Todo lo que debes saber sobre los test de embarazo

Amanda 10 junio, 2017

Los test de embarazo nos acompañan hace muchos años. Es la principal herramienta que utilizamos para diagnosticar un posible embarazo. Este aparato es popular en todo el mundo, los hay en diferentes presentaciones y muchísimas marcas los auspician. Sin embargo, ¿qué sabemos sobre los test de embarazo? ¿Cómo funcionan? ¿Cuán efectivos son?

En la mayoría de los casos, este dispositivo acierta en su resultado. Se encarga de medir el nivel de la  hormona hCG. La presencia de esta hormona en la orina, es un resultado más que evidente de embarazo. No obstante, la confirmación de la gestación debe hacerse por la vía del análisis sanguíneo.

Algunas mujeres saben muy bien cómo se usa este test, pero no todas pueden decir que conocen su funcionamiento. Además, la mayoría de nosotras quizá lo desconozca del todo, en cualquier caso, a continuación te contamos todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué es un test de embarazo?

Se trata básicamente de un dispositivo en forma de varilla, bastante parecido a un termómetro. Lo empleamos una sola vez, porque es desechable. Se usa para detectar la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (hCG) en la orina humana.  La hCG solo se presenta ante casos de embarazo, pues su función se halla en la formación de la placenta. Si no pueden encontrarse muestras de la hormona, es porque no hay embarazo.

Los principales test de origen comercial, pueden ser adquiridos fácilmente en las farmacias. No se necesita receta para comprarlos, y debido a su facilidad de aplicación son de gran consumo. Pese a su efectividad de más 99%, una aplicación incorrecta de la prueba puede invalidar el resultado.

¿Cuándo es conveniente utilizar el test de embarazo?

No hay contraindicación para utilizar el test de embarazo. Sin embargo, su uso indiscriminado tampoco es aconsejable. Se recomienda básicamente que sea aplicado cuando consideremos un retraso real de la menstruación. En este sentido, se cree que se requieren un par de semanas tras la concepción, para que finalmente aparezca la mencionada hormona en la orina.

Si estás consciente de no haber tenido cuidado durante la relación sexual, y existen posibilidades claras pruebas de embarazo según tu calendario, es tiempo de aplicar el test. No obstante, es necesario exclusivamente que haya sospecha, no hacemos nada con probar por curiosidad.

¿Cómo aplicar el test de embarazo?

 

Una vez que identifiquemos una verdadera probabilidad de estar embarazadas, podemos adquirir la prueba en cualquier farmacia. Aunque podemos realizarla a cualquier hora del día, lo más recomendable es utilizar  la primera orina de la mañana.  En este momento, es cuando mayor acumulación de la hormona puede haber.

Se recomienda aplicar el test apenas nos levantemos, además, debemos evitar consumir mucha agua antes, para no diluir la concentración de la hCG. La dilución de la hormona, o la manera en que tomamos la muestra, puede reducir la fiabilidad.

El dispositivo tiene dos extremos, uno con una pequeña pantalla y otro más plano. La idea es que la orina tenga contacto con la parte plana. Podemos orinar encima de este, pero corremos el riesgo de dañar la pantalla. Por lo tanto, la mejor opción es colocar la orina en un recipiente limpio e introducir en este el test en posición vertical. Dejamos el aparato allí de 5 a 10 segundos.

Una vez tomada la muestra, procedemos a colocar el test de embarazo sobre una superficie plana. Es preciso esperar a que haga su trabajo por unos 5 minutos, después de dejado en la mesa.

Lectura de resultados

 

Si hemos terminado de realizar el proceso, el resultado de la pantalla puede ser el siguiente.

  • Se identifica porque se perciben dos líneas paralelas de color. En una zona llamada (C) que es de control, y en la zona llamada (T) que significa test. Si las dos zonas tienen una línea, resulta que estás embarazada. Si la hormona es muy concentrada, la intensidad de color en (T) es mucho más fuerte
  • Solo se observa una línea en la zona de control, mientras que en la del test, no hay nada. Esto significa que no hay embarazo.
  • Inválido. Un resultado puede considerarse inválido cuando no aparece la línea correspondiente a (C). entonces es necesario repetir la prueba. La muestra inválida sucede generalmente por incorrecta aplicación, por no haber seguido las instrucciones o no haber suficiente orina en el test.

Tipos de test

 

El test de embarazo por medio del análisis de orina, puede encontrar en al menos dos versiones. El primero, lo acabamos de describir, se trata del método clásico, del cual se encuentran en todas las farmacias.

El segundo, también consiste en leer la presencia de la hormona hCG, pero varia la forma de informar el resultado. Este no solo te indica que estas embarazada con la palabra escrita en pantalla, sino que además te dice de cuantas semanas. El test con estas características, es más costoso y más difícil de encontrar en stock.

 

Te puede gustar