Instala un control parental en el ordenador de tus hijos

Carmen 5 octubre, 2016

A muchos padres y madres nos preocupa  el uso que pueden hacer nuestros hijos del ordenador sin que nosotros nos demos cuenta. Por eso muchas veces nos gustaría limitar el contenido, las imágenes o los vídeos a los que pueden acceder sin control. Se trataría de poner un filtro según la edad del niño y sus necesidades para que no pueda acceder libremente.

Esta situación se agrava cuando cada miembro de la familia no tiene su propio ordenador sino que se comparte con los demás. Cada uno suele tener su cuenta de usuario, sus archivos y configuración personal pero  por ejemplo, a los adolescentes les puede resultar fácil acceder a información o imágenes inapropiadas. En estos casos resulta muy útil tener instalado en nuestro ordenador un programa de control parental.

control parental

Una herramienta necesaria

El control parental es una herramienta especialmente útil para padres, madres y responsables educativos que desean impedir que niños o adolescentes puedan acceder a páginas web inapropiadas.

Gracias al filtro personalizado que suelen incluir también podrás utilizar el control parental para impedir que otros tipos de usuarios puedan acceder a páginas web con los contenidos que quieras.

Los expertos recomiendan que los padres siempre acompañen a sus hijos cuando utilizan ordenadores u otros dispositivos como móviles o tablets, especialmente cuando son muy pequeños. Cuando ya son adolescentes hay que dejarles un poco más de libertad pero tenemos que establecer herramientas para saber qué están viendo en el ordenador. Una de esas herramientas es el control parental.

El control parental suele permitir bloquear, controlar y registrar el uso que se hace del ordenador en determinadas áreas como Internet, en cuanto a la ejecución de ciertas aplicaciones o la comunicación con terceras personas.

No solo se trata de impedir el acceso a contenidos inapropiados para los niños y adolescentes, sino también de controlar qué hacen en las redes sociales, si son víctimas de ataques de compañeros o de desconocidos o si pasan demasiado tiempo delante del ordenador en lugar de estudiar.

control parental

Tipos de control parental

El propio Windows 10 tiene su propio control parental que puedes activar al agregar un menor al que le añades el control parental según su edad y necesidades. El control parental de Windows 10 nos ofrece a los padres o educadores un resumen a modo de informe de la actividad realizada por nuestro hijo, nos limita las páginas a las que puede acceder nuestro hijo, indicando qué páginas están permitidas o qué páginas están prohibidas.

Además el control parental de Windows 10 bloquea contenidos para adultos y hace lo mismo con las búsquedas, es decir, si busca algo que no debe, no mostrará resultados o estos serán seguros.

La mayoría de estas aplicaciones son una aplicación instalada y gestionada desde el disco del ordenador, que tenemos que configurar o consultar directamente en el propio ordenador en el que está instalado.

Existen también numerosos programas de control parental en el mercado como Qustodio Control Parental. Un programa que está disponible en Windows y OS X, ayuda a limitar el acceso a aplicaciones y a contenido web por parte de nuestros hijos de manera manual o con ayuda de filtros de contenido no apropiado según sea o no la versión de pago. Puedes crear perfiles específicos para cada niño y también limitar el tiempo de uso del dispositivo. Por otro lado, cada poco tiempo recibirás un informe por correo electrónico.

También existen las herramientas de control parental basadas en la Nube como el Norton Online Family, que, incluso, permite controlar a los usuarios o aprobar webs en el PC desde cualquier navegador a través de Internet.

Una herramienta útil

El control parental es una herramienta que con un buen uso seguro que nos será muy útil pero tenemos que mantener siempre comunicación con el niño y explicarle que lo hemos activado. En la época de la adolescencia puede ser un punto de fricción importante con nuestros hijos, sobre todo si otros amigos no tienen limitaciones en sus casas.

Para los adolescentes es más recomendable optar por una estrategia de supervisión más que de bloqueo. También es importante siempre educar al menor en el uso del ordenador e Internet explicándoles con calma los riesgos y peligros a los que se pueden enfrentar. Los adolescentes deben conocer que el control parental está instalado y que es por su propia seguridad.

Te puede gustar