4 formas de hacer atractivas las legumbres para los niños

Si tienes problemas para incluir las legumbres en la dieta de tu hijo, estos tips seguro que te ayudarán.

Conocer formas de hacer atractivas las legumbres para los niños es esencial para todas las madres debido a la negativa común de los pequeños para comer este grupo de alimentos. Te dejamos algunos consejos para volver más llamativas estas comidas.

Es bien sabido que cocinar con legumbres ofrece innumerables ventajas como sus valiosos nutrientes, su fibra y antioxidantes. Las legumbres son uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea y son ricas en:

  • Hierro
  • Vitaminas
  • Hidratos de carbono
  • Fibra
  • Proteínas

En ese sentido, se trata de una perfecta elección para favorecer las actividades diarias de tu hijo. Las legumbres pueden comerse de muchas maneras: tiernas, secas, cocidas o fritas.

Desde el punto de vista nutricional, son más aconsejables las tiernas. Sin embargo, desde el punto de vista gastronómico las secas son las más utilizadas. 

Es aconsejable que introduzcas las legumbres en la dieta de tus hijos a partir de los 10 meses; aunque a partir del año ya podrán comer todo tipo de legumbres, como mínimo dos o tres veces por semana.

Al igual que con cualquier ingrediente nuevo, puede ser difícil convencer a tu hijo de que las prueben, a pesar de ser tan ricas y nutritivas. Aquí te dejamos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a lograrlo.

4 formas de hacer atractivas las legumbres para los niños

A continuación te sugerimos 4 formas de hacer atractivas las legumbres para los niños que pueden alentar a tu hijo a comer de una manera más saludable.

1.- En sopa

Las sopas son generalmente muy populares entre los niños. Por eso, puedes comenzar el descubrimiento de la degustación de las legumbres agregándolas a estos platos.

Además, las lentejas, las judías y los guisantes, una vez cocinados, son fáciles de mezclar con la sopa, con estofados e incluso con salsas. Las legumbres añadirán más sabor, espesarán los platos y los enriquecerán gracias a sus nutrientes.

Las lentejas y otras legumbres pueden incorporarse a distintos platos.

2.- Como acompañamiento

El puré de humus de garbanzo es bien conocido en la actualidad. Puede ser de aceitunas, alcachofas, pimientos rojos asados ​​o incluso de zanahoria, y es ideal para untar en tostadas de pan.

Más allá del humus, se pueden preparar diferentes salsas usando judías y hierbas. Los purés de judías rojas o negras, populares en América Latina, son deliciosos como acompañamiento de los platos de nuestros hijos, ya sean como burritos, tostadas o enchiladas.

3.- En pasta

Un clásico de la cocina italiana llamado pasta e fagioli, es una receta simple de pasta que incluye judías blancas. La cocina italiana también nos puede ayudar a que nuestros niños disfruten de las legumbres. Otro buen ejemplo es la pasta con pesto; especialmente si le agregas un toque de queso parmesano.

Por último, puedes agregar las legumbres a las ensaladas de pasta. De este modo, dejas la opción a tu hijo de componer los ingredientes por sí mismo.

“Es aconsejable que introduzcas las legumbres en la dieta de tus hijos a partir de los 10 meses de vida”

4.- Con albóndigas o hamburguesas

Las albóndigas son muy populares entre los niños. Puedes sustituir la carne por lentejas, judías secas o una combinación de ambos.

Otra opción para introducir las legumbres en la dieta de tu hijo son los falafels libaneses, una forma muy conocida de hacer croquetas de garbanzo.

Además, puedes incluir las legumbres en diferentes salsas o sándwiches. Por ejemplo, una buena opción son las hamburguesas de judías, que de seguro serán del agrado de tu hijo.

Las lentejas aportan gran cantidad de fibra al organismo.

Otros consejos

  • Atención a la textura

Muchos niños odian la textura pegajosa de algunas legumbres. Si utilizas legumbres secas en lugar de enlatadas, obtendrás una textura mucho más agradable. Es recomendable remojar las legumbres durante la noche antes de cocinarlas.

  • Involucra a tu hijo

Al involucrar a los niños en la preparación de las comidas, puedes despertar su interés y hacer que lleguen a probar los platos. Ir de compras con tu hijo le permitirá involucrarse y elegir las legumbres que le gustaría comer.

  • Usa tu imaginación

Por último, te recomendamos que seas creativa y que uses tu imaginación para encontrar formas de incluir las legumbres en la dieta de tu hijo. Tú lo conoces y sabrás la mejor forma de atraerlo.

Al final, todo se trata de presentar una versión más amable de los platos con el fin de estimular la imaginación del pequeño para que tenga más ganas de probar nuevos alimentos. 

Puede que al principio los rechace, pero no bajes los brazos: ya encontrarás formas de hacer atractivas las legumbres para los niños del hogar.

Categorías: Dieta infantil Etiquetas:
Te puede gustar