El crecimiento en los chicos, ¿hasta qué edad crecen?

Pocas cosas más satisfactorias para una madre o un padre que ver cómo su hijo madura y atraviesa cada etapa de la vida. ¿Conoces en qué momento se considera que los varones han alcanzado la madurez física?
El crecimiento en los chicos, ¿hasta qué edad crecen?

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 14 abril, 2022

Desde su nacimiento hasta el final de la adolescencia, el crecimiento se produce casi de manera ininterrumpida en los jóvenes. En este sentido, son varios los factores que pueden influir en su desarrollo y muchos los aspectos de su vida que determinarán hasta qué edad crecen los chicos.

En primer lugar, es necesario aclarar que, si bien la altura es un elemento fundamental y quizás el más relevante al hablar del crecimiento de un niño, no es el único. También podemos incluir aquí el aumento de peso, el incremento de la masa muscular y cambios físicos, como los que ocurren en la pubertad.

Teniendo en cuenta esta aclaración, procederemos a detallar cuáles son los motivos por los que un varón crece hasta la edad que lo hace. Además, profundizaremos sobre cada una de las fases de este desarrollo.



Factores que determinan el crecimiento de un niño

Como mencionamos previamente, son distintas las características innatas y externas que moldearán el desarrollo de un infante o adolescente. Por supuesto, estas pueden ser tanto positivas como negativas. A continuación, enumeramos los aspectos más determinantes que influyen en este proceso:

Sexo

El crecimiento de los niños no se da de la misma manera que el de las niñas. Esto tiene que ver con cuestiones genéticas: la divergencia de hormonas en cada uno de ellos hace que algunas etapas —como el famoso ‘estirón de la pubertad’— se den antes que otras.

Concretamente, la regla general es que los niños llegan a medir más que las niñas. No obstante, las mujeres alcanzan la fase definitiva de su crecimiento antes que los hombres.

Genética

Los genes son grandes protagonistas en este proceso. Por eso, es muy probable que ciertas etnias o personas de una determinada región geográfica —como aquellas que viven en zonas altas— presenten características innatas que favorezcan o disminuyan su crecimiento.

El déficit de la hormona del crecimiento se detecta mediante controles regulares.

Alimentación

Por supuesto, una ingesta nutritiva saludable y equilibrada —no excesiva— es central en el crecimiento. En los países con condiciones de vida que no son las adecuadas, los niños pueden presentar cuadros de desnutrición que comprometen seriamente su maduración física.

Descanso

¿Sabías que la hormona del crecimiento, llamada somatotropina, se genera durante el sueño? Es por eso que es tan importante el dormir. También es la razón por la que los pequeños necesitan dormir más que los adultos. Se trata de una necesidad del propio cuerpo para cumplir con los procesos básicos característicos de esta etapa. Por lo tanto, es sumamente aconsejable cumplir con este requisito como es debido.

Deporte y salud

La actividad física, sea mediante el juego o el deporte, favorece la generación de células óseas y estimula el crecimiento y fortalecimiento muscular. En cambio, algunas enfermedades, que hasta pueden llegar a ser crónicas —cardiopatías, celiaquía o déficit de la hormona del crecimiento, por ejemplo— tienen el efecto contrario. Es decir que, si un niño las padece, de seguro esto se verá reflejado en su tamaño.

“El crecimiento de los niños no se da de la misma manera que el de las niñas. Esto tiene que ver con cuestiones genéticas”

¿Hasta qué edad crecen los chicos?

Siempre y cuando ninguno de los factores anteriores se encuentre en una condición que no sea la ideal, existe una edad considerada ‘normal’ que fija un tope en el crecimiento de los chicos. Este proceso de maduración suele finalizar entre los 18 y 21 años de edad. A esta altura, además del estirón que casi habrá conformado su talla definitiva, el joven habrá experimentado las siguientes alteraciones físicas en su cuerpo:

  • Cambios en la voz.
  • Ganancia de peso.
  • Músculos más grandes y fuertes.
  • Aparición de vello corporal, facial y púbico.
  • Maduración de los órganos sexuales, acompañada de los primeros deseos sexuales

Etapas del crecimiento de los niños

La maduración de un chico se da, claramente, de manera gradual. En los primeros años de vida, se produce sobre todo un crecimiento motor y cognitivo: el niño aprende a moverse, expresarse y relacionarse con el mundo. Durante la niñez, se alternan períodos de ‘estancamiento’, que a menudo suelen despertar preocupación en los padres, con otros de crecimiento rápido. De todos modos, se trata de algo natural.

¡Hasta qué edad crecen los chicos?

La fase más marcada de cambios llega durante la pubertad, que en los niños ocurre entre los 10 y los 15 años. Es aquí cuando comienzan a tener lugar algunos de los cambios físicos detallados en el punto anterior; el paso a la adultez habrá comenzado ya.

El crecimiento establece una relación entre el sistema neuroendocrino y el óseo, al tiempo que varias hormonas participan: la del crecimiento o GH y la somatostatina. Esta última es responsable del crecimiento longitudinal.


Te invitamos a leer El estirón de la pubertad


El aumento de talla durante el estirón incidirá en el 25% de la talla adulta y durará entre 2 y 2,5 años. La velocidad del crecimiento es variable según el sexo, y oscila de 5 a 11 cm por año en la chicas con pico de crecimiento a los 12. Y de 6 a 13 cm por año con el pico a los 14 en los chicos.

En total, las chicas crecerán entre 20 a 23 cm y los chicos de 24 a 27 cm.

En los varones el crecimiento tendrá tres fases: la primera de 12 a 15 años con una elevada tasa de crecimiento. Luego de 16 a 18 cuando también crecen a la vez que incrementan la masa ósea. Y una última, de 18 a 21, de crecimiento ralentizado.

Entre los factores que aumentan el crecimiento, como lo mencionábamos arriba, se encuentra la actividad física. En efecto, los músculos por la acción de fuerzas externas e internas se contraen, igual que los tendones que se insertan en los huesos.

De modo que, según leemos en este artículo, dentro de los baremos biológicos, “el aumento de la tensión o de la compresión acelera el crecimiento, mientras que por debajo de los límites fisiológicos el crecimiento puede verse disminuido o incluso detenido.”

Finalmente

Al término de la adolescencia, el desarrollo comienza a ser cada vez más lento. Llegados los 20 o 21 años, el joven habrá finalizado su proceso de crecimiento. Lógicamente, esto puede adelantarse o demorarse un poco, ya que no existen dos organismos iguales.

En última instancia, no se puede soslayar el aspecto psicológico y emocional del proceso. La maduración despertará dudas en los jóvenes: es importante que la palabra sabia de los padres aporte tranquilidad y confianza en esta fase repleta de transformaciones e incertidumbres.

Te podría interesar...
Pubertad: la edad que más temen los padres
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Pubertad: la edad que más temen los padres

La pubertad es la edad en la que el cuerpo de los seres humanos pasa de la niñez al principio de la adultez. Es un período de transición.