Los cambios en la preadolescencia ¿cómo puedo ayudar a mi hijo?

Mervis Romero · 23 enero, 2019
La etapa de transición entre la niñez y la adolescencia comienza aproximadamente desde los 8 a los 14 años de edad. Los cambios en la preadolescencia son complicados, no solo para los niños sino también, para los padres.

En el proceso de la preadolescencia, los niños cambian de humor con rapidez, se aburren con facilidad y se molestan por todo. Ellos no saben cómo gestionar las alteraciones producidas por el crecimiento y el desarrollo de la personalidad. Así que, padres, deben estar preparados para hacer frente a los cambios en la preadolescencia que, con seguridad, experimentarán sus pequeños.

15 características que definen a los preadolescentes

Los hábitos que debe tener un niño al llegar a la adolescencia le ayudarán en su convivencia y relación con los demás.

Por lo general, las características que presenta un niño por los cambios en la preadolescencia son:

  1. Es bastante extrovertido y hablador.
  2. De vez en cuando, tiene comportamientos infantiles.
  3. Hace travesuras y es inquieto.
  4. No se aísla. Sabe llevarse bien con personas que no son parte de su familia.
  5. Se comporta con rebeldía.
  6. Entusiasta y apasionado por lo que le gusta.
  7. Le gusta investigar, explorar y descubrir.
  8. En general, es alegre y risueño, aunque con constantes cambios de humor.
  9. Posee gran confianza y seguridad en sí mismo.
  10. Quiere ir siempre con la moda.
  11. Reconoce y cumple con sus deberes y obligaciones.
  12. Protesta con sinceridad por lo que no le gusta o considera injusto.

Cómo perciben los preadolescentes el mundo

Los cambios en la preadolescencia habitualmente afectan la visión que tienen los niños del mundo que los rodea. Ya no admiran tanto a los adultos, como sus padres o maestros. Aunque, su afecto por los padres no ha disminuido, les buscan defectos.

De ahí que muchas veces los preadolescentes respondan con groserías. Si decir la verdad les trae problemas, puede que opten por mentir. Las niñas expresan su interés por el sexo opuesto. Y los niños, sin embargo, las ven aburridas y cursis.

Tipos de cambios en la preadolescencia

El cuerpo de tu hijo experimenta una transformación, en la que se prepara para la llegada de la adolescencia. Entre los cambios más importantes que sufre su cuerpo, están:

Emocionales

Los niños pueden aprender a controlar sus emociones con el ejemplo de ustedes, padres. Además, van madurando a medida que les enseñas. Por tal motivo, debes ser abierto y sincero con tus hijos. Exprésale tus sentimientos, dándoles a conocer tus dudas y temores. De esta forma, también les enseñas a ser pacientes con otros.

Físicos

Los cambios que experimentan, se deben a la aparición de características necesarias para la transformación en persona adulta. Aunque los cambios en la preadolescencia, con respecto a lo sexual no son tan notorios, se puede apreciar:

  • En las niñas aparece el botón mamario. El cual se presenta con una pequeña elevación de la mama y del pezón. Unos meses después, aparece el vello púbico. Experimentan un crecimiento abrupto a tal punto que a los 12 años han alcanzado su máxima estatura. En esta etapa, a las niñas, les aparece el acné.
  • En el caso de los niños, se produce el agrandamiento de los testículos. Y poco después, aparece el vello púbico y axilar. Se aprecia el aumento de la masa corporal de manera gradual, y alcanzan la estatura máxima a los 14 años. Al igual que en las niñas, les comienza a salir el acné.

Sociales

El niño empieza a adquirir una identidad de sí mismo, lo que lo lleva a autoidentificarse en su entorno. Se preocupa por la imagen que proyecta ante los demás, por lo que se frustra cuando no cumple sus propias expectativas.

Su forma de percibir y relacionarse con otros, cambia al despegarse de su núcleo familiar. Esa es la causa de que reclamen mayor independencia. Quiere crear nuevas amistades y tener mayor participación en otras actividades. Siente la necesidad de formar parte de círculos y grupos, para tener mayor contacto social.

Psicológicos

El desarrollo intelectual produce en el niño comportamientos contradictorios. Ello se debe al choque de pensamientos infantiles con los que son cercanos a los propios de una persona adulta. Empieza a percibir y preocuparse por las consecuencias futuras de sus actos. La percepción del tiempo y su capacidad cognitiva irán variando.

Los cambios biológicos, transformarán su forma de pensar en la sexualidad, así que aparecen inseguridades y miedos en su desarrollo.

La negatividad con su cuerpo

Uno de los problemas que se presentan los preadolescentes en esta etapa, es la insatisfacción con su cuerpo. Esto lleva a muchos a adoptar conductas alimentarias poco saludables o dietas extremas. De ahí que sean tan comunes los malestares gastrointestinales, problemas en el desarrollo óseo, fatiga, crecimiento tardío y retraso en la pubertad.

Los factores que contribuyen a esta insatisfacción, son los medios de comunicación y los modelos que fijan como norma. Además, influye la percepción del niño en cuanto a la alimentación y al peso de sus familiares. Otro factor puede ser la importancia que el niño le dé a su apariencia. Este es resultado de la atención que le da a las críticas y burlas que le hacen.

En definitiva, estos cambios en la preadolescencia afectan la forma en que el niño ve el mundo y el futuro. Incluso, estará más consciente del efecto que causan sus acciones, pero este es solo el comienzo de todo un proceso de tránsito hacia la adolescencia.

  • Cova, F.; Maganto, C.; y Melipillán, R. (2005). "Género, adversidad familiar y síntomas emocionales en preadolescentes", Psykhe, 14 (1): 34-51.
  • Krauskopf, D. (1999). “El desarrollo psicológico en la adolescencia: las transformaciones en una época de cambios”, Adolescencia y Salud, 1 (2): 23-31.
  • Tello, P. M. (1995). "Educación artística y preadolescencia", Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 24: 99-111.