La amistad en la adolescencia

27 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Patricia Alfonso Molina
La amistad en la adolescencia tiene una función básica. Esta es una etapa de cambios, en la que necesitamos sentir que encajamos socialmente.

La amistad en la adolescencia tiene una función básica. Los humanos formamos una especie ‘gregaria’, por lo que necesitamos sentir que encajamos socialmente. Esta necesidad se vuelve más imperiosa durante esta etapa.

Los adolescentes con dificultades para establecer amistades suelen presentar problemas escolares, de autoestima, de autoconcepto y posibles desajustes emocionales en la etapa adulta.

Personalidad en la adolescencia

«La adolescencia es un periodo de transición entre la infancia y la edad adulta. Por esto, en ella se producirán frecuentes cambios que servirán para estructurar la personalidad adulta. En este periodo, el púber irá buscando cuáles serán su metas personales, interpersonales, ideológicas y vocacionales.»

– Verónica Gaete-

Los adolescentes se encuentran en una constante situación de indecisión en la que exploran distintas alternativas, incapaces de mantenerse en ninguna de ellas. Esto les lleva a adoptar creencias y fines sugeridos o impuestos por otros hasta encontrar los que realmente le identifiquen.

La adolescencia se puede dividir en tres etapas (edades orientativas):

  1. Temprana (10-13 años). Esta etapa se caracteriza por un marcado egocentrismo. Así, o bien creerá que nadie puede entenderle, debido a su «especial» forma de ver y actuar en la vida, o bien puede sentir que es el centro de todas las miradas, actuando en función de lo que cree que los demás esperan de él.
  2. Media (14-17 años). En este periodo se hace más evidente el individualismo: pasa más tiempo a solas. Existe conciencia de riesgo, pero se tiende a buscar nuevas experiencias, principalmente dentro de su grupo de iguales. Al tiempo que empieza a preocuparse por las emociones y sentimientos de los otros.
  3. Tardía (a partir de los 18). En esta fase se consolida la personalidad. Es el resultado del proceso vivido.La amistad en la adolescencia.

Papel de la amistad en la adolescencia

Al principio de la adolescencia, se inicia un periodo de rebeldía y comienza un alejamiento del entorno familiar. De esta forma:

  • Empieza a cobrar mucha importancia el grupo de iguales.
  • Cuestionará los límites impuestos por sus padres, ya que se dará cuenta de que estos no son perfectos.
  • Se inicia la búsqueda de una amistad exclusiva. Surge la figura del «mejor amigo».
  • Idealiza a los pares.
  • Aparece cierta presión por conseguir la pertenencia a un grupo.
  • Las relaciones se vuelven intensas, principalmente las que involucran a personas de su mismo sexo.

Conforme va avanzando la adolescencia, la necesidad de identidad con su grupo de iguales se intensifica. De esta forma, la mayor influencia que recibe el pubescente viene de su círculo social, tanto para bien, como para mal. Así, adoptará la identidad de su grupo, alejándose de lo establecido familiarmente:

  • Los grupos pasan a ser de ambos sexos.
  • Empiezan a establecerse las parejas.
  • Los amigos se convierten en el referente más importante.
  • Puede llegar a ser el periodo más conflictivo con los padres.

En la última etapa, se llega a la integración de la personalidad. Esta va a depender de las experiencias vividas y el apoyo (familiar y social) obtenido, entre otros. La amistad al final de la adolescencia se caracteriza por una pérdida de influencia. De esta forma:

  • La personalidad individual se va consolidando.
  • Las amistades son más selectivas: menos cantidad, más calidad.
  • Se refuerza el vínculo con los padres.

Sexualidad en la adolescencia

En la primera etapa de la adolescencia se evidencia una gran preocupación por su físico y los cambios que se están produciendo en su cuerpo. Necesitan saber que lo que les ocurre es normal, por lo que se comparan con los demás. Asimismo, aumenta el impulso sexual y la necesidad de experimentar y definir su rol de género.

En la siguiente etapa se evidencia una aceptación de su nuevo cuerpo, surgiendo la necesidad de experimentar sexualmente.  Comienza el coqueteo y se establecen relaciones de pareja, que pueden idealizarse románticamente.

En la etapa final, las relaciones de pareja tienden a volverse más íntimas y estables. Se basan en intereses compartidos y valores similares.

Padres y amistad en la adolescencia

Diversas investigaciones han dejado ver las cualidades que deben tener los padres para que sus hijos no se alejen de ellos durante la adolescencia:

  • Hacerles saber que los queremos y que respetamos sus decisiones, aunque algunas no nos gusten.
  • Poner límites adecuados a cada edad. Las normas deben ser claras y razonables.La amistad en la adolescencia.
  • Reconocer cuando se esfuerzan, reforzando y elogiando. Al tiempo que daremos apoyo cuando tenga alguna situación que le desborde, aunque nos parezca una nimiedad.
  • Dar ejemplo y ser responsables.
  • Facilitarles la exposición a nuevas experiencias.
  • Interesarnos por sus amigos  (y por sus padres). Esto implica conocerlos y compartir tiempo con ellos, de una manera que no resulte intrusiva. Hablar sobre ellos y sobre la amistad. Ser un buen amigo.
  • Aceptar que los amigos tienen influencia sobre nuestros hijos, pero que ellos son los que deciden. Una buena educación nos evitará sorpresas. Esto conlleva el enseñarle a evitar situaciones comprometidas.
  • No prohibirle ir con ciertos amigos. Aunque sí les podemos aclarar el motivo por el cual algunas de sus amistades nos generan desconfianza.
  • Avellanosa I. (2006). Ser adolescente no es fácil. Edit: La esfera de los libros.
  • Gaete V. (2015).  Desarrollo psicosocial del adolescente. Revista chilena de pediatría, Volumen 86, issue 6.
  • Guelar D, Crispo R. (2002).  La adolescencia: manual de supervivencia. Edit: Gedisa.
  • Leal López E, Ramos Valverde P, Moreno Rodríguez MC, Rivera de los Santos FJ. (2012). Características de las relaciones de amistad durante la adolescencia: diferencias entre chicos y chicas en España. Universidad de Sevilla. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación.