Historias de niños emprendedores

Astrid Moreira · 5 febrero, 2019
Las historias de niños emprendedores sorprenden debido a su ingenio y convicción para expresar sus ideas. Los proyectos que presentaremos son realmente increíbles y exitosos en la actualidad.

En estos tiempos, el emprendimiento se ha convertido en el estilo de vida de muchas personas, que utilizan  herramientas como Internet para que sus proyectos puedan crecer masivamente. Esto no solo ha sido aplicado por adultos sino que niños emprendedores con grandes ideas también han decidido ser parte de estas historias de éxito, porque no existen límites de edad para tener objetivos y cumplirlos.

Los niños aprenden muy rápido, tan velozmente que puede llegar a ser sorprendente. Muchos de ellos comienzan a mostrar indicios desde muy temprana edad, empezando por pequeñas ideas de creación de negocio, como es el caso de vender en un pequeño puesto de limonadas o con el avance de la tecnología, al crear proyectos web.

Historias de niños emprendedores

Crear emprendimiento no es sencillo, de hecho, los pequeños deben aprender las dificultades que se pueden presentar en el camino y saber cómo llevar, tanto un éxito, como un fracaso. A continuación, presentaremos algunas historias de niños emprendedores que desde pequeños comenzaron con distintos tipos de negocios.

Charles Orgbon

A los 12 años de edad, Charles Orgbon creó una página web para fomentar el reciclaje que luego se convirtió en un proyecto más sólido llamado Greening Forward. En la actualidad, se encuentra estudiando en la Universidad de Georgia y dirige las operaciones de su empresa en todo el estado de California. Su sitio web es uno de los más importantes en ese área.

Evan de EvanTube

Con la ayuda de su padre, Evan lanzó su canal de YouTube, llamado EvanTube  a los 8 años de edad. En este espacio realiza reseñas de diversos juguetes y comenta principalmente temáticas referentes a niños de su edad. Sin duda, el estilo del pequeño ha hecho que crezca rápidamente en la plataforma.Internet es un buen medio para que los niños emprendedores comiencen algún proyecto.

Robert Nay

Con tal solo 14 años de edad, Robert Nay creó un juego para teléfonos inteligentes con el que logró posicionarse rápidamente en la App Store de Apple. Su juego, llamado Bubble Ball, superó, sorprendentemente, al famoso Angry Birds y logró ganar miles de dólares.

Christian Owens

Christian Owens tuvo su primer ordenador a los 14 años de edad y aprendió por su cuenta sobre diseño web. A esta misma edad, fundaría Mac Bundle, en la que ofrecía paquetes simples de diseño web. En la actualidad, es una empresa consolidada donde ofrece diversos servicios de diseño.

Adora Svitak

Actualmente, tiene 23 años de edad, pero cuando inició su negocio solo era una niña de 7 años. A esa edad escribió un libro con la temática de impulsar la creatividad de los niños para que cumplan sus sueños. Esta joven realiza diversos tipos de conferencias, además de que escribe ensayos, historias, poemas, blogs y libros.

Adam Hildreth

Cuando Adam tenía 14 años, se juntó con varios amigos para crear el proyecto Dubit, una plataforma social para hacer networking. Después de ser uno de los sitios más populares en Reino Unido, decidió crear Crisp, una empresa de software que protege a los niños cuando navegan por Internet.

Cameron Johnson

Cameron tenía 11 años cuando sus padres le pidieron que realizara unas invitaciones para una fiesta de sus vecinos. Los asistentes a la fiesta lo felicitaron por sus invitaciones y comenzaron a contratarlo. Debido a su éxito con sus diseños, fundó a los 14 años de edad la empresa Cheers and Tears, donde se dedicó a la publicidad en línea y el desarrollo de software.

Con los diversos tutoriales que actualmente los niños pueden encontrar en plataformas como YouTube, tienen la facilidad de aprender diversas habilidades.Niños emprendedores navegando por Internet con un ordenador.

Emil Motycka

Lo que comenzó como un trabajo donde se dedicaba a cortar el césped cuando Emil tenía 9 años, se convirtió en Motycka Enterprises cuando cumplió 18. Como debía cumplir sus obligaciones de adolescente, tuvo que trabajar turnos nocturnos en su negocio, pero impulsó su idea y logró consolidar su empresa.

Geoff, Dave y Catherine Cook

Los hermanos Cook querían hacer nuevos amigos en la escuela, por lo que decidieron crear My Yearbook, que años después cambiaría su nombre a MeetMe. Este sitio era utilizado por niños de diferentes escuelas, por lo que todos podrían conectarse y conocer nuevos amigos. Este proyecto apareció antes de que Facebook se hiciera tan popular y aún se mantiene en la actualidad.

Los niños pueden ser increíblemente ingeniosos y creativos, lo fundamental es que los padres los apoyen en este proceso para que puedan impulsar sus ideas y cumplir sus sueños. En la actualidad, el emprendimiento continúa en alza, por lo que, seguramente, pronto aparecerán más proyectos de niños emprendedores llenos de convicción y aprendizaje.