Erupciones en los niños: claves y recomendaciones

Las erupciones cutáneas también son conocidas como dermatitis. Son afecciones habituales en los niños y son benignas.

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez en 07 Febrero, 2021.

Última actualización: 07 Febrero, 2021

Las erupciones en los niños son manifestaciones frecuentes de diagnosticar. Lo más común es que sean benignas y resuelvan de manera espontánea sin requerir ningún tratamiento específico. Sin embargo, lo ideal es reconocerlas para poder interpretar si es necesaria la consulta con el médico especialista.

Erupciones en los niños

Las erupciones en los niños están constituidos por lesiones de morfología variable y etiología diversa. No obstante, todas tienen las mismas características clínicas de eritema, que se debe a su base inflamatoria.

Algunas de las erupciones infantiles más conocidas son las siguientes:

Lee también: Las enfermedades exantemáticas en la infancia

Claves y recomendaciones para las erupciones en los niños

Si bien ante cualquier signo o síntoma en los infantes se recomienda la consulta con el personal capacitado e idóneo para diagnosticar el cuadro clínico, existen diferentes indicaciones para prevenir o manejar las erupciones en los niños.

Algunas erupciones al combinarse con fiebre, malestar general u otro síntoma más importante pueden ser expresiones de patologías graves.

Evitar el rascado

Una de las características clínicas distintivas de las erupciones en los niños es la importante picazón que generan. La dermatitis atópica, la dermatitis de contacto, el prurigo ocasionado por picaduras de insectos son claros ejemplos de esto.

Evitar el rascado cuando la sensación es intensa es complicado. No obstante, se recomienda no rascar las lesiones, ya que genera más picazón aún. Incluso, el rascado puede generar excoriaciones o lesiones en la piel que tenderán a la infección bacteriana.

Utilizar protector solar

El protector solar es indispensable cuando los niños se va a encontrar expuestos al sol, ya sea por periodos cortos o prolongados. A su vez, su uso, además de prevenir lesiones cancerígenas, previene el desarrollo de quemaduras solares rojas y con intensa picazón.

La buena implementación de los filtros solares evita la generación de ampollas, vesículas o quemaduras dolorosas posteriores a la exposición solar.

Los protectores solares deben ser igual o mayor a 50 FPS contra los rayos UVB y UVA, y su aplicación debe renovarse cada dos horas si se va a continuar expuesto a los rayos ultravioletas.

Usar repelente de insectos

De acuerdo a la American Academy of Pediatrics, los repelentes de insectos no deben contener más del 30 % de DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida) en su composición. A su vez, no deben ser aplicados en menores de 2 meses.

Las picaduras de insectos son los grandes causantes de prurigo, urticaria y extensas erupciones en las superficies cutáneas de los niños. Si bien pueden solo expresarse con ronchas pruriginosas, existen cuadros clínicos que pueden ser más graves.

Cuanto mayor sea la concentración de DEET que contenga el producto, mayor duración de su efecto tendrá sobre la superficie cutánea. Por lo tanto, si el niño va a permanecer durante un tiempo prolongado al aire libre, es mejor optar por valores altos.

Humectación constante

El uso de emolientes es una de las medidas de cuidado de la superficie cutánea más importantes a seguir. A su vez, influye de manera positiva en la función como barrera protectora.

La elección del producto debe realizarse de manera consciente. Es decir, se debe optar por emulsiones, que son presentaciones más fluidas que las cremas y que en su composición cuenten con Vitamina A, Vitamina E, alantoína, etc.

Quizás te interese: La piel seca en los niños

Elección de productos de higiene adecuada

No son menos frecuentes las erupciones alérgicas por exposición a sustancias que la piel interpretó como desconocidas. En consecuencia, los jabones para el baño deben ser hipoalergénicos, cremosos y con el menor contenido de fragancias y alcohol posible.

Los syndet (detergentes sintéticos) son recomendados en gran medida por ser surfactantes sintéticos que no provienen de aceites ni grasas y su pH es más bajo que el de los jabones.

Lociones calmantes

Las erupciones en los niños se suelen manifestar con eritema, descamación, ampollas y costras. No obstante, una de las grandes molestias que ocasionan son la picazón o sensación de dolencia. En estos casos, se puede recurrir a lociones que contengan calamina, para calmar la sintomatología de los niños.

Además, estas lociones apaciguan la necesidad de rascarse, por lo que evitan la consecuente generación de excoriaciones o infecciones sobreagregadas.

Identificar el agente causal

Los rash cutáneos que se desarrollan por contacto con algún producto o ingesta de algún alimento son los que hay que diagnosticar de manera rápida, ya que pueden desencadenar en cuadros alérgicos más graves.

Se debe reconocer el agente agravante o que desencadenó el cuadro. En la mayoría de los casos, estos son los siguientes:

  • Frutos secos.
  • Tomates.
  • Huevos.
  • Productos de mar.
  • Cítricos.

Erupciones en niños y la automedicación

Si bien existen maneras conocidas de calmar determinadas molestias o síntomas en los niños, no se recomienda la automedicación por parte de los padres. Asimismo, consultar al médico pediatra será siempre la mejor opción. El especialista será quien determine la causa y gravedad del cuadro clínico y la conducta terapéutica que hay que seguir.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Las 10 enfermedades de la piel más comunes en niños

Las enfermedades de la piel más comunes en niños se expresan de manera similar. Saber diferenciarlas ayuda a abordarlas de la manera correcta



  • Allmon A, Deane K, Martin KL. Common Skin Rashes in Children. Am Fam Physician. 2015 Aug 1;92(3):211-6. PMID: 26280141.
  • Fernandes JD, Machado MC, Oliveira ZN. Children and newborn skin care and prevention. An Bras Dermatol. 2011 Jan-Feb;86(1):102-10. English, Portuguese. doi: 10.1590/s0365-05962011000100014. PMID: 21437530.
  • Agache P, Makki S, Blanc D, Constans S, Michalet D. Skin care in childhood. Curr Med Res Opin. 1982;7(Suppl 2):15-22. PMID: 7105804.
  • Kuller JM. Infant Skin Care Products: What Are the Issues? Adv Neonatal Care. 2016 Oct;16 Suppl 5S:S3-S12. doi: 10.1097/ANC.0000000000000341. PMID: 27676112.
  • Quatrano NA, Dinulos JG. Current principles of sunscreen use in children. Curr Opin Pediatr. 2013 Feb;25(1):122-9. doi: 10.1097/MOP.0b013e32835c2b57. PMID: 23295720.

Graduada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (2013). Realizó la especialidad en Dermatología y Medicina Estética avalada por la UBA. En 2016, realizó el Posgrado de Auditoría Médica en la Universidad Catolica (Argentina). Ha participado en Congresos internacionales en Dermatologia Pediatrica, Dermatología clínica y Medicina estética y manejo de láeres y luz pulsada intensa. Se perfeccionó realizando cursos de estomatología, dermatoscopía, dermatología oncológica, dermatología quirurgica y urgencias dermatológicas. En Argentina lleva adelante su consultorio particular y ejerce su profesión en un Centro médico hace mas de 5 años. Actualmente, además, se encuentra colaborando con medios digitales.