La importancia de enseñar el valor de la amistad a los niños

Las personas somos seres sociales por lo que el vínculo familiar y también el vínculo con las amistades son muy importantes para sentirnos bien con nosotros mismos y con el entorno que nos rodea. A cualquier edad, tener amigos proporciona apoyo emocional y promueve una buena salud mental y bienestar. La amistad en los niños también es muy importante para su desarrollo social y emocional.

A través de las amistades los niños aprenden a relacionarse con los demás, desarrollan habilidades sociales, enseñan a unos y a otros a ser buenos amigos y a entender los vínculos que existen entre las personas.

La mayoría de los niños quieren tener amigos y los niños que los tienen, tienen más probabilidades de ser confiados con los demás e incluso de tener un mejor rendimiento académico en la escuela que aquellos que no tienen amigos.

Cuando los niños tienen dificultades para hacer amigos y para mantenerlos, es probable que los pequeños se sientan solos e infelices, algo que les hará estar mal con el mundo que los rodea. Cuando un niño se siente rechazado por los demás puede conducir a a una angustia significativa hacia el entorno.

Es muy importante aprender el valor de la amistad, saber ser un buen amigo y también, tener buenas habilidades de amistad positivas para poder ayudar a los niños socialmente para que se sientan felices y con más confianza.

girls-462072_640

Ser un buen amigo te hace feliz

Tener buenos amigos nos hace felices. Las amistades se pueden desarrollar dentro de las familias, en los barrios, en las escuelas e incluso a través de Internet. Pero para tener buenas amistades, primero hay que ser buen amigo. Ser buen amigo no es una habilidad que los niños aprenden en el patio de la escuela, el desarrollo de las amistades toma mucho trabajo pero realmente es una de las cosas más gratificantes que suceden a lo largo de la vida de un niño.

¿Qué hacen los buenos amigos? Para poder enseñar a los niños el valor de la amistad deberán entender qué hacen los buenos amigos. Para que entiendan cómo deben ser los buenos amigos (tanto ellos con otros como los otros con ellos), se les puede dar algunos ejemplos claros:

  • Recordar cosas importantes (cumpleaños, eventos).
  • Tener confianza, ser ‘de fiar’, poder contar con ellos cuando se necesitan.
  • Hacer cosas buenas por los demás.
  • Usar un lenguaje respetuoso.
  • Ayudar a un amigo cuando está triste o si tiene algún problema.
  • Pasar tiempo juntos disfrutando de las experiencias.
  • Divertirse juntos y con los demás.
  • Quererse de forma positiva

Las amistades requieren dar y recibir

Las amistades requieren en dar y recibir, por eso los niños compartirán juguetes, tiempo, juegos, experiencias y sentimientos. Los niños aprenderán a que pueden tener amigos y que las amistades se desarrollan a través del intercambio mutuo y de la concordancia.

team-building-1381084_640

Las habilidades que necesitan los niños para mantener las amistades cambian a medida que los niños crecen. Del mismo modo, también cambiarán las ideas de los niños sobre la amistad a medida que se desarrollan y evolucionan. Esto se refleja en las actividades según las edades, por ejemplo los niños de dos años con una sonrisa ya juegan juntos pero los niños de más de 8 años, además de confiar en la otra persona también comparten intereses comunes.

Es necesario enseñar a los niños habilidades sociales positivas para que puedan tener buenas amistades, esto significa trabajar la inteligencia emocional, la empatía, la asertividad, la resolución de conflictos, etc. De este modo, aprenderán a valorar la amistad y a entender lo importante que es ser bueno amigo, pero también encontrar amistades que realmente aporten cosas positivas.

Es buena idea que como padres y madres se sea un buen ejemplo, se les lea a los niños libros que hablen sobre el valor de la amistad, etc. Poco a poco, los niños aprenderán la importancia de tener buenos amigos.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar