Enseña a tu hijo la importancia de los aniversarios

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Ana Couñago al
28 Enero, 2020
Es importante que los pequeños se acostumbren a celebrar los aniversarios en familia. Estas celebraciones suponen una oportunidad maravillosa para transmitir amor y cariño.
 

La importancia de los aniversarios radica en la significación que tienen en el plano emocional tanto para la persona homenajeada como para quienes le rodean.

Los aniversarios existen porque todo en la vida tiene un comienzo o se define en una fecha específica.

De hecho, se inventaron para no pasar por alto valores, personas, sentimientos, acontecimientos, etc.

Enseña a tu hijo la importancia de los aniversarios y de cuánto valen para la celebración en familia.

La importancia de los aniversarios: ¿qué días hay que celebrar?

El día de la madre

Celebrar los aniversarios es gratificante siempre y cuando se tenga algo por qué o con quién festejar.

Festejar el día de la madre en casa enseña a los hijos a dar el valor que se merecen sus progenitoras.

Así, los niños aprenden que no solo ese día deben portarse bien, ayudar en la casa, obedecer, mostrar gestos de cariño, etc. Aunque, esta, sí es una buena fecha para realizar todos estos actos de una forma más insistente.

Hay que enseñarles que ese día es único y grandioso, porque celebran lo mucho que importan las madres para la unión y la felicidad de todos.

Los cumpleaños

air-2456_640
 

Los cumpleaños de los pequeños de la casa, siempre se festejan con mayor ilusión y felicidad. Pero, los niños, deben aprender que ellos no son los únicos importantes.

Hay que enseñarles que los aniversarios de los miembros de la familia no deben ser pasados por alto. 

Pues cada una de estas personas (madre, padre, abuelo, tío, etc.), con las que conviven y crean lazos emocionales y afectivos, debe recibir el cariño que se merece en su día. 

El día del padre

El proverbio popular: “madre hay una sola en el mundo, padres hay muchos”, es una frase errónea que no se debe trasmitir a los pequeños.

De hecho, hay que enseñarles que un padre es una figura de apoyo, cariño, bondad y ayuda. Y, por este motivo, debe recibir todo el amor que su hijo pueda darle siempre, pero sobre todo, en su día.

El día del niño

Un niño es el fruto del amor entre dos personas y, como fruto y semilla al fin, significa el comienzo de una nueva vida, de nuevos sueños y esperanzas.

El día del niño hay que celebrarlo en casa, por lo mucho que valen las nuevas generaciones para la felicidad de todos.

Para los adultos esta fecha debe significar además un día de análisis y reflexión sobre el respeto hacia todos los derechos que tienen los niños y el cumplimiento de los mismos.

La importancia de celebrar los aniversarios en familia

birthday-cake-380178_640
 

Las familias tienen que transmitir a sus miembros más jóvenes, la importancia que tiene compartir los buenos momentos juntos. 

Por ello, los adultos deben encargarse de tomar las fechas señaladas como motivos para:

  • Agasajar a los semejantes y hacer obsequios.
  • Resaltar ciertos valores.
  • Brindar por la armonía del hogar y la vida de todos.

La celebración de los aniversarios en familia motivan a compartir, ser generosos, amar, conversar, expresar emociones, intercambiar opiniones, etc.

Enseña a tu hijo la importancia de los aniversarios

Tener en cuenta los aniversarios es importante porque hace que nos detengamos y pensemos en los errores cometidos.

Sirven para que nos tracemos nuevas metas y logremos ese propósito que tanto hemos anhelado.

Los aniversarios llegan y se van, pero marcan un año más de trabajo, de amor y de entrega.

Posibilitan que nos acordemos de lo vivido y de lo que nos falta por hacer.

Estas celebraciones constituyen un stop que nos ayuda en el repaso de nuestros actos y nos hace pensar cuánto tiempo malgastamos o aprovechamos en nuestra superación personal y sentimental.

Pero, también constituyen un comienzo que nos indica que nos queda mucho por vivir, que podemos volver a intentarlo todo, incluso, partiendo desde cero.

¡Los niños deben aprender todo esto!