La moda de las barrigas pintadas, ¿puede ser peligrosa?

Amanda 2 octubre, 2016
''Cuando se es madre, nunca estás realmente sola en tus pensamientos. Una madre siempre tiene que pensar dos veces, una vez por sí misma y otra vez por sus hijos'' –Sophia Loren.

Recientemente, la moda del body painting ha inundado las redes sociales. El hecho de pintarse el cuerpo para expresar miedos, emociones y sentimientos puede parecer una nueva forma de arte, pero en realidad, se trata de la reinvención de una antigua forma de expresión.

Antiguamente, tribus indoeuropeas, como los celtas, se pintaban el cuerpo con pigmentos naturales azules (de origen vegetal o mineral) tanto para la batalla como en rituales sagrados.

Dado que en la sociedad celta existía la igualdad de género, las mujeres también se pintaban el cuerpo. No había una discriminación por sexo en cuanto al diseño, simplemente se clasificaban de acuerdo a la función que debían cumplir, sagrada, bélica, de protección, etcétera.

Con el tiempo, la pintura corporal y sus distintas expresiones creativas fueron surgiendo, entre ellas, una nueva técnica que ha logrado captar la atención de millones de mujeres embarazadas alrededor del mundo. Se trata del belly painting, también conocida como la moda de las barrigas pintadas.

La técnica de pintar vientres de mujeres embarazadas tiene por nombre “Belly Painting” o arte gestante. Es una forma muy original de que las futuras madres tengan un bonito recuerdo  de esta etapa. Además, esta actividad es ideal para reforzar lazos con las personas del entorno más cercano.

Para las mujeres, el embarazo es uno de los momentos más emocionantes de la vida. Durante 9 meses, los sentimientos se entremezclan, y el apoyo de la familia y la pareja es fundamental. Alternativas como el arte gestante favorecen la unión de la familia, creando un clima agradable y divertido.

¿De dónde nace la idea del belly painting?

Como se ha mencionado anteriormente, el belly painting se centra en crear arte sobre el cuerpo de la embarazada. Los instrumentos más comunes que se emplean en esta técnica son el pincel y el aerógrafo. En caso de que el diseño necesite algún tipo de soporte, se usa el látex.

Los diseños más frecuentes son paisajes, además de ropa pintada sobre la propia piel. Se sabe que esta técnica se ha practicado desde hace muchos años, cuando algunos grupos o tribus se pintaban para transmitir algún mensaje. Hoy en día la mayoría lo practica solo como pasatiempo, aunque se está convirtiendo en una gran fuente de ingresos.

La moda de las barrigas pintadas se ha extendido a nivel mundial.

Sorprendentemente, existen ciertos beneficios sobre la gestante que practica belly painting. La moda de las barrigas pintadas no solo es una actividad bonita, también contribuye a la relajación de la futura madre. Tanto el proceso como la sesión de fotos final, cuando los dibujos ya se han acabado, son una forma emocionante y sutil de comunicación con el bebé.

¿La moda de las barrigas pintadas puede ser peligrosa?

El proceso como tal puede ser muy placentero e inofensivo. Sin embargo, las barrigas pintadas se exponen a una serie de químicos que no siempre es bueno tener cerca. Otros materiales que se utilizan para crear este arte y la aspiración de productos poco apropiados también pueden causar problemas.

Existen una serie de recomendaciones a tener en cuenta para evitar posibles riesgos. Algunas con respecto a la salud del feto; otras, con respecto a la calidad de los materiales.

Recomendaciones

  • Algunas pinturas se componen de base de aceite, esmalte o látex. Se debe tener muy claro qué pinturas pueden ser perjudiciales para el feto. Es recomendable que la pintura sea a base de agua o que se pueda disolver con agua.
  • Hay muchos productos químicos que pueden disolver la pintura, como por ejemplo, la acetona. Estos productos, al estar en contacto con la piel, son perjudiciales para la madre y el bebé. En algunos casos, los disolventes hacen que el feto nazca con bajo peso y hasta pueden provocar un aborto involuntario.
  • Si la pintura tiene algún químico fuerte o peligroso, el riesgo puede ser alto. Puede ser absorbido por el contacto con la piel y a través de la inhalación de vapores de la pintura. También puede provocar reacciones alérgicas.
  • Si ha habido alguna clase de problema durante la gestación, es mejor no realizar esta actividad. Puede que no se presente ningún problema, pero antes hay que mirar por la salud del feto.
  • Se debe tener en cuenta que el embarazo esté avanzado, por lo que se recomienda que el momento adecuado para realizarse este tipo de pinturas sea a alrededor de los 8 meses.
  • La pintura debe ser a base de agua. La acuarela, por ejemplo, es soluble a este líquido. También la pintura para los labios, mientras los ingredientes no provoquen complicaciones para el feto. Es obligatorio estar segura de no ser alérgica a ninguno de los componentes.
  • Están completamente prohibidos los tatuajes.  Nada puede traspasar la piel, ya que los químicos usados pueden ser realmente nocivos para el feto.
Te puede gustar