Los 7 mejores juegos para niños

Los juegos para niños de consola y Smartphone ocupan gran parte de la atención de nuestros pequeños. No obstante, el excesivo uso y dependencia de los dispositivos electrónicos es algo contra lo que la mayoría de los padres luchan hoy en día.

Hay alternativas a convertirnos en padres prohibitivos. Te recomendamos que enseñes a tus hijos algunos de los juegos para niños a los que tú mismo solías jugar. De esta manera podrán incluso mejorar sus habilidades físicas y sociales de forma sorprendente.

Te dejamos una lista con los mejores juegos para niños que seguro reconocerás:

Quemados

En las películas americanas aparece siempre este juego como un castigo impuesto por el profesor de gimnasia. Sin embargo, es un juego que ofrece la cantidad de adrenalina y el contacto físico adecuados para niños de más de 8 años. Se trata de eliminar a los miembros del equipo contrario tocándolos al lanzar el balón.

Si se juega con reglas, precauciones y con espíritu de equipo, la diversión está asegurada. De esta forma los pequeños perderán el clásico miedo al golpe de la pelota.

Estatua de marfil o la “R”

Se trata de uno de los juegos para niños más populares antes de que los Smartphone hicieran su aparición. Todo comienza con un chico que debe perseguir al resto grupo, cuando logre tocar a uno o más compañeros, estos deben quedarse estáticos.

Por lo general, el primero que es tocado termina luego por convertirse en el que persigue a los demás en una nueva ronda. El roce social que permite este entretenido juego es alto y permite que los niños más introvertidos hagan nuevos amigos al aire libre.

El avioncito

Los niños de los 70’ y 80’ vibraron con esta apasionada modalidad de diversión. Para este juego se necesita una tiza o piedra que permita “rayar” el suelo. Se debe dibujar el avión con las casillas enumeradas dentro de los cuales los pequeños saltarán.

La rayuela es un entretenido juego para niños

Para comenzar, lanzarán una piedra para saber hasta que casilla deberán saltar. Los niños deben saltar con un solo pie o dos según se establezca, eso sí, sin pisar las rayas o caerse. Los niños fortalecerán las piernas, sus saltos y trabajarán inconscientemente su equilibrio. Una actividad física muy divertida y amena.

Los bloques

La mayoría los conoce como “Legos”, debido a los productos de la marca más famosa de bloquecitos. No obstante, existe una infinidad de marcas que comercializan este tipo de juguetes que incentivan la creatividad y capacidad constructiva de los pequeños.

Son juguetes que permitirán a nuestros hijos ir más allá del simple dibujo infantil para construir sus ideas en pequeña escala. Entre sus variaciones, además de jugar libremente con ellos, puede haber instrucciones sobre lo que se debe elaborar.

Scrabble

Los juegos de mesa incentivan la competitividad sana entre los niños y el juego en familia. Pero quizás el Scrabble es el único que tenga la capacidad de cultivar el léxico y el conocimiento de palabras mientras los más pequeños se divierten.

Este juego de mesa es ideal para que los niños aprendan jugando sin siquiera ser conscientes de que lo están haciendo. Tanto el pensamiento numérico como el lenguaje se entrenan durante una buena partida de Scrabble. Aquel que cree palabras más creativas gana la partida.

Monopoly

Este es otro de los juegos de mesa más divertidos y conocidos a nivel mundial. El Monopoly consiste en ir escalando económicamente, comprando propiedades y cobrando impuestos a quienes pasan por las casillas en las que se invierte el dinero.

Aun cuando en la vida real el asunto tiene mayor complejidad, mediante el Monopoly los niños aprenden a distribuir y manejar “su dinero”. Y todo ello con la clara intención de obtener ganancias monetarias. Con la orientación adecuada, se puede obtener un valioso aprendizaje para los pequeños.

Los juegos de mesa ayudan a los niños a desarrollar sus capacidades cognitivas

El escondite: el gran clásico de los juegos para niños

No se necesitan juguetes, utensilios o gastar dinero en entretenimientos cuando se pone en marcha uno de los juegos para niños más antiguos. No hay límites de edad o entendimiento, hasta los más pequeños de la casa saben cómo se juega.

A través de esta actividad los chicos corren y desarrollan su instinto de supervivencia. Además, aprenderán los números de manera fácil cuando les toque contar para encontrar al resto de sus compañeros. Después de todo ¿a qué niño no le gusta esta aventura?

Como puedes ver, existen múltiples formas de pasar ratos inolvidables y divertidos en familia, con amigos, en casa y al aire libre. Es responsabilidad de los adultos motivar a los pequeños a mantener estas tradiciones, que además contribuirán seguro a lograr un crecimiento saludable.

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar