Estornudos en el recién nacido: qué debes saber

¿Tu bebé acaba de nacer y estornuda sin parar? ¡Tranquila! Esto es algo completamente normal y te queremos contar todo al respecto.
Estornudos en el recién nacido: qué debes saber
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 16 julio, 2021.

Última actualización: 16 julio, 2021

Cuando nace un bebé, nace también un padre y una madre. Por este motivo, los pediatras somos conscientes de que a partir de ahí, inicia un largo camino de aprendizaje para todos ellos.

Este sendero estará repleto de dudas e interrogantes por responder, y uno de los más comunes será: ¿cuán normales son los estornudos del recién nacido?

A continuación te contaremos por qué ocurren y qué debes hacer con tu bebé cuando los detectes.

¿Por qué un recién nacido tiene estornudos?

A diferencia de los adultos, los bebés pequeños respiran únicamente a través de la nariz. Debido a la estructura de sus vías respiratorias y a la inmadurez de los circuitos cerebrales, la boca todavía no será utilizada para este fin y quedará reservada para la alimentación y la comunicación.

Al ser la única vía de ingreso del aire que respiran, todas las partículas del ambiente, incluidos los microbios, penetrarán las fosas nasales. Allí serán retenidas por los delgados pelos (llamados cilios) y los mocos que las glándulas nasales producen.

polen alergeno virus particula volatil aire nariz fosa nasal

Tanto el movimiento de los cilios como el acúmulo de mocos o suciedad, provocarán molestias que irritarán las terminales nerviosas del epitelio nasal.

Este mensaje llegará al cerebro del bebé y desencadenará el reflejo del estornudo, cuya finalidad será liberar las fosas nasales de aquello que lo obstruye. Tal como ocurre con los adultos.

Los bebés necesitan liberar los restos de líquido amniótico contenido en sus cavidades, como por ejemplo, las vías respiratorias en toda su extensión. Es por esto que desde las primeras horas de vida algunos bebés comenzarán a estornudar con frecuencia, sin que esto implique que se hayan resfriado.

¿Es normal que el recién nacido tenga muchos estornudos?

La frecuencia de los estornudos será variable según ocurran distintos factores. Los desencadenantes habituales pueden ser tanto estímulos externos (la presencia de una sustancia irritante del ambiente) como internos  (la inflamación de la mucosa nasal por el ingreso de un germen).

En el caso de los recién nacidos, como hemos mencionado anteriormente, la frecuencia de estornudos puede ser elevada. Esto es porque tienen abundante líquido amniótico para liberar, el cual está retenido en las fosas nasales y demás cavidades del tracto respiratorio.

Como estrategia para liberarse de este líquido, el organismo del bebé desencadenará varios mecanismos de liberación a la vez, como la tos, los estornudos y los vómitos. En los tres casos, la presión generada desde el interior del cuerpo del bebé facilitará la salida del líquido amniótico a través de los orificios naturales del cuerpo.

¿Qué provoca los estornudos del recién nacido?

Los recién nacidos son especialmente susceptibles a los irritantes del ambientales. Por lo tanto cualquier partícula volátil o cambio en la temperatura o en la humedad del ambiente, podrán desencadenar el reflejo del estornudo.

Entre los estímulos más comunes se describen los siguientes:

  • Partículas de polvo, moho, pelos de animales, polen.
  • Microbios.
  • Valores de humedad extremos: porcentajes muy bajos secan la mucosa y la irritan, mientras que porcentajes muy altos aumentan la producción de moco.
  • Brisas o cambios bruscos de temperatura.
  • Estímulos luminosos intensos.

Habitualmente todos estos factores estimularán la producción de moco en la nariz, para facilitar que todo aquello que ingrese quede retenido y pueda ser luego eliminado. Esto ocurrirá directamente, por medio del estornudo, o indirectamente, a través de la deglución del moco que formará parte de la caca.

Diferenciar los estornudos normales del recién nacido con los resfriados u otras enfermedades

La principal característica a la que debemos prestar atención a la hora de evaluar la normalidad de los estornudos es el aspecto general del bebé. 

Si el niño luce por lo demás sano y no evidencia signos de dificultad respiratoria, entonces es probable que los estornudos formen parte de los mecanismos de adaptación habituales de los primeros días de la vida.

En el caso de que esto no sea así, el bebé luzca decaído, agitado, con mal color y tenga dificultades para alimentarse, será necesaria la evaluación del pediatra.

Algunas de las enfermedades que pueden causar estos síntomas son los siguientes:

  • Las infecciones respiratorias (que aún siendo un simple resfrío, a esta edad puede tener consecuencias graves en la salud del bebé).

¿Le puedes ayudar de algún modo?

En primer lugar debes recordar que los estornudos constituyen un mecanismo reflejo del cuerpo humano. Por este motivo, no es necesario que hagas nada para que tu bebé pueda eliminar la suciedad de la nariz.

En caso de que desees ayudarlo a sacar los mocos y sentirse más aliviado, puedes intentar dos estrategias sencillas e inocuas.

  • Una de ellas es ponerlo al pecho, ya que a medida que succione podrá ir deglutiendo también el moco presente en la nasofaringe. Esta es la parte de la nariz que está en contacto directo con la cavidad oral.
  • La otra estrategia útil, en el caso de que los mocos se hayan endurecido y no logres removerlos con tu dedo pequeño, es humidificar la nariz con algunas gotas de suero fisiológico.

Lo mejor será aplicar dos o tres gotas en una fosa nasal, masajear luego la piel ubicada por encima de ella y dejar que el moco caiga por acción de la gravedad, hacia adentro o hacia afuera. Una vez liberadas las secreciones de un lado, puedes seguir con fosa nasal del otro lado.

recien nacido mano adulto mama aplica gotas nasales suero fisiologico limpieza secreciones respiratorias moco

Acerca de los estornudos en recién nacidos

Tu bebé presentará este y otros síntomas en los primeros días de vida. Muchas veces se tratará de fenómenos esperables y absolutamente normales. Otras veces no lo serán, por lo que es sumamente importante conversar con tu pediatra de cabecera acerca de qué esperar y qué no.

Recuerda que el día del parto nace más que un bebé. Nace una familia entera, que irá creciendo y madurando día a día. Así que no sientas vergüenza o temor de preguntar todo aquello que te quite el sueño, porque los pediatras, y sobre todo los padres, sabemos de qué se trata.

Te podría interesar...
Citas para recién nacidos, padres y familiares
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Citas para recién nacidos, padres y familiares

Para expresar los sentimientos por la llegada de un bebé, puedes utilizar una amplia variedad de citas para recién nacidos y dedicarlas a los famil...



  • Walker V. Evaluación del recién nacido. Capítulo 25. En: Gleason C, Juul S. Avery. Enfermedades del recién nacido. 10° edición. Elsevier España. Año 2019. ISBN: 978-84-9113-388-9
  • Rossato N, Ceriani Cernadas J, Llama Figueroa C, Lupo E, Jenik A. El recién nacido sano. Capítulo 30. En: Ceriani Cernadas JM. Neonatología práctica. 4ta Edición. Buenos Aires. Médica Panamericana, 2009. ISBN 978-950-06-0446-8
  • Corren J, Baroody F, Togias A. Allergic and Nonallergic Rhinitis. Chapter 40. En: Wesley Burks A, Holgate S, O'Hehir R, Broide D, Bacharier L, Hershey G, et al. Middleton's Allergy: Principles and Practice. Ninth Edition. Elsevier. Philadelphia. Año 2020. ISBN: 978-0-323-54424-5
  • Gupta RC. ¿Qué me hace estornudar?. Nemour´s Children Health. Disponible en: https://kidshealth.org/es/kids/sneeze-esp.html. Acceso julio 2021.
  • Shargorodsky J. Atresia Coanal. MedlinePlus. Año 2019. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001642.htm. Acceso julio 2021.
  • Sevillano C, Parafita-Fernández A, Rodriguez-Lopez V, et al. Curiosidad: reflejo de estornudo fótico. Síndrome helio-oftálmico de estornudos compulsivos autosómico dominante. Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología, Vol. 91. Núm. 7. Páginas 305-309 (Julio 2016). Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-archivos-sociedad-espanola-oftalmologia-296-articulo-curiosidad-reflejo-estornudo-fotico-sindrome-S0365669116000149. Acceso julio 2021.