Importancia de pasar tiempo con nuestros hijos

El tiempo de calidad es todo lo que necesitan los niños para ser felices y desarrollar todas sus habilidades. ¡Descubre lo que debes tener en cuenta!
Importancia de pasar tiempo con nuestros hijos

Escrito por Nicolás Forero, 08 noviembre, 2021

Última actualización: 10 noviembre, 2021

Para nadie es un secreto que los padres viven ocupados la mayor parte del tiempo por cuestiones de trabajo. Sin embargo, es fundamental encontrar un equilibrio para que los hijos no se sientan descuidados y desprotegidos en ningún momento.

Uno de los errores más grandes es estar junto al hijo y tener la mente enfocada en otra actividad. Pues, no se le puede prestar atención a todo lo que el niño quiere transmitir y esto lo hace sentir menos importante. Además, dicha conducta debilita el vínculo poco a poco.

Los niños siempre necesitan un apoyo frecuente porque en cada actividad que realizan descubren el mundo. A causa de ello, sus padres son los encargados de guiarlos por el mejor camino y ayudarles a identificar los peligros de los que se deben alejar.

Para los hijos es indispensable sentirse protegidos, pues así ganan la seguridad de que ninguna vivencia los pondrá en riesgo. Por el contrario, cuando los padres tienen un comportamiento lejano, esto los llena de incertidumbre y les debilita su confianza.

El tiempo que los niños pasan con sus padres es fundamental para su desarrollo emocional. En esos momentos experimentan los sentimientos más positivos y se desprenden de las sensaciones de ansiedad o agobio.

Papá compartiendo tiempo junto a su hijo

Debido a ello, el acompañamiento tiene que ser detallado y de calidad. Si el pequeño no encuentra con quién compartir sus experiencias o sus pensamientos, aumentará los sentimientos de angustia y tendrá un bajo estado de ánimo. 

El valor de pasar tiempo juntos

Es importante que los padres tengan en cuenta que el tiempo que se va no regresa y que los hijos solo serán niños una vez.

Por lo tanto, pasar momentos junto a ellos es necesario para seguir de cerca todos sus avances, enseñarles a vivir y proporcionarles las experiencias que recordarán por el resto de sus vidas.

Por otro lado, el tiempo junto a un hijo es fundamental para formar un vínculo sano, amoroso e indestructible. En esos momentos el niño entiende que tiene un apoyo incondicional en donde refugiarse y encontrar la manera de salir adelante.

Los tiempos de calidad junto a los hijos favorecen el desarrollo de la autoestima, pues proporcionan una comunicación continua para liberar tensiones, desarrollar la seguridad y sentirse importante para los demás.

Hijo compartiendo con sus padres

Durante los momentos compartidos los niños potencian cada una de sus habilidades porque sus padres se encargan de resaltarlas. Debido a ello, los niños aprenden a usarlas a su favor para satisfacer sus gustos, cumplir sus objetivos o resolver los obstáculos.

Al estar con los hijos, los padres enseñan las pautas de comportamiento social y favorecen la construcción de los lazos interpersonales. Por ejemplo, inculcan cómo plantear las ideas, la importancia de respetar los distintos puntos de vista y de brindar una colaboración sincera ante la necesidad ajena.

En el tiempo con los hijos también se estimula el desarrollo motor, porque se proponen juegos para explorar el entorno y a fortalecer el cuerpo. De esa manera, los niños aprenden a coordinar sus movimientos y a moverse con más agilidad.

Familia feliz

Finalmente, en estas situaciones los padres también permiten el desarrollo cognitivo de sus hijos: les transmiten las enseñanzas más indispensables para sus vidas y están dispuestos a resolver todas las dudas que les surjan.

¿Cómo pasar más tiempo con los hijos?

Es importante entender que el día tiene 24 horas y que en ese tiempo se tienen que atender todas las prioridades. Por esa razón, lo más recomendable es llevar una agenda en la que se pueda dedicar un tiempo equitativo a cada una de las responsabilidades.

Adicional a ello, los padres deben procurar que ningún obstáculo se interponga en los momentos con sus hijos. De tal manera, en esos instantes hay que evitar atender asuntos de trabajo o responder llamadas que se puedan aplazar.

Las noches son el mejor momento, ya que no suele haber asuntos pendientes por atender. A raíz de ello, es indispensable aprovechar ese momento de la jornada para divertirse con los hijos y recordarles que siempre pueden contar con la ayuda de sus padres.

Por último, los tiempos libres siempre le deben pertenecer a los hijos. Pues, ellos siempre nos esperan para vivir nuevas experiencias que los llenen de calma y de motivación para afrontar el nuevo día.



  • Zamora M. El desarrollo de la autoestima en educación infantil [Internet]. Colombia: Universidad Internacional de la Rioja; 2012 [citado 20 de octubre de 2021]