Enseña a tus hijos habilidades de autodisciplina

Okairy · 22 noviembre, 2016

La autodisciplina es una de las habilidades más importantes de la vida que los padres deben inculcar en sus hijos. Hay muchas razones por las que los niños necesitan aprenderlo.

La razón más importante quizás sea que la autodisciplina les ayudará a lo largo de sus vidas. Hay muchas maneras de enseñarla. Si lo haces apropiadamente, los ayudará a ser más responsables con sus deberes y a encontar la forma de lograr los objetivos que se propongan.

Aquí te decimos cómo desarrollar esa habilidad.

Provee estructura a tus hijos

Los niños necesitan estructura y una rutina para desarrollar la autodisciplina. Establece claramente las reglas de casa e indícale las consecuencias si estas se rompen. Estas reglas dan a los niños expectativas y ellos aprenderán a tomar decisiones saludables.

Crea un horario similar todos los días. Los niños necesitan seguir una rutina en la mañana que debe incluir el desayuno, peinarse el cabello, cepillar sus dientes y vestirse.

También puedes crear una rutina después de la escuela que debe estar dividida entre los deberes de la casa, las tareas y actividades recreativas. Es importante que también tengan una rutina para dormir.

Proveer educación desarrolla la autodisciplina

Los niños necesitan saber cómo tomar decisiones saludables por sí mismos. Cuando se trata de ayudar a los niños a aprender cómo tomar decisiones, un enfoque de autoridad puede ser uno de los mejores tipos de disciplina.e7710b0c6a034c9d29259d5d427f4cd1

Esto ayuda a los niños a entender el por qué de las reglas. La mayoría se limita a decir simplemente a su hijo que haga su tarea cuando llegue a casa de la escuela. Es una mejor opción decirle que debe hacer su tarea y que tendrá tiempo libre en cuanto termine como recompensa por hacer su trabajo.

Esto les ayuda a entender que hacer bien las cosas les da derechos. El juego de roles puede ser una excelente manera de educar a los niños sobre la disciplina.

Identifica los problemas que tus hijos pueden enfrentar y discute las diferentes maneras de lidiar con esos problemas con tu pareja.

Aplica consecuencias apropiadas

A veces los niños necesitan hacer frente a las consecuencias naturales. Un niño que se olvida constantemente de sus deberes cada mañana no aprenderá a empacar sus pertenencias cada día si su madre entrega su tarea a la escuela cada vez.

En su lugar, déjalo que enfrente las consecuencias para que aprenda que cada acción tendrá una repercusión. Los niños necesitan consecuencias lógicas.

Si tu hijo juega demasiado con tu computadora o celular, quítale ese privilegio si no cumple con sus deberes o saca malas calificaciones. Un niño que tenga problemas para levantarse por la mañana puede necesitar acostarse más temprano esa noche.

Desarrolla la autodisciplina un paso a la vez

La autodisciplina es un proceso que toma años para perfeccionar y refinar. Utiliza estrategias de disciplina apropiadas a la edad de tu hijo y ve paso a paso.7-Carne-jpg_145801

En lugar de esperar a que tu hijo cumpla 6 años de edad para ser capaz de hacer toda su rutina de la mañana sin ningún aviso, adapta ciertas tareas que le sean sencillas como peinarse, cepillarse los dientes y vestirse.

Puedes incluso tomar fotos de tu hijo haciendo estas actividades y crear su propio albúm de fotos.

Cuando sea necesario, proporciona recordatorios a tu hijo

La autodisciplina es un proceso que requiere constancia. Debes ser consciente de que no pasara de un día para otro. Además, requiere mucha motivación y esfuerzo de tu parte crear nuevos hábitos en tus hijos.

Con el tiempo, será un factor fundamental para la vida adulta de tu pequeño y los ayudará a fortalecer sus objetivos y metas. Verás que poco a poco se sentirá mucho más inspirado, aun cuando los obstáculos se presenten y enfrente dificultades en el camino.