Fomenta los dones de tu hijo

Todos los padres pensamos que nuestros hijos son los mejores e imaginamos que llegarán muy lejos en la vida. ¿Quién no soñó con un hijo sucesor de Messi, Einstein, Beethoven o Picasso? Dejando de lado estos sueños y deseos paternos, lo cierto es que debes desarrollar un rol importante: ¡fomenta los dones de tu hijo!

Es que muchos niños tienen un talento oculto y la misión de los padres es, justamente, descubrirlo para al fin sacarlo a la luz y potenciarlo. El momento ideal para fomentar los dones de tu hijo es cuando deja de ser un bebé para convertirse en un niño.

Aprovecha a observarlo y descubrir lo que le apasiona y en qué disciplina destaca, para así poder potenciar sus destrezas, habilidades y talentos. ¿Qué tiene de bueno?. Mientras el chico desarrolla sus cualidades artísticas y deportivas, se desarrollan sus sentidos y su capacidad motora.

No obstante, no desmoralices si tu pequeño no muestra un interés especial por ninguna disciplina concreta y la tarea de fomentar los dones de tu hijo parece no dar frutos, pues no todos nacen con una estrella que los destina a brillar en la vida, mas puede sobradamente feliz sin alcanzar el estrellato.

Los dones de tu hijo, bienes naturales

Casi todos los niños poseen talentos únicos e intransferibles, por eso, tu tarea es fomentar los dones de tu hijo, motivándolo a desarrollar esas capacidades naturales desde edad preescolar. Simplemente se trata de observar atentamente al niño, a fin de conocer qué le llama la atención y en qué está más ducho.

Pero, cuidado: evita presionarlo, solo muéstrate orgulloso de cada pequeño logro. El común denominador de los padres es que cometen el craso error de exigir a los chicos que destaquen en la disciplina en la cual ellos dejaron todo, pero el talento es natural e intrínseco de cada ser humano, por lo que no se hereda.

Ahora bien, la pregunta es: “¿Cómo saber qué es lo que más le gusta al pequeño?”. Por supuesto, la idea no es ni será anotarlo en cuanta clase de diversas disciplinas encuentres, porque el chico no tendrá tiempo para jugar y descansar, algo fundamental para su desarrollo.

Entonces, trata de conocerlo en profundidad con objeto de intuir aquello que lo atrae. De este modo podrás guiar a tu hijo hacia el conocimiento de sus intereses personales, fomentando sus dones, destrezas, habilidades físicas y mentales. Una tarea que lleva mucho tiempo pero que vale la pena.

Primer paso: La exploración de gustos y preferencias

  • Ofrece a tu hijo música de diferentes géneros desde bebé.
  • Acompáñalo a realizar actividades al aire libre, especialmente deportivas.
  • Acércale pinturas, crayones, lápices, papeles y plastilinas para que experimente y esté en contacto con el arte.
  • Puedes llevarlo a museos de diversa índole, gratuitos o con arancel.
  • Incentiva su memoria y su intelecto con rompecabezas, memotest, legos, juegos de mesa, etc.
  • Permite que coopere en la cocina así experimenta.
  • Deja un electrodoméstico o aparato que no sirva para que juegue a repararlo, desarmando y rearmando.

Segundo paso: La estimulación

Tal como hemos dicho, el talento es natural, mas es verdad también que si incentivas adecuadamente los dones de tu hijo, impulsas el desarrollo pleno de sus talentos. Por eso, si notas que el niño muestra especial interés por determinados estímulos, procura realizar alguna actividad que fomente su aprendizaje.

Puedes hacer la actividad con el niño en casa, inscribirlo en un curso donde pueda reforzar su don, llevarlo a museos, obras de teatro y eventos deportivos a fin de que esté en contacto con aquello que tanto llama su atención. Obviamente, siempre con previa consulta y su consentimiento, no por obligación.

b8eb1c8667718c9ecfca4b8a8859a2ea

La sensibilidad artística

Sería interesante, independientemente del campo en el que destaque el niño, que estimules su sensibilidad artística, en tanto que el arte es la expresión de la creatividad y la sensibilidad humanas capaz de potenciar el desarrollo de los sentidos, la manifestación de emociones y la inteligencia.

Los especialistas explican que esta disciplina obliga al uso de ambos hemisferios cerebrales, donde se alojan las actividades lógicas, matemáticas, analíticas y conscientes, tanto como las inconscientes, sintéticas e intuitivas típicas de los talentos artísticos.

Estimula su sensibilidad artística

Para fomentar los dones de tu hijo recuerda que a partir de los 2 años comenzará un proceso de conocimiento e integración con el mundo que lo rodea, empezando a desarrollar sus sentidos. Por ello puedes dedicarte a potenciar las cualidades visuales y auditivas del niño mediante una variedad de estímulos.

  • Busca siempre juguetes con diferentes colores, formas y texturas, con sonidos y luces.
  • Proporciónale pinturas de diverso tipo y plastilina para que pinte y moldee figuras.
  • Léele cuentos y poemas desde la gestación.
  • Pon música de diversos géneros desde la gestación. Una vez en este mundo, canta y baila con tu hijo para desarrollar sus habilidades musicales.
  • Adquiere instrumentos musicales de juguete para que experimente.
  • Llévalo a obras de teatro y musicales para niños.

Ahora bien, si notas que tu hijo manifiesta especial atracción por alguno de estos estímulos, entreteniéndose y dedicándole mucho tiempo, considera apuntarlo en clases especiales de arte, música o tallado. Si con las clases se entusiasma aún más, alégrate: has dado en el clavo, ese es su talento.

El deporte

Cuando piensas en fomentar los dones de tu hijo no olvides que es tan importante su familiaridad con la música y el arte para estimular su desarrollo como así también favorecer sus habilidades motrices. No dejes de lado ninguno de los dos ámbitos, nada mejor que la combinación de ambos.

Es sabido que el deporte es beneficioso para la salud, con lo cual viene bien para el crecimiento del pequeño. Aquellos chicos con tendencia sedentaria, que no juegan, corren ni saltan, son más débiles y, por consiguiente, más propensos a contraer enfermedades.

Boys' soccer team in car

Los expertos recomiendan no quedarse solo con las clases de educación física escolares, sino que se debe fomentar la práctica de ejercicio en tu hijo para que lo adopte como un hábito saludable. Paseos en bici, caminatas, natación o tomar clases de algún deporte que le guste pueden favorecer su crecimiento y desarrollo.

Otras ventajas de atender este aspecto es que se evita enfermedades como la obesidad mientras potencia sus habilidades sociales, ayudando relacionarse con más gente y a hacer amigos fuera del entorno escolar. En estos casos, evita forzar y presionar a tu hijo si no quiere.

¿Cómo ayudar y estimular su inclinación hacia el deporte?

  • Siempre demuestra tu orgullo por tu hijo, sin importar los resultados o su rendimiento.
  • Asegúrate de que el niño disponga de suficientes horas libres para jugar.
  • Si repentinamente pierde el entusiasmo en torno a la actividad, averigua las causas antes de retirarlo del grupo.
  • No lo sofoques con consejos respecto a cómo desenvolverse ni exijas demasiado. Eres su porrista, no su entrenador.
  • Ten mesura a la hora de anotarlo en cursos. No lo sobrecargues de actividades.
Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar