¿Cómo hacer que mi hijo no se aburra en casa?

“Que mi hijo no se aburra”, aunque no lo creas, es la premisa de muchas madres. Es que un niño aburrido es un pequeño majadero que se torna sensible y llora por todo, que se desgaja por idear qué hacer: ¿en dónde puedo subirme?, ¿qué voy a coger?, ¿qué puedo romper?… Por lo general, las ideas de un niño pequeño son inventos peligrosos o quedan fuera de nuestra permisibilidad.


Entonces hay que darle esparcimientos que lo entretengan y lo mantengan ocupado gran parte del tiempo. En este texto te traemos algunos consejos.

Búscale un amigo

Un amigo con el que jugar es un tesoro. Cuando el niño tiene con quien divertirse y conversar (aunque cada cual tenga su lenguaje y no se entiendan entre ellos) se siente feliz, y su felicidad se traduce en calma y relajación para los adultos.

Si no tienes más hijos te recomendamos invitar a otro niño del vecindario a jugar a tu casa, o igual, puedes llevar a tu hijo a que pase un tiempo en ese otro hogar. Si hay más de un niño, perfecto, mayor será la diversión.

Dentro de la categoría de “amigo” con el que jugar también puedes incluir a una mascota. Si no tienes problemas con criar animales cualquier mascota va a ser de mucha ayuda para hacer que tu hijo no se aburra: un perro, un gato, un pez, una cotorra, un perico, una jicotea, una rana…, la que él elija.

niño-aburrido-estres-Transforma-tu-estres

Dale tareas

Aunque tu hijo sea pequeñito siempre existen tareas que puede llevar a cabo que no solo lo mantendrán ocupado, sino que le levantarán el ánimo y la autoestima.

Un ser humano que se siente útil e importante es un ser humano feliz, tenga la edad que tenga.

Entonces pídele que te acompañe a realizar los quehaceres del hogar de alguna que otra manera. ¡Ah! No olvides recordarle lo mucho que valoras su ayuda. Prémialo también por ello.

Comparte su juego

A veces a los niños, sobre todo si tienen menos de 1 año, les gusta jugar solos. Pero esto no sucede todo el tiempo. Los hijos adoran y añoran que sus padres se detengan a compartir sus juegos.

Así que cuando notes que tu hijo camina moviendo sus bracitos al unísono hacia adelante y hacia atrás mientras mira para arriba a ver qué encuentra (una señal de alarma que anuncia el aburrimiento), siéntate a jugar con él antes de que se le ocurra alguna travesura. Te lo aconsejamos.

Dale manualidades para hacer

Está demostrado que las manualidades son efectivos ejercicios que le desarrollan disímiles habilidades psicomotoras a los niños. Encima de ello, sirven para ocupar su tiempo libre y hacer que no se aburran.

Si está a punto de llegar un aniversario, tu hijo quiere dar un obsequio a cualquier persona, o solo se trata de fabricar un artículo para embellecer su habitación: ¡Invítalo a hacer manualidades!

650_1200

Establécele una rutina

Establecerle una rutina a tu hijo va a ayudarle a estar regido por una agenda que deberá cumplimentar a lo largo de la jornada.

Claro, no hay que atosigarlo, porque en definitiva ningún niño pequeño va a hacer caso de si a tal hora toca esto o aquello. La rutina más bien será para ti. Pero establecerle un programa y enseñarlo a seguirlo va a contribuir también a su buena educación.

¿Cómo hacer que mi hijo no se aburra en casa?

Mamá, si tu hijo tiene alrededor de 2 años y es muy pequeño para dejarlo ir a jugar solo al parque, si no tienes tiempo de sacarlo a pasear, puedes brindarle actividades sanas, entre ellas, dedicar algunos minutos a mostrarle fotografías y videos de cuando era más pequeñito. Te aseguramos que a él le encantará verse.

Algo más que te recomendamos hacer es armarle cajas de cartón o darle carteras que no utilices con varios compartimentos en donde esconderás diversos objetos.

Si sus juguetes le aburren ofrécele artículos propios: pulseras plásticas, una billetera de papá que aún no se haya usado, pomos plásticos de champús que se hayan terminado… en fin, objetos que tengas en casa que no sean peligrosos para él y le despierten la imaginación. Ten presente que cualquier cosa, si le es interesante, será un nuevo y maravilloso juguete.

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar