10 juegos para aprender a leer y escribir

Te ofrecemos una catalogación de juegos seleccionados, de menor a mayor dificultad, para que los niños avancen en el apasionante mundo de la lengua y la escritura.
10 juegos para aprender a leer y escribir

Última actualización: 02 noviembre, 2022

El proceso de aprender a leer y escribir se logra mediante un sistema progresivo que abarca desde los primeros pasos hasta el final del trayecto, donde se consigue el dominio o perfeccionamiento. Para ello, hay que tener paciencia y pasión por la enseñanza, ya que hay que procurar que el aprendizaje se haga lo más ameno posible para los más pequeños. Por eso, hoy te proponemos algunos juegos para aprender a leer y escribir que os encantarán.

¿Lo mejor de ellos? Es que están catalogados según el nivel de dificultad, de más elemental a más difícil. De esta forma, podréis ver juntos los pasos que dan y disfrutar aún más de este apasionante camino. Además, la creatividad es lo que hace que una tarea se vuelva menos tediosa, por eso os invitamos a que le deis vuestro propio toque personal a la hora de elaborar los juegos. ¡Empezamos!

Te proponemos 10 juegos para aprender a leer y escribir

Como bien indica una investigación publicada en 2021 por la Universidad de Antioquía, no solo se ha demostrado que los juegos de leer y escribir son una herramienta pedagógica perfecta de enseñanza y aprendizaje, sino que, además, son completamente necesarios. Esto se debe a que su implantación en las aulas manifiesta notables mejorías en el buen desarrollo de los conocimientos.

Por este motivo, te presentamos un programa educativo creado especialmente para recolectar los frutos de los contenidos lingüísticos paso a paso. Este se puede ajustar de acuerdo con el nivel y la edad que tenga tu pequeño. A continuación, te proponemos los siguientes niveles:

  • Primero: aprender las letras.
  • Segundo: diferenciar las mayúsculas y las minúsculas.
  • Tercero: corporeidad y teatralización de los contenidos.
  • Cuarto: aprendizaje de las sílabas.
  • Quinto: escribir con mamá y papá.
  • Sexto: desarrollo de los conocimientos fuera del aula.
  • Séptimo: asimilación de competencias en grupo.
  • Octavo: ejercicios de pedagogía. Puedes utilizar el método Montessori.
  • Noveno: ejercicio de lógica y análisis.
  • Décimo: práctica en grupo.

Una vez que el pequeño maneje cada uno de los niveles, podrá pasar al siguiente. Dicho esto, te presentamos los juegos caseros para desarrollar estas competencias. ¡Toma nota!

1. Caza de letras

El niño deberá rodear todas las letras iguales que vea en una palabra. Para ello, puedes empezar con palabras cortas y luego pasar, poco a poco, a frases y oraciones. Por ejemplo, podemos usar la palabra “oso” y el niño tendrá que señalar con un lápiz cuántas “o” ha detectado. Cuando ya maneje esta letra, podrás pasar a “mi amigo el oso”.

2. Círculo y cuadrado

La segunda lección consiste en aprender las letras mayúsculas y minúsculas. Para ello, vas a hacer que el pequeño señale en círculos las minúsculas como hacía en el anterior nivel, pero con la novedad de que también va a incluir cuadrados para marcar exclusivamente las mayúsculas.

Tratar de representar letras con posturas corporales es un juego muy divertido para los niños y que contribuye con el aprendizaje.

3. Representar las letras con el cuerpo

¡Es la hora de teatralizar! Toda la familia tiene que sentarse en el sofá. Escogeréis un papelito que contendrá una letra oculta que los demás miembros no podrán ver. Entonces, el jugador deberá levantarse para imitarla. Quien antes adivine de que letra se trata, ganará un punto. Aquel que más puntos tenga, ¡será el próximo profesor de la clase de círculo y cuadrado!

4. Sílabas con palmadas, uno de los juegos para aprender a leer y escribir que aplica la memorización acústica

Empieza a trabajar con nombres significativos para esta parte, como por ejemplo, el suyo propio. Asimismo, procura que las sílabas que utilices para practicar sigan el proceso de C+V, es decir, de consonante más vocal. Esto se debe a que, según los Estudios Filológicos, es el orden que sigue la mayoría de las palabras en español y, por lo tanto, será más fácil de entender para los pequeños.

Una vez que entones una sílaba, da una palmada para marcar su final e invita al niño a repetirlas contigo. Si vez que adquiere más soltura, puedes pasar a palabras más largas hasta que el pequeño las pueda identificar.

5. Troquelar

Para esta actividad que va a sumergir por fin a tu hijo en la escritura, se necesitará de la colaboración de un adulto. Te proponemos que escribas algunas frases en una cartulina y que el pequeño, con un punzón infantil, las repase como si las calcara por encima. Poco a poco, esto hará que mejore su caligrafía considerablemente y aprenda a retener las letras que conforman esas palabras.

6. Veo-veo

-“Veo-veo”-. -¿Qué ves?-. -Una cosita-. –¿Y qué cosita es?-. -Empieza por la letra…-. Es fundamental incorporar este mítico juego en las salidas de camino al parque, a por el pan o a cualquier tarea que implique salir de casa para conocer el mundo. Lo mejor es que a los más pequeños siempre le fascinan. De hecho, te invitamos también a que les enseñes la canción para que la aprendan.

7. El coleccionista 

En este juego pueden participar varios niños a la vez. Es un paso más en su aprendizaje y, además, les ayudará a relacionarse en grupo. Para jugar al coleccionista solo se necesitará una hoja de papel, un lapicero y un cronómetro. El árbitro dirá una letra y cuando diga “tiempo”, el cronómetro comenzará a funcionar y los niños deberán escribir todas las palabras que recuerden que empiecen con ella.

Dar vuelta las piezas hasta encontrar las figuras idénticas es un gran juego para estimular la memoria de los más pequeños.

8. Memory, uno de los juegos para aprender a leer y escribir más avalados por los especialistas

Te invitamos a hacer tarjetas con dibujos de animales, plantas o lo que más les guste. Eso sí, procura crear parejas iguales y escribir el nombre de cada figura para que se coloquen en una mesa dadas vueltas. Así, el niño deberá encontrar el combo de iguales. Cada jugador solo puede levantar dos por turno. Si no son la misma figura, tendrá que darles otra vez la vuelta hasta que recuerde dónde estaban las idénticas. Esta idea, según explica Ève Herrmann, que es quien presenta esta actividad, está basada en la Pedagogía Montessori para que tu hijo aprenda basándose en su propia experiencia, su ritmo y su autocorrección.

9. Tachar por relaciones

Establece en un papel tres palabras. Una de ellas no debe estar relacionada con las otras dos. Por ejemplo, se puede diferenciar por el comienzo o el final de sus letras, por sus sílabas o al seguir la secuencia que prefieras. Esa será la clave que tu hijo tendrá que adivinar para tachar aquella que es falsa.

10. Palabras encadenadas

Ha llegado el momento de jugar al mítico juego donde ya podrás manejar todas tus destrezas lingüísticas. Uno de los jugadores tiene que decir una palabra y el otro debe mencionar otra que empiece con la última sílaba o letra con la que acabe la primera.

Paso a paso podrás perfeccionar tus capacidades lingüísticas con estos juegos para aprender a leer y a escribir

La clave para avanzar en cualquier proceso de aprendizaje reside en la paciencia y en la calidad del tiempo. Es decir, da igual que estéis 4 horas jugando a un mismo juego si este no os acaba gustando. Lo importante es que lo paséis bien aunque sea poco tiempo y disfrutéis juntos. Vale más una hora productiva (calidad) que muchas en las que se pierda un día (cantidad).

Esperamos que estos juegos para aprender a leer y a escribir os hayan resultado fascinantes y provechosos. ¿A cuáles os habéis enganchado ahora? ¿Se te ocurre alguno más? Déjanoslos en los comentarios y te leemos.

Te podría interesar...
Métodos en la enseñanza de la lectoescritura
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Métodos en la enseñanza de la lectoescritura

¿Partir de las letras para aprender palabras o de palabras para aprender las letras? Hablamos sobre distintos métodos en la enseñanza de la lectoes...