Frasco de la felicidad

Si deseas cultivar en tus hijos el agradecimiento de una manera didáctica y divertida, esta técnica será de gran ayuda para lograrlo en familia.
Frasco de la felicidad

Última actualización: 03 agosto, 2022

La vida está llena de momentos hermosos que suelen esconderse en algún rincón de la memoria cuando atravesamos por situaciones difíciles. Sin embargo, emplear técnicas como el frasco de la felicidad pueden ser de gran ayuda para mantener el optimismo a pesar de las adversidades. Recordar que todo en el universo es pasajero y luego de la lluvia llega la calma.

En la cotidianidad suelen suceder acciones muy significativas que ponen una sonrisa en la cara de niños y adultos. Por ejemplo, el halago de un amigo o la comida que prepara mamá con amor y dedicación. Enseñarles a los hijos a ser agradecidos desde su infancia es muy importante para inculcar valores como la humildad y la gratitud.



¿Cómo emplear la técnica del frasco de la felicidad?

Mantener un estado de ánimo positivo es crucial para gozar de una buena salud mental. No obstante, situaciones globales como la reciente pandemia del coronavirus o razones personales como las discusiones y las inseguridades pueden hacer que veamos la vida a través de un lente de pesimismo.

Esta dinámica familiar les permite a los hijos ser conscientes de los pequeños detalles que suelen pasar desapercibidos.

La gratitud es un arte que debe trabajarse diariamente. Y eso lo sabe muy bien Elizabeth Gilbert, autora de grandes obras de autodescubrimiento como Come, reza, ama. Los frascos de la felicidad son un proyecto presentado por la escritora y una de las técnicas favoritas de miles de personas para ser más agradecidas.

El frasco de la felicidad consiste en un gran recipiente de cristal en donde todos los días cada integrante del hogar puede depositar una nota con lo mejor que le haya pasado ese día. La idea es ir acumulando muchos papelitos para que al final del mes o del año, la familia se reúna y lea todas las cosas buenas que les han sucedido.

Los profesionales respaldan esta técnica

Escribir notas de agradecimiento puede tener grandes impactos en la salud emocional de todos los miembros del hogar, pero en especial de los niños. Puesto que crea en ellos el hábito de pensar diariamente en lo mejor que les pasó durante el día y los motiva a tener una visión más optimista de la vida.

Recordarles a los niños lo afortunados que son al tener una familia que los ama incondicionalmente es necesario para cultivar el agradecimiento y la empatía.

La popularidad del frasco de la felicidad para estar más conectados con las alegrías de la cotidianidad ha hecho que muchas personas cambien su forma de ver la vida. Tal como lo explica Daniel Fryer, psicoterapeuta y autor del libro The four thoughts that f*ck you up… and how to fix them, son nuestros propios hábitos y pensamientos los que nos llevan a generar emociones destructivas.

En una conversación con Stylist el profesional aseguró que llenar un frasco de la felicidad es una técnica que emplean muchos de sus pacientes para hacerle frente a una de las épocas más depresivas del año: enero. Una razón más para comenzar cuanto antes a escribir por lo que estamos agradecidos.

Tengo bastantes pacientes que hacen esto. Compran un frasco de cristal y durante todo el año, cada vez que sucede algo bueno, lo escriben en una nota y lo depositan. Luego, en enero del próximo año, sacan una nota todos los días y recuerdan las cosas buenas que sucedieron. Eso los lleva a través de lo que se supone que es el mes más deprimente.

~ Daniel Fryer ~

Pon en práctica el frasco de la felicidad

El cerebro humano necesita de rutinas y escribir todos los días una nota con lo mejor que nos pasó es un hábito que traerá mucha paz mental a la vida de los miembros del hogar. Además, es una técnica ideal para cultivar en los niños valores que les permitirán ser mejores personas.

Así que saca ese frasco que tienes guardado en la estantería y comparte la dinámica con tu familia. Recuerda que es muy importante que esté al alcance para que tanto los hijos como los papás puedan participar. Todos pueden disfrutar de los beneficios de esta actividad.

Siempre deja al lado del frasco papeles de colores y lápices para escribir y no olvides que luego de la tempestad siempre viene la calma. Por lo que procura que tanto niños como adultos estén agradecidos por las bendiciones diarias.

Te podría interesar...
Tus hijos no te deben nada: las claves del agradecimiento
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Tus hijos no te deben nada: las claves del agradecimiento

Algunas de las frases repetidas son "cuando seas adulto me darás agradecimiento ” y no exactamente debemos hacer nada pensando en ser retribuidos