La técnica del mapeo social en la educación

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
2 mayo, 2019
Para mejorar la educación en las escuelas, es importante conocer las ideas y opiniones del alumnado. A continuación te explicamos cómo hacerlo utilizando la técnica del mapeo social.

Existen diversas técnicas participativas que se pueden llevar a cabo en los colegios. Una de ellas es el mapeo social. Es importante que conozcas esta metodología innovadora, por ello, hemos elaborado este artículo sobre la técnica del mapeo social en la educación.

Actualmente, se defiende un modelo de escuela inclusiva centrado en atender equitativamente a cualquier tipo de alumnado. Además, este tipo de educación también tiene el objetivo de lograr que los estudiantes participen activamente en los ámbitos de la vida escolar. En este sentido, el mapeo social es una forma de conseguir llegar a esta finalidad.

¿Qué es el mapeo social?

El mapeo social es una técnica que permite construir el conocimiento integral de un lugar a partir de la participación y el compromiso de la sociedad. De modo que se pude considerar una herramienta de planificación y transformación social, puesto que sirve para visualizar conflictos, denunciar injusticias, llevar a cabo mejoras, etc.La técnica del mapeo social en la educación.

Según Barragán y Amador, existen tres tipos de mapas sociales:

  • Ecosistémico-poblacional. Tiene la finalidad de estudiar las relaciones territoriales entre la población y la naturaleza.
  • Temporal-social. Busca reconocer los cambios que se han dado en un lugar con el paso del tiempo, de modo que se puede comprender el presente y pensar en las posibilidades futuras de actuación para la mejora social.
  • Temático. Permite visibilizar problemas concretos del entorno que deben someterse a un proceso de transformación para ser solucionados.

El mapeo social en la educación

El mapeo social se puede poner en práctica en el contexto educativo, fomentando la creatividad y participación del alumnado. Los niños se convierten en los principales protagonistas del aprendizaje, mientras el profesorado asume un papel de guía y orientación de la enseñanza.

Así, los estudiantes reflexionan, de manera autónoma, sobre su propia realidad, y la representan a través de la elaboración de mapas sociales. Esto ayuda a los docentes a conseguir información relevante sobre:

  • Las opiniones y la visión del alumnado sobre ciertos temas.
  • Las ventajas y fortalezas del contexto educativo
  • Los puntos críticos y problemáticos que se deben solucionar.

Además, fomenta el desarrollo personal de los estudiantes y se centra en el intercambio de ideas como forma de conocer y valorar otros puntos de vista.

¿Cómo poner en práctica esta técnica?

Para llevar a cabo la técnica del mapeo social en la educación, lo primero que el docente debe hacer es seleccionar:

  • El tipo de problemática: mejora de la estructuración del aula, mejora del patio, denunciar zonas descuidadas, identificar los lugares en los que se produce acoso escolar, etc.
  • El tipo de mapa social que se va a crear.

Asimismo, el profesor debe encargarse de seguir los siguientes pasos:

  • Motivar a los niños para que participen y den sus ideas con absoluta libertad y confianza.
  • Dividir la clase en grupos reducidos, nombrando en cada uno a un alumno como moderador para que organice los turnos de palabra y fomente la participación.
  • Asignar convenciones (representaciones, signos, dibujos, gráficos) para cada uno de los elementos que se representan en el mapa social.
  • Pedir al alumnado que redacte las razones de lo que se representa en el mapa social y que intenten plantear una serie de soluciones.
  • Hacer una lectura crítica de los mapas sociales que se han realizado, de forma que pueda dar respuesta a las demandas del alumnado y decidir poner en marcha aquellas soluciones viables que se han planteado.

Por tanto, con esta metodología, los niños pueden expresarse y mostrar sus opiniones sobre la escuela. Así, los profesores pueden descubrir dónde ubican los estudiantes los sitios agradables, los sitios peligrosos, qué cosas les gustaría cambiar, qué cosas no les gustaría que se perdiesen, etc.La técnica del mapeo social en la educación.

Ventajas del mapeo social en la educación

La ventaja principal de utilizar el mapeo social en el aula es que el alumnado puede intervenir de forma activa en la transformación de la comunidad educativa. Además, la utilización de esta técnica implica otras ventajas, como:

  • Facilitar el manejo de la información mediante representaciones visuales.
  • Solventar los problemas a partir de las propuestas de soluciones creativas.
  • Aplicar una metodología innovadora sin necesidad de grandes ni costosos recursos.
  • Desarrollar la participación y la cooperación.

En definitiva, se puede considerar que el mapeo social es especialmente útil para conocer los pensamientos del alumnado con respecto al contexto educativo, puesto que en los mapas que elaboran los estudiantes muestran aquella información que ellos consideran relevante.

Pero no hay que olvidarse de dar respuesta a las demandas o poner en práctica alguna de las posibles soluciones a las que se ha llegado tras la realización de los mapas sociales. De modo que los niños tengan la certeza de que su trabajo y participación ha servido para cambiar algo en el colegio.

  • Artíles, L., Dinorah, G., Romero, G. y Raymundo, P. (2005). La escuela más allá de sus muros: Herramientas para una comprensión transformadora del contexto. Santo Domingo: Fe y Alegría República Dominicana y Federación Internacional de Fe y Alegría.
  • Barragán, D. F. y Amador, J. C. (2014). La cartografía social-pedagógica: una oportunidad para producir conocimiento y re-pensar la educación. Itinerario educativo28(64), 127-141.
  • Herrera, J. (2008). Cartografía Social. Recuperado de: https://juanherrera.files.wordpress.com/2008/01/cartografia-social.pdf
  • Valderrama, R. (s.f.) El mapeo social como herramienta educativa en el trabajo por proyectos: aprendizaje autónomo, activo e inductivo en la comunidad educativa. Universidad de Sevilla: Departamento Teoría e Historia de la Educación y Pedagogía Social.