Ideas para hacer que los niños coman legumbres

Si estás cansada de intentar que tus hijos coman legumbres sin éxito, presta atención a las siguientes recetas, ¡no podrán resistirse!

Toda madre necesita, en algún momento de la crianza de sus hijos, de ideas para hacer que los niños coman legumbres. Así, podrá lograr que los niños se sientan a gusto con alimentos que, sabemos, no son sus favoritos.

Las legumbres constituyen algunos de los alimentos más ricos en vitamina B1, carotenoides, hierro, cobre, ácido fólico, calcio, proteínas y muchos más nutrientes que resultan indispensables para garantizar el sano crecimiento de nuestros hijos.

Por eso, a continuación te daremos varias ideas para hacer que los niños coman legumbres que son muy sencillas y prácticas.

Ideas para hacer que los niños coman legumbres

La buena noticia con respecto a las legumbres es que son muy versátiles y se pueden consumir en múltiples presentaciones. Las ideas que te daremos a continuación resultan las más sencillas y agradables al paladar de los niños.

1.- Hamburguesas de lentajas

La llamada hamburguesa de lentejas sustituye la tradicional carne de res o el pollo por una preparación con lentejas, harina y huevo. Se deben cocinar las lentejas de la manera tradicional; cuando estén listas, se pasan por un procesador de alimentos y se les agrega un poco de harina y un huevo.

A continuación, se preparan esferas planas de la misma forma como se hacen las demás hamburguesas. Se pueden freír o también hornear. Por último, servir la hamburguesa acompañada de abundantes vegetales.

2.- Burritos

El burrito es un platillo típico de la comida mexicana que se ha popularizado ampliamente en Estados Unidos y el mundo. Una de las ventajas de su preparación son los pocos ingredientes que requieren; además, se preparan muy rápidamente y los niños difícilmente pueden ver el interior.

Las lentejas y otras legumbres pueden incorporarse a distintos platos.

Los burritos resultan ideales para hacer que los niños coman legumbres, pues uno de sus ingredientes son las judías. Solo necesitas tortillas de harina de trigo o de maíz, carne o pollo, los vegetales que más le gusten a tu niño y, por supuesto, los judías, ya sean rojas o negras.

3.- Humus o crema de garbanzos para untar

Esta crema para untar no puede faltar en casi todas las preparaciones de la comida árabe. Su sabor es muy suave; de hecho, los niños difícilmente descubrirán que proviene de los garbanzos. Pueden llegar a pensar que se trata de algún tipo de mayonesa o tártara.

Puedes prepararla tu misma o comprar presentaciones comerciales. Verás lo bueno que es tenerla a la mano a la hora de preparar emparedados, ensaladas o cualquier receta.

4.- Crema de guisantes

También resulta una buena opción preparar crema de guisantes como plato de entrada. Generalmente, las cremas se pueden tomar sin tener que masticar las texturas del grano, que es lo que mayormente crea desagrado en los niños. 

Puedes suavizar el sabor de la crema agregando toques de crema de leche o queso crema; después decórala, a ser posible, con crutones de pan a forma de una carita sonriente.

5.- Alfalfa en sustitución de la lechuga

Muchas personas desconocen que la alfalfa pertenece a la familia de las leguminosas. Entonces, puedes optar por sustituir la lechuga por la alfalfa en recetas como las hamburguesas y los sándwiches. Como no cuentan con un sabor particular, los niños en su mayoría no sienten desagrado al consumirla.

Puedes incluirla en la merienda de todos los días para el colegio; su consumo abundante no tiene ninguna contraindicación.

“Las legumbres constituyen algunos de los alimentos más ricos en vitamina B1, carotenoides, hierro, cobre, ácido fólico, calcio, proteínas y muchos más nutrientes”

6.- Agregar pequeñas cantidades de granos a sus platillos favoritos

Una buena opción es incluir pequeñas cantidades de legumbres en sus platos favoritos o en la comida que se degusta diariamente en casa. Puedes, así, agregar garbanzos o guisantes a las ensaladas, licuar lentejas junto a sus cremas de vegetales, preparar judías con atún o probar cualquier combinación que creas que pueda consumir fácilmente tu hijo.

Las ideas para hacer que los niños coman legumbres serán muy beneficiosas para su salud.

7.- Postres con maní

El maní es una buena opción exclusivamente para los niños que no sean alérgicos a este tipo de leguminosas. Es importante, por ende, que antes de preparar algún postre que contenga maní le realices sus respectivos exámenes con un alergólogo

Si efectivamente tu hijo está en condiciones de consumirlo, estás de enhorabuena. El maní se encuentra en múltiples postres como tortas, chocolates, helados y galletas, y puede consumirse en sus diversas presentaciones: cubiertas de caramelo, ajonjolí, al natural, cubiertas de chocolate o con sal.

Como dato final, debes saber que el consumo del maní también está destinado a niños mayores de cuatro años por el riesgo de asfixia si ingieren este aliento sin masticarlo.

Las variables, como habrás notado, son muchas. Con tan solo un poco de ingenio, puedes basarte en estas ideas para hacer que los niños coman legumbres para hacer un gran aporte a su nutrición.

Categorías: Recetas saladas Etiquetas:
Te puede gustar