Entrena a una guerrera para evitar reparar a una mujer rota en el futuro

Hoy te presentamos algunos consejos muy útiles para criar niñas seguras de sí mismas y conscientes de su valor en una sociedad injusta para las mujeres.
Entrena a una guerrera para evitar reparar a una mujer rota en el futuro

Última actualización: 07 junio, 2022

Hay algunas enseñanzas indispensables que deben compartirse cuanto antes con las niñas para fomentar su autoestima, confianza y principios. Cosas como el empoderamiento femenino, la seguridad en sí mismas y la igualdad de género son buenos ejemplos de dichas lecciones, por eso entrena a una guerrera para evitar reparar a una mujer rota en el futuro.

En la actualidad, aún existen padres que educan a sus hijas para ser unas delicadas e inofensivas princesas en espera de un príncipe azul que las salve y las haga felices. Sin embargo, esos pensamientos anticuados y con tintes machistas no les hacen ningún bien a las niñas y, por el contrario, cohíben todo su potencial para florecer a su manera.



El problema de educar a niñas como princesas

Las niñas no tienen que ser princesas si no lo desean, pueden ser fuertes, salvajes, divertidas, todo lo que deseen con el fin de expresar su más auténtico ser. En sus venas corre la sangre de una guerrera: fuerte y llena de vida. Y por eso mismo, ellas mismas deberán encontrar la fuerza suficiente para hacerle frente a los obstáculos de ser una mujer en la modernidad.

Uno de los principales inconvenientes de mimar las niñas como unas princesas es que, más allá de suplir sus necesidades materiales, se les está enviando un mensaje de que son débiles y frágiles. Sumado a eso, que necesitan de la ayuda de otros (por lo general un hombre) para que puedan cuidar de ellas y darles lo que necesitan.

Ese pensamiento de sumisión y complacencia puede ser muy peligroso, ya que todas las mujeres necesitan cultivar su amor personal desde la infancia. Para que con el pasar de los años sigan aumentando su autoestima y no permitan que nada ni nadie pase por encima de ellas. Mucho menos un hombre que lo único que tiene para ofrecer son cosas materiales.



Entrena a una guerrera con ayuda de estos consejos

En los tiempos de nuestras abuelas e incluso en el de nuestras madres, se educaba y criaba a las mujeres para que fueran obedientes, sumisas, calladas, delicadas, débiles y entregadas a las labores del hogar. Imponiendo sobre ellas unos estereotipos sociales machistas que lejos estaban de lo que se esperaba de los niños.

Por lo que, si quieres alejarte de esa antigua y nociva línea de pensamiento y educar a tu hija desde el amor y la confianza en sí misma, te recomendamos seguir estos consejos para evitar reparar a una mujer rota en el futuro:

1. Sé un ejemplo para ella

Las madres son el principal ejemplo para seguir de sus hijas. Así que procura ser una mujer fuerte, independiente, segura de sí misma, con sororidad por sus amigas y con empatía por los demás.

Acompaña a tu hija a lo largo de todas sus etapas y bríndales tu amor incondicional para que puedan buscar tu ayuda cuando la necesiten.

2. Muéstrale mujeres exitosas

A lo largo de la historia ha habido mujeres líderes y poderosas que vale la pena mostrarles a nuestras hijas. Con el fin de que se sientan identificadas o con ansias de seguir su mismo camino.

3. Aleja el machismo de tu hogar

El proceso de deconstrucción de actitudes machistas arraigadas puede ser lento, pero es muy necesario. Las niñas necesitan crecer en un ambiente seguro y alejado de pensamientos dañinos.

4. Entrena a una guerrera y aumenta su autoestima

Más allá de la belleza física, dale el conocimiento y la oportunidad para enfrentarse a nuevos retos. De equivocarse y volver a intentarlo. La superación personal ayuda construir la confianza.

5. Fomenta sus cualidades

Todas las niñas tienen cualidades y destrezas que merecen ser desarrolladas y admiradas. Así que antes de decirle que es muy linda, cuéntale primero lo orgullosa que estás, lo divertida que es o lo buena es que es para bailar.

6. Refuerza su valor

Enséñale sobre la igualdad de género y que la palabra de una mujer es igual de valiosa a la de un hombre. Que vivimos en un planeta que puede llegar a ser muy injusto, pero que debe defender sus convicciones y no dejar que se vulneren sus derechos.

Empodera a tus hijas mediante el ejemplo y la superación para que logren cumplir todos sus sueños. Además, promueve los valores por encima de la belleza física.

7. Motiva sus estudios

La educación y al trabajo duro son dos herramientas que debes inculcar y compartirles a tus hijas. Esto será de gran ayuda para que luchen por sus ideales y no tengan que depender de nadie para lograr sus sueños.

No críes a una princesa y mejor entrena a una guerrera

Criar princesas puede tener grandes impactos emocionales en la vida de una pequeña. En especial cuando en su niñez solo alaban su belleza y simpatía, más no su inteligencia y valentía. Esto es muy perjudicial, ya que en futuro creerán que su valor como persona dependerá de cómo se ven, más no de cómo se sienten o lo que realmente desean.

Se debe incentivar a las niñas a dar lo mejor de sí mismas y perseguir sus sueños, enseñándoles a expresar y controlar sus emociones de forma saludable. Con esfuerzo y dedicación se pueden alcanzar las metas y no necesitar de príncipes azules que lleguen al rescate.

 

Te podría interesar...
El empoderamiento femenino comienza desde la niñez
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El empoderamiento femenino comienza desde la niñez

El empoderamiento femenino comienza desde la niñez. Para ello, debemos cultivar valores, dar el ejemplo y reflexionar constantemente junto a nuestr...