Las enfermedades exantemáticas en la infancia

12 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica Sara Viruega Encinas
Se denominan enfermedades exantemáticas a todas las que provocan exantemas o erupciones de color rojizo en la piel.

Las enfermedades exantemáticas en la infancia son trastornos comunes, generalmente de carácter leve. No obstante, conviene conocerlas y evitarlas. Veamos en qué consisten y cómo se pueden prevenir.

¿Qué son las enfermedades exantemáticas?

Las enfermedades exantemáticas son un grupo de infecciones que tienen como característica principal la aparición de una erupción cutánea o exantema. Suelen ser producidas por virus y se presentan con más frecuencia durante la infancia.

Un exantema es una lesión en la piel de color rojizo o púrpura. Suele ir acompañada o precedida de fiebre. Es la manifestación de un gran número de infecciones, aunque puede deberse a muchas causas.

¿Cuáles son las enfermedades exantemáticas en la infancia?

Las enfermedades exantemáticas más comunes en la infancia son:

  • Sarampión.
  • Rubéola.
  • Varicela.
  • Escarlatina.
  • Eritema infeccioso, megaloeritema o quinta enfermedad.
  • Exantema súbito o sexta enfermedad.

Veamos en qué consisten una por una:

Sarampión

El sarampión es una enfermedad provocada por un virus del género Morbillivirus. Se transmite a través de la mucosa respiratoria y conjuntival. Se presenta en invierno y primavera.

Tiene un periodo de incubación es de 11 a 14 días. Cursa con fiebre de 39 a 40 ºC durante 2 a 5 días, y malestar general. El exantema aparece, generalmente, el día 14 después de la exposición. Se inicia en la cara y luego se disemina al tronco y a las extremidades.Las enfermedades exantemáticas en la infancia.

Aparecen manchas eritematosas que confluyen y desaparecen dejando manchas de color café y descamación. Las complicaciones más frecuentes son las neurológicas y la neumonía.

Los niños hospitalizados con sarampión deben permanecer en aislamiento respiratorio durante 4 días tras la aparición del exantema. Se recomiendan complementos de vitamina A para los niños con sarampión en zonas de carencia de esta.

Se previene con la vacuna triple vírica, que protege también frente a las paperas y a la rubéola. Gracias a las campañas de vacunación, es una enfermedad controlada hace tiempo. Tienen riesgo de contraerlo preescolares no vacunados y adolescentes en quienes falló la vacunación.

Varicela

La varicela es una de las enfermedades exantemáticas más conocidas. Es provocada por el Virus Varicela Zoster. Sus manifestaciones son más graves en adultos e inmunocomprometidos.

Presenta un periodo de incubación de 10 a 21 días. Posteriormente, puede aparecer un periodo de discreto malestar, cefalea, dolor abdominal y fiebre menor de 39 ºC. El exantema es maculo papular y pruriginoso. Las lesiones van cambiando de forma hasta formarse finalmente costras.

Los niños deben ser alejados del ambiente escolar hasta que las lesiones se encuentren en estadio de costra, que es cuando acaba el periodo de contagio. Para evitar la enfermedad, se recomienda vacunar a todos los niños cuando lo indican los calendarios de vacunación.

Rubéola

La rubéola es una enfermedad de evolución benigna, más frecuente al final del invierno y en niños escolares. Puede presentar más complicaciones en adultos y, en especial, en mujeres embarazadas.

Presenta un periodo de incubación de 14 a 21 días. En los niños no suele dar síntomas antes de la aparición del exantema, que se caracteriza por máculas y pápulas róseas que se expanden rápidamente en menos de 24 horas.

Es provocada por un virus del género Rubivirus. En casi todos los casos aparece adenomegalia generalizada como un signo característico. No requiere ningún tratamiento.

Igual que el sarampión, se previene con la vacuna triple vírica, que protege frente al sarampión, las paperas y la rubéola.

Escarlatina

La escarlatina, también llamada fiebre escarlata, es una enfermedad de etiología bacteriana. Está causada por una toxina de la misma bacteria que provoca la faringitis estreptocócica. Esta bacteria libera una toxina que produce la erupción cutánea y el enrojecimiento de la lengua característicos de la escarlatina.

La infección se transmite a través de secreciones respiratorias. Se inicia con fiebre, cefalea y amigdalitis. El exantema es maculopapular y eritematoso. Se describe como ‘papel de lija’.

Pueden producirse complicaciones graves como neumonía, meningitis, hepatitis… El tratamiento con penicilina debe iniciarse antes de nueve días de la aparición de los síntomas faríngeos. En caso de alergia, se puede dar eritromicina.

Eritema infeccioso, megaloeritema o quinta enfermedad

El eritema infeccioso o megaloeritema es conocido también como quinta enfermedad porque es la quinta enfermedad exantemática más común de la infancia. También es llamado síndrome del bofetón o de la bofetada, puesto que esta es la apariencia del exantema que sale a los niños en las mejillas.

Este eritema suele ser el primer signo de esta enfermedad, aunque a veces viene precedido de fiebre, cefalea, malestar general, náuseas y vómitos. El periodo de incubación de la enfermedad es de 5 a 14 días.Las enfermedades exantemáticas en la infancia.

Se trata de una infección causada por el Parvovirus humano B19. Es más frecuente en niños de 6 a 19 años y en ancianos. Puede provocar complicaciones graves en personas con inmunodeficiencias, anemia hemolítica o mujeres embarazadas.

Exantema súbito o sexta enfermedad

El exantema súbito también es llamado sexta enfermedad porque es la sexta enfermedad exantemática más común en la infancia. También se le conoce como roséola infanta o fiebre de los tres días.

El periodo de incubación es de 10 a 15 días. Suele presentarse fiebre alta, superior a 39 ºC durante 3 o 4 días, aunque el paciente generalmente tiene buen estado general. Cuando remite la fiebre, aparece un exantema maculo papular tenue, pero no se suelen producir lesiones en la cara.

Es causado por un virus de la familia de los Herpesviridae. Suele presentarse en niños de 3 meses a 3 años, generalmente en primavera y otoño. Se transmite por secreciones respiratorias.

Quizá también te interese: Herpes en niños: síntomas, causas y tratamiento.

Conclusión para las enfermedades exantemáticas en la infancia

Además de estas enfermedades nombradas, existen otras muchas enfermedades exantemáticas comunes en la infancia. Como hemos dicho, generalmente, no se trata de enfermedades graves. Sin embargo, debemos estar atentos ante la aparición de cualquier tipo de exantema en un niño, y consultar siempre con el médico para que él haga el diagnóstico correcto.

  • Kaune Criales, Vivian. (2013). Exantemas frecuentes en pediatría. Revista de la Sociedad Boliviana de Pediatría52(2), 125-131.
  • Palacios-López, Carolina Guadalupe, Durán-Mckinster, Carola, Orozco-Covarrubias, Luz, Saéz-de-Ocariz, Marimar, García-Romero, María Teresa, & Ruiz-Maldonado, Ramón. (2015). Exantemas en pediatría. Acta pediátrica de México36(5), 412-423.
  • Díaz Cirujano AI. (2006). Diagnóstico diferencial de los exantemas. Introducción. En: AEPap ed. Curso de Actualización Pediatría 2006. Madrid: Exlibris Ediciones; p. 313-15.