Gimnasia artística para niños, un deporte que implica múltiples beneficios

Goizane · 22 noviembre, 2017
Con la gimnasia rítmica, los niños desarrollan sus capacidades físicas y mejoran sus habilidades sociales y personales.

La gimnasia artística es una de actividades extraescolares más populares, especialmente entre las niñas. Esta disciplina deportiva conjuga con sus ejercicios agilidad, fuerza, plasticidad y elegancia. Es decir, además de educar y desarrollar el cuerpo, se trata de un arte expresivo. Aunque siempre se ha considerado un deporte de mujeres, es muy recomendable tanto para los niños como para las niñas.

Gimnasia artística, ¿cuándo empezar?

“La edad ideal para iniciarse en la gimnasia rítmica se sitúa entre los tres y los cinco años”

La gimnasia artística consiste en combinar distintos movimientos corporales de modo que formen una coreografía. Para ello también se puede contar con la ayuda de aparatos de gimnasia. Hay una gran cantidad de ejercicios que los niños pueden hacer en este deporte, considerado olímpico desde los Juegos de Atenas de 1896. Estos se clasifican en grados de complejidad, por lo que es importante aprender pronto los más básicos.

La edad más apropiada para iniciarse en esta disciplina es entre los tres y los cinco años. En esta etapa es cuando se adquieren los hábitos posturales y se desarrollan las habilidades motrices básicas. Sin embargo, esto no es obstáculo para que se pueda empezar a practicar este deporte más tarde, incluso en la adolescencia.

La gimnasia artística es un deporte tanto para niños como para niñas.

Tipos de ejercicios

Los ejercicios que se realizan en la gimnasia artística dependerán de la fase de preparación en la que se encuentren los niños. A medida que vayan entrenando y desarrollando sus habilidades, irá aumentando la dificultad y exigencia de los ejercicios. Estas actividades se dividen en tres etapas: básica, acrobática y artística.

  1. La gimnasia básica tiene como propósito conseguir un nivel elevado de preparación física. Como otros deportes, también fortalece la salud y contribuye en el desarrollo de las funciones motoras y cualidades físicas.
  2. En la fase acrobática se introducen ejercicios más complejos, que incluyen prácticas de equilibrio, volteo, contacto, aéreos y semi-aéreos. Para ello ya se inicia a los niños en el uso de varios aparatos de gimnasia, además de colchones y trampolines.
  3. La etapa artística, además de aumentar el nivel de los ejercicios, introduce diversas modalidades de competencia. Por ejemplo, por equipos, o individuales con aparatos.

Gimnasia artística para niños y para niñas, ¿qué diferencias hay?

Aunque la gimnasia artística sea un deporte tanto para niños como para niñas, es diferente para cada sexo. No solo compiten por separado, como ocurre en otros deportes, sino que también realizan ejercicios distintos. Mientras que las prácticas llevadas a cabo en el suelo son similares, niños y niñas tendrán modalidades específicas y con actividades distintas en sus ejecuciones acrobáticas.

  • En el caso de las niñas, participarán en cuatro modalidades: potro (o salto de caballo), viga de equilibrio, barras asimétricas y manos libres.
  • Por otra parte, los niños tendrán seis modalidades: anillas, barras paralelas, barra fija, manos libres, potro y manos libres.

Beneficios de la gimnasia artística para los niños

“Con la gimnasia rítmica los niños desarrollarán sus capacidades físicas y mejorarán sus habilidades sociales y personales”

Este deporte es muy exigente y requiere mucha fuerza de voluntad y entrenamiento. Sin embargo, también aporta grandes beneficios a los niños que practican esta modalidad. La gimnasia rítmica les ayudará a:

  • Aumentar sus capacidades motoras: fuerza, flexibilidad, coordinación y velocidad, entre otras.
  • Desarrollar el equilibrio y el sentido del ritmo.
  • Corregir malas posturas corporales.
  • Ganar confianza y seguridad en sí mismos.
  • Fomentar la concentración.
  • Mejorar el trabajo en equipo, la socialización, el compañerismo y el respeto hacia los demás.

Además, si les gusta este deporte tan exigente, practicarlo favorecerá que los niños desarrollen el sentido de la constancia y la responsabilidad. También aprenderán a aprovechar el tiempo libre de manera mucho más eficiente y adquirirán valores como la tenacidad, el valor y la tolerancia a la frustración.

La gimnasia artística es un deporte que fomenta valores como la responsabilidad y la fuerza de voluntad.

Recomendaciones generales

Como padres, habrá que tener en cuenta varios aspectos a la hora de apuntar a nuestros hijos a este deporte. Tendrá que ser fundamental, por supuesto, que les guste y se sientan motivados para practicarlo. Que no sea una obligación y que la carga física se adapte a su nivel de desarrollo.

Para ello, tendremos que considerar cuidadosamente dónde vamos a apuntarlos. Así, nos aseguraremos de que el profesor o entrenador tenga experiencia en gimnasia rítmica, que el gimnasio cuente con el equipo necesario y, sobre todo, con las medidas de seguridad adecuadas.

La gimnasia rítmica es un deporte que exige mucho compromiso y disciplina. En muchas ocasiones, los niños tendrán ganas de saltarse clases o incluso de dejarlas completamente. Por ello, lo más importante es que cuenten con el apoyo y ánimo de los padres.