7 juegos de pelotas para niños

¿Deseas que tus hijos trabajen sus capacidades físicas por medio del juego con pelotas? Mira las siguientes recomendaciones y ¡anímalos a moverse!
7 juegos de pelotas para niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por el licenciado en educación física y deportes Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 19 agosto, 2022

¿Te has puesto a pensar en todos los beneficios que ofrecen los juegos de pelotas para niños? Posiblemente sí, pero hoy te vamos a compartir algunos otros que ni te imaginas.

Las pelotas son una constante en varias disciplinas humanas: el deporte, la enseñanza y también la salud. En línea con esto, el juego de los niños no es una excepción. De hecho, estos elementos captan la atención de los pequeños de una manera especial y les representan diversión y disfrute.

Aprovechando esta gran ventaja, te enseñaremos algunos juegos con pelotas para fines lúdicos, educativos y recreativos de los niños.

Los juegos de pelotas estimulan las distintas capacidades físicas

Además de divertidos, los juegos de pelotas favorecen al desarrollo de diferentes habilidades físicas del niño.

Existen varios tipos de pelotas, según el deporte o a la actividad que se quiera realizar. Pero todas ellas pueden usarse para jugar. Lo ideal es familiarizar al niño con el elemento antes de iniciar la actividad. Luego, explicarle las pautas necesarias para llevarla a la práctica.

Te acercamos 7 alternativas para sacar provecho a este simple y maravilloso objeto. ¡Toma nota!

1. Juego de coordinación visual

nino nina rebota pelota mano piso pie coordinacion ojo visual motora espacial juego actividad fisica capacidad desarrollo infancia salud deporte

La coordinación viso motora es la utilización simultánea de los ojos y de algún segmento corporal, como las manos. Para alcanzarla es necesario manejar un alto grado de precisión.

Mientras se encuentran desarrollando esta capacidad, los niños necesitan concentrarse para realizar la actividad. Luego, lo harán de forma más automática.

Para trabajar esta habilidad te aconsejamos De reojo, una actividad divertida que se logra con muy pocos elementos. Solo necesitas una pelota, una cuerda y un niño con ganas de jugar. Te la explicamos a continuación:

  1. Amarra la pelota a la cuerda y ubícate a un lado del niño.
  2. Toma la cuerda y comienza a mover la pelota como si fuera un péndulo. Este movimiento debes hacerlo siguiendo una línea recta perpendicular a la posición del niño. De esta forma, el pequeño solo puede observarla de reojo.
  3. Pídele al niño que golpee la pelota con la mano más cercana, cada vez que la perciba cerca suyo.


2. Juego de coordinación dinámica y ubicación espacial

La coordinación dinámica requiere del trabajo de todos los segmentos corporales a la vez. Por ejemplo, cuando corremos, tanto los brazos como las piernas deben sincronizar sus movimientos para lograr un adecuado desplazamiento.

Por otra parte, la ubicación espacial o propiocepción es la forma en la que una persona detecta la orientación de su cuerpo y la posición de este en el espacio. Los conceptos que se aprenden de esta capacidad son:

  • Lejanía o cercanía.
  • Norte o sur.
  • Dentro o fuera.
  • Lateralidad, es decir, izquierda o derecha.

Por medio de los juegos de pelotas para niños es posible estimular ambas capacidades y el Zigzag es un buen ejemplo. ¿Lo conoces? Toma nota de sus pasos:

  1. Ubica varias pelotas en línea recta, separadas por una distancia de medio metro.
  2. Invita a los niños a correr entre ellas, haciendo movimientos de zigzag.
  3. Mientras corren, lánzales algunas pelotas de plástico. De esta forma, tienen que concentrarse en mover el tronco para evitar que las pelotas los toquen, mientras sus piernas avanzan en zigzag.

3. Juego de equilibrio con pelota

El equilibrio es otra de las capacidades físicas principales del ser humano y que también se estimula por medio de los juegos de balones.

  • Con ayuda de una pelota de tenis puedes fortalecer el equilibrio dinámico del niño. Solo debes ubicarla sobre la cabeza del niño y retarlo a mantenerla ahí arriba el mayor tiempo posible. Sin la ayuda de sus manos ni de otra persona.
  • Para trabajar el equilibrio estático puedes implementar la pelota de tenis o recurrir a una un poco más grande. Debes ubicar al niño en posición de espantapájaros, parándose en una sola pierna y con las manos extendidas. Luego, coloca la pelota sobre una de las manos para que la sostenga el mayor tiempo posible.

4. Juego para estimular la capacidad de reacción

La capacidad de reacción es la forma en la que el cuerpo se ajusta a un estímulo inmediato. Generalmente, en un período corto de tiempo. Por ejemplo, cuando una pelota está por golpear nuestra cara y nos corremos antes de que esto suceda.

Algunos juegos de pelotas pueden contribuir al fortalecimiento de la capacidad de reacción, pero es necesario jugarlos en parejas y en un espacio abierto.

Los niños deben ubicarse de espaldas el uno del otro y mantener la mirada fija al frente. Luego, uno de los niños comienza a lanzar la pelota hacia atrás, sin mirar. El otro debe reaccionar inmediatamente y procurar que la pelota no toque el suelo. Una vez atrapada, la arroja nuevamente hacia atrás sin mirar y se repite la secuencia varias veces.

5. Juego para mejorar la habilidad de lanzar

Con pelotas de tenis, una canasta, un cesto o cajas de cartón y un silbato, podremos realizar esta actividad. El punto de lanzamiento se marca con una tiza en el piso y el cesto se ubicará a unos 2 metros. A una orden con el silbato, el niño lanza hacia el cesto, levantando el brazo por encima del hombro.

Esta habilidad para utilizar el brazo y la pierna opuesta, rotar el tronco y alcanzar el objetivo, se logra hacia los 4 años. En este ejercicio participa el cuerpo entero y requiere de equilibrio y movimientos en secuencia y coordinación ojo-mano.

Lanzar la pelota con precisión implica medir la distancia hasta el cesto y el cálculo del impulso y de la fuerza necesaria. Esta actividad es clave para el juego social que requiere negociar, tomar y esperar turnos.

6. Juego para estimular la coordinación visual

Con bolos y una pelota organicemos lo necesario para hacer ejercicios y movimientos que respondan al control de la visión. Los bolos que están en reposo, necesitarán del niño una ejecución precisa de movimientos para ser golpeados con la fuerza y la puntería necesaria y suficiente para ser derribados.

Trabaja así de manera coodinada la vista, las manos y los pies. Esto tiene capital importancia, por ejemplo, en el aprendizaje de la escritura, porque supone ajuste y precisión de la mano.

Es lo que plantea la licenciada en educación Mónica Sulecio: “Para que los niños puedan lograr trazos precisos con el lápiz, antes es necesario que tengan control y equilibrio de todo su cuerpo.”

7. Juego de pelota y gimnasia rítmica

La gimnasia rítmica empleando una pelota supone coordinación de movimientos con gracia y soltura. Se dan lanzamientos y botes, sin ruido y armónicos. Y rodamientos del cuerpo para recoger y levantar la pelota al cabo de los giros.

Balanceos y movimientos de la pelota en forma circular ocurren con una mano o las dos. Para la gimnasia rítmica se requiere l a pelota, como también aros y cintas, instrumentos que ayudan a los niños a mejorar el desarrollo corporal y motriz con diversidad de movimientos que se pueden realizar: saltos, carreras, balanceos, giros.

“Cualquier movimiento realizado con la pelota es siempre una continuación del movimiento del cuerpo, que la acompañará hasta el final o bien se le adelantará en las recuperaciones, la pelota se puede rodar, botar, balancear, lanzar y recuperar.”

-Licenciada en Educación Quingaluisa Bastidas-



¡Favorece los juegos de pelotas para niños en casa!

bebe piso suelo pelotas gateo desarrollo madurativo fisico infancia

Como habrás visto, las opciones para jugar con pelotas son muchísimas. Una de las mayores ventajas de ellas es que no requieren una edad específica, ya que el niño siempre puede manipularlas o usarlas para jugar de distintas maneras.

Por lo tanto, te aconsejamos que familiarices a tu bebé con una pelota lo más pronto posible. Intenta compartir a diario juegos con balones, adaptándote siempre al desarrollo madurativo del pequeño.

Te podría interesar...
Actividades físicas para niños que no quieren hacer deporte
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Actividades físicas para niños que no quieren hacer deporte

Los niños que no quieren hacer deporte deben ser apoyados, motivados y sobre todo escuchados. Este es tu deber como madre.