Los cambios hormonales en la adolescencia

Óscar Dorado 1 marzo, 2018
Descubre cómo afectan los cambios hormonales en una de las fases más inestables del desarrollo humano. El paso de la infancia a la adultez supone transformaciones enormes desde todo punto de vista, por lo que los vaivenes y las dudas estarán a la orden del día.

Los cambios hormonales en la adolescencia alteran el camino hacia la madurez. Se debe considerar que la adolescencia es un período en el que los jóvenes se desarrollan y acaban definiéndose como personas. 

Se trata del paso de la infancia a la vida adulta y es un momento de continuo desarrollo personal y emocional.

La Organización Mundial de la Salud (OMSdefine la adolescencia como la etapa comprendida entre los 10 años y los 19 años. Se considera que tiene dos fases: la adolescencia temprana, de los 10 hasta los 14 o 15 años; y la adolescencia tardía, de los 15 a los 19 años.

Durante esta fase de crecimiento, aparecen los famosos, típicos y continuos cambios hormonales en la adolescencia. Estos se manifiestan de forma evidente en una transformación física y psicológica.

Tipos de cambios hormonales en la adolescencia

Cambios fisiológicos

La mayoría de los cambios físicos observados durante la adolescencia son resultado de los cambios hormonales. Las alteraciones corporales observadas en ambos sexos incluyen:

  • Brotes de crecimiento.
  • Aumento de la suduración.
  • Aparición de problemas de acné.
  • Crecimiento del vello púbico y axilar.

Cambios emocionales

La adolescencia es un momento de la vida en el que suceden las transformaciones emocionales y psicológicas. Los adolescentes se preguntan constantemente sobre su identidad y sienten una creciente necesidad de independencia.

Durante el desarrollo de los cambios hormonales en la adolescencia y sus consecuencias, las amistades también se vuelven más importantes, ya que la presión grupal aumenta. 

Debes estar prevenida: sus continuos cambios de comportamiento multiplicaran los focos de conflicto en casa.

Los cambios hormonales en la adolescencia producen alteraciones en el cuerpo de las mujeres.

Desarrollo sexual

Uno de los aspectos que más afecta a tu hijo durante esta fase es la madurez sexual. La adolescencia es el período en el que los jóvenes son más conscientes de su sexualidad.

Además, tendrá las primeras experiencias sexuales, por lo que no vendría mal una charla de los padres para concienciar sobre el asunto.

Egocentrismo y cambios de ánimo

Los cambios hormonales en la adolescencia pueden provocar que tu hijo sienta que tiene muchos problemas y, en consecuencia, que pase por diversos estados de ánimo. En esta etapa de formación personal, la influencia social es muy grande para él o ella.

Por ende, el joven ya no se contenta con las creencias de sus padres y busca forjar sus propias opiniones. El chico vivirá en primera persona situaciones que configurarán su opinión ante diversos aspectos de la vida.

Diferencia entre chicos y chicas

Los cambios hormonales se manifestan de manera distinta en los chicos y las chicas. En el caso de los varones, se producen las siguientes transformaciones:

  • Ensanchamiento de los hombros y torso.
  • Transformación de la voz.
  • Desarrollo del cabello y el vello.
  • Desarrollo genital y sexual.

En lo que respecta a las chicas, el desarrollo de los senos, el comienzo de la menstruación y el ensanchamiento de las caderas son algunas de las alteraciones más destacados.

“La juventud es el momento ideal para que tu hijo consolide su identidad sexual y que se sienta a gusto con ella”

Consejos para los padres

Los cambios hormonales en la adolescencia de nuestros hijos plantearán a los padres nuevos protocolos de actuación. Se trata de una época en la que los jóvenes resienten la protección excesiva.

Como madre vas a ser, junto a tu marido, la persona que más sufrirá el comportamiento de tu hijo durante esta etapa de alteraciones hormonales. Es posible que los enfrentamientos verbales se vuelvan algo habitual. Trata de ponerte en su lugar y ten en cuenta su punto de vista para evitarlos.

Para armonizar la vida familiar durante este período tan delicado es importante que, como madre, seas atenta, abierta y empática.

La crisis de identidad en la adolescencia.

Tu confianza en él lo hará sentir importante

A pesar de que tu hijo exija y exprese la necesidad y el sentimiento de independencia, debes estar presente y lista para echar una mano. Esto fortalecerá el vínculo de confianza y promoverá las reconciliaciones.

Entonces, interésate por sus obligaciones, sus amistades y las cosas que le conciernen o que son parte de su vida cotidiana. Estos detalles te ayudarán a comprender algunas de las actitudes de tu hijo. Igualmente, es posible que detectes algún otro comportamiento anormal, también fruto de la adolescencia.

Compartir la opinión con otros padres te ayudará para tener una perspectiva más amplia de las situaciones. Siempre recuerda la fase de su vida que atraviesa y ten en cuenta que su amor por ti, más allá de los enfados, nunca cambiará.

Te puede gustar