.

Formas prácticas de fomentar buenas amistades

Para que tu pequeño entienda que los grupos de amigos cerrados limitan su felicidad, puedes emplear métodos didácticos y llamativos, por ejemplo, mediante películas o cuentos que traten estos temas, donde los personajes salen adelante a pesar de las dificultades. Háblale sobre casos similares de otros niños y cuáles han sido los resultados.

Así pues, ayuda al niño a expandir su círculo de amigos en el colegio. Planea actividades extraescolares que tienen que ver con el deporte, el arte o los idiomas para ampliar el mundo de tus hijos y hacer que conozca a más gente.

En conclusión, este tipo de actividades abrirá los ojos del niño al mundo. Es muy saludable que aprenda a socializar en grupos de amigos flexibles, con personas de diversos orígenes, condición social e intereses. Tu buen ejemplo como padre es primordial. Esta interacción formará en tu hijo valores de amistad, compasión, empatía, cooperación y respeto.

  • Ortego, M. del C., Santiago, L., & María, Á. (2004). Los grupos. Ciencias Psicosociales, 1–19.
  • Rodríguez, J., & Mirón, L. (2008). Grupos de amigos y conducta antisocial. Capítulo Criminológico, 36(4), 121–149.