¿Qué instrumento musical será mejor para mi hijo?

Gladys · 24 diciembre, 2015

 

Todos los instrumentos musicales son excelentes para el aprendizaje de un niño, pero conoce cuáles podrían tener más afinidad con tu hijo para calmar, estimular y canalizar sus energías en actividades productivas como esta.

Un instrumento musical puede desarrollar diferentes capacidades en un niño, algunas de estas están relacionadas con el desarrollo de la atención y concentración, el auto-control y  la sensibilidad.

Adicionalmente es ideal para ejercitar la memoria y ayudar a desarrollar la paciencia y la tolerancia entre otras habilidades importantes.

Algunos estudios especializados señalan que la música favorece el aprendizaje de algunas cátedras tales como: las matemáticas e historia, además de aportar conocimientos sobre los valores éticos, enriqueciendo del lenguaje y contribuyendo de igual manera en el desarrollo intelectual, afectivo y psicomotor.

“El método Suzuki es un método para aprender a tocar un instrumento musical. Está recogido actualmente en libros y grabaciones para piano, violín, viola, flauta traversa, flauta dulce, violonchelo, arpa, guitarra, contrabajo, canto, charango, Tarka, mandela y ocarina.”

 -Wikipedia-

Este método de aprendizaje de la música fue diseñado originalmente para los niños pero se han obtenido excelente resultados con los adultos también.

Aspectos que se deben tomar en cuenta

Niño-tocando-piano

Para conseguir el instrumento musical ideal para tu hijo deberás tomar en consideración  algunas características específicas del pequeñito de la casa, tales como: edad, madurez motriz, nivel de concentración, nivel de sencillez o dificultad del instrumento y por supuesto su tamaño.

Existen diferentes instrumentos musicales que pertenecen a cuatro grandes familias: viento, cuerda, teclado y percusión, por lo cual tu hijo podrá tener una gran variedad alternativas de instrumentos que podrá escoger .

Es muy importante que no impongas el  aprendizaje  de ningún instrumento porque sea de tu agrado, porque esta acción sería completamente contraproducente y podría causar el rechazo total por todos los temas relacionados con la música en general.

Escoger el instrumento musical

Dependiendo de la edad y la madurez motriz, podrás evaluar el interés que muestre el pequeño respecto al instrumento. Seguidamente se presentan información relevante que te ayudarán en esta tarea:

  • Los instrumentos de viento pueden favorecer a los pequeños de 2 a 5 años, para canalizar la respiración y calmar la gran energía que los caracteriza. Un instrumentos de viento recomendable para tu hijo podría ser la flauta dulce, por su versatilidad y su agradable sonido. Su conveniente tamaño  facilita que puedas llevarlo a cualquier lugar.
  • Los instrumentos de percusión le vienen bien a niños de cualquier edad, aunque pueden resultar algo ruidoso mientras aprenden. Tocar este tipo de instrumento puede resultar complejo debido al ritmo y coordinación que exige.
  • La percusión puede ser perfecta para niños hiperactivos, enérgicos y tímidos, debido al esfuerzo físico que requieren para ser tocados. Entre ello podemos mencionar: la batería, tambor, timbales, etc.
  • Los instrumentos teclados como el piano, órgano y acordeón son ideales para niños mayores de 5 años. Los tamaños de estos instrumentos pueden requerir ciertas dimensiones corporales y su nivel de complejidad es  considerado como intermedio.
  • Los instrumentos de cuerda tales como: el cuatro, la guitarra, el violín y la mandolina pueden ser practicados por niños de cualquier edad. Estos instrumentos son muy versátiles, tienen diferentes tamaños y requieren de cierto nivel de concentración para presionar las cuerdas.

Una vez que tu hijo logre identificar el instrumento de su agrado, estará muy motivado para practicarlo en forma espontánea.

Algunas recomendaciones

3219873-fotos-de-nic3b1as-tocando-violin

Algunos instrumentos pueden resultar algo costosos, por esa razón se debe enseñar en casa el cuidado que debe tener al instrumento musical.

Una vez que adquieran el instrumento puedes asignar pequeñas tareas a tu hijo para que se haga responsable, tales como: la limpieza, colocarlo delicadamente en su estuche y llevarlo al lugar que tengan destinado para guardarlo.

Si tu hijo es menor de 5 años es aconsejable comprar un instrumento de precio “razonable” debido a que corren más riesgos en su manipulación por razones propias de la edad.

Recuerdale eventualmente a tu hijo que la práctica y la constancia son los secretos para lograr obtener buenos resultados. Los mensajes positivos y de motivación  le  reforzarán su confianza, evitará el desaliento, frustración y el estrés infantil.

Cualquier niño puede tocar un instrumento. Todo es posible si la dupla hijo-madre se lo proponen, así que ¡adelante!