Formas de estimular la competencia lingüística en niños

Diego 21 marzo, 2018
Desde una edad temprana, y tanto en la escuela como en casa, los niños deben empezar a desarrollar su competencia lingüística. A continuación, te indicamos algunas ideas para ello.

La competencia lingüística se relaciona con la comunicación humana. Resulta esencial, entonces, estimular la competencia lingüística en niños. Pero, ¿cómo se logra esto? ¿Y qué beneficios se obtienen de hacerlo?

Hablar de lingüística es hablar de la ciencia que se encarga de estudiar el lenguaje humano y las lenguas.

Ahora bien, cuando hablamos de competencia lingüística nos referimos a una teoría que mide la capacidad de los individuos para poder entenderse, ya sea oralmente o por escrito.

Importancia de estimular la competencia lingüística en niños

En el caso de los niños, la competencia lingüística los ayuda a poder expresarse, conversar y dialogar, además de mejorar su capacidad de escuchar y enriquecer su vocabulario. Todo esto desemboca en una mejor relación con otras personas.

El ambiente en el que se desenvuelven

El factor ambiente debe ser tomado en cuenta a la hora de estimular la competencia lingüística, debido a que, dependiendo del ambiente en el que se encuentre un niño, se comunicará de una manera u otra.

En este aspecto, juega un papel esencial el aula o el jardín de niños donde se encuentre un individuo, ya que las actividades compartidas con otros alumnos o con los docentes fomentan la competencia lingüística. Por otro lado, los padres también contribuyen en gran manera a este desarrollo.

La disartria infantil afecta la capacidad de pronunciación de los pequeños.

Maneras de estimular la competencia lingüística en niños

¿Qué métodos se pueden emplear para estimular la competencia lingüística en niños? He aquí algunas sugerencias:

Clases interactivas

En este aspecto, el maestro debe hacer pocas preguntas, y las que haga deben ser bien pensadas. Así los niños podrán interactuar unos con otros.

Así mismo, las clases no deberían ser de tipo discursivo sino interactivo. De esta manera los niños manifestarán más interés por los temas tratados y aprenderán a expresarse.

Emplear dramatizaciones

A través del movimiento interactivo que requiere la dramatización y la originalidad que las caracteriza, los niños pueden manifestar expresión creativa, lo que fomenta el desarrollo de la competencia lingüística.

En vista de que la trama de una dramatización puede estar basada en la realidad o en la fantasía, los niños pueden sentirse identificados con ella y descubrir cosas sobre sí mismos y del mundo que los rodea, lo que ayuda, de nuevo, a desarrollar competencia lingüística.

En la dramatización no siempre existen papeles previamente asignados, es decir, se trabaja tomando como base la improvisación. Esto estimula en los niños la competencia lingüística, ya que las expresiones son puramente espontáneas pero a la vez deben estar cuidadas.

Emplear juego de roles

Esto es, a través de la lectura, representar oralmente una escena de un libro o de una historia breve, con el objeto de que los niños adecúen sus voces para interpretar un guión o especie de diálogo.

Beneficios de estimular la competencia lingüística en los niños

Se estimula a los niños a utilizar de manera correcta el lenguaje desde que son pequeños. Aunque dicha estimulación sigue ciertos parámetros, ya que el nivel de desarrollo del lenguaje varía de niño en niño, después de los primeros 3 años se puede observar el desarrollo de la competencia lingüística en los mismos.

Estimular la competencia lingüística en niños aumenta las probabilidades de que tengan éxito en la vida una vez sean adultos. Esto se da debido a que aprenden a socializar con otros y a categorizar, ejercitar y a analizar diversos tipos de información o recuerdos.

Hablar en público puede producir nervios en los jóvenes y niños

Relación con personas de otras culturas

Debido a que la competencia lingüística estudia la manera de relacionarse con otros, los niños que la trabajan desde temprana edad son más propensos a llevarse bien con personas de otras culturas e, incluso, son capaces de aprender más fácilmente otro idioma al relacionarse con personas que hablan un idioma distinto al suyo.

Estimular la competencia lingüística en niños permite un buen desarrollo a medida que crecen. Lo anterior se traduce en mayor madurez en las relaciones.

Se vence la timidez o se mantiene a raya

Generalmente, los niños son por naturaleza expresivos. Pero a medida que el ser humano crece va volviéndose más tímido. En vista de esto, estimular la competencia lingüística en niños mantiene a raya o ayuda a vencer la timidez en el caso de aquellos niños que por el ambiente en el que se desarrollan tienden a ser introvertidos.

Si desde pequeños se les estimula la competencia lingüística a los individuos, aun cuando por personalidad sean tímidos o introvertidos, pueden llegar a relacionarse de buena manera con otras personas una vez se hagan adultos.

Te puede gustar