Enfermedades que se contagian en las guarderías para bebés

Astrid Moreira · 14 octubre, 2017

Las enfermedades que se contagian en las guarderías para bebés son muy conocidas. Por eso, algo que nos preocupa enormemente durante esta etapa es la exposición y vulnerabilidad de nuestro hijo ante cualquier virus. Es normal que al comenzar la guardería sufran resfriados, bronquitis, otitis o laringitis. Esto no debe preocuparte, debido a que es un proceso natural para que el niño construya su sistema inmunitario.

Ante los estímulos de los agentes infecciosos, como las bacterias y los virus, el sistema inmunitario del pequeño se activa. Esto hace que las defensas del niño se vuelvan más fuertes y, en el caso de que se repita un contacto posterior con el mismo agente patógeno, se despierte su “memoria” inmunológica. Por ello, es muy normal que el niño enferme más en la guardería, pero esto hará que su cuerpo se enfrente mejor a los virus y a las bacterias.

Si el niño tiene primero un resfriado y luego una laringitis, quiere decir que su sistema inmunitario funciona correctamente. Existen varios tipos de enfermedades que se contagian en las guarderías a las que los niños están expuestos, por eso debemos estar muy atentas e informadas de cada una de ellas.

Los niños que asisten a las guarderías para bebés sufren gastroenteritis antes que los que permanecen en casa, pero desarrollan menos estas infecciones durante el periodo de educación infantil

6 enfermedades que se contagian en las guarderías para bebés

Roseola o “la sexta enfermedad”

La roseola o exantema súbito se descubrió después de las cinco enfermedades exantemáticas (sarampión, escarlatina, rubéola, varicela y megaloeritema), por ello, también se le conoce como “la sexta enfermedad”. Empieza con fiebre muy alta, entre los 40.5° C, seguida de una erupción cutánea que aparece primero en el tronco y se expande hacia las extremidades.

Estos pequeños puntitos rosados no pican y permanecen en la piel entre 3 y 7 días, en los cuales la fiebre va disminuyendo. Todo esto va acompañado de mucosidad nasal, dolor de garganta y enrojecimiento de los ojos. La enfermedad finaliza, por lo general, sin complicaciones.

Infecciones del oído

Entre las enfermedades que se contagian en las guarderías destaca la otitis. La otitis es la inflamación del oído medio, la cual suele producirse por un cuadro infeccioso respiratorio anterior debido a la acumulación de moco. Es natural que los pequeños sean más vulnerables a las infecciones de oído ya que sus trompas de Eustaquio son aún más cortas, horizontales y anchas.

Es importante tratar la otitis en bebés antes de que sea demasiado tarde

Si un niño padece esta enfermedad, hará ruidos con la garganta, tendrá tos, dolor de oídos y mocos en las fosas nasales. En algunas ocasiones se produce también fiebre.

Gastroenteritis

Esta enfermedad se da principalmente en los niños más pequeños y es la más común de las provocadas por el rotavirus. Los principales síntomas son diarrea, vómitos, dolor abdominal, fiebre y la presencia de sangre y mocos en algunos casos.

Puede contagiarse fácilmente a través de los cambios de pañal o cuando los niños se limpian, por eso es muy importante que la higiene sea impecable. Una buena hidratación y una dieta astringente podrán mejorar su estado de salud notablemente. Los antibióticos se recomiendan únicamente en caso de que no mejore de manera natural.

Herpangina y enfermedad “mano-pie-boca”

Es una infección muy común en los bebés, que se presenta como puntitos rojos en la parte posterior de la boca que pasan a ser pequeñas úlceras. Por su parte, la enfermedad “mano-pie-boca” se manifiesta de igual forma pero en manos y pies.

Entre los principales síntomas aparece la fiebre, los dolores de garganta y un malestar general, incluso antes de la presencia de úlceras. Estas últimas desaparecen solas después de 10 días. Esta infección se puede propagar por contacto o por el aire. Mantener una buena hidratación e higiene disminuirá el riesgo de contagio.

Conjuntivitis

Esta es una de las enfermedades que se contagian en las guarderías con más rapidez. Se produce cuando se inflama la conjuntiva, membrana que envuelve el ojo por la zona interior del párpado y llega hasta la parte anterior del globo ocular.

Es común en edades tempranas y puede ser causada por irritación, alergia o infección. El ojo comienza a ponerse de color rojo por la irritación y produce más lágrimas, pero estas se sobreinfectan produciendo más lagañas, lo que aumenta la sensación de arenilla y dolor con picor.

Catarro y faringitis aguda

Entre los síntomas más comunes de estas afecciones están fiebre, mocos y congestión nasal. No son enfermedades graves, pero aumentan la sensación de dificultad respiratoria y pueden causarle mayor incomodidad al niño. También pueden provocar que pierda el apetito y que aparezcan vómitos.

Eliminar los mocos de tu hijo es bueno para que pueda respirar y no ahogarse.

Por otra parte, la faringitis suele ir acompañada de dolor de garganta y tos con mocos o flemas. Estas enfermedades en general desaparecen tras unos días, pero pueden usarse antitérmicos para controlar la fiebre y reducir el malestar. No son recomendados los mucolíticos y expectorantes a menos que el doctor los indique.

Los virus inmunizan hasta los 6 años

Los bebés que asisten a la guardería se contagian de más infecciones que los niños que se quedan en casa, esto debido a que tienen más cercanía con otros niños, como mencionamos anteriormente. Un estudio reciente descubrió que estos niños, por su exposición temprana al virus, están protegidos contra estos gérmenes entre los 3 y los 6 años de edad.

Marieke de Hoog, la autora de este estudio, explicó que “la guardería acelera el momento en que se sufre la gastroenteritis (antes de los dos años de edad), pero no aumenta la incidencia, ya que los inmuniza en la etapa preescolar, antes de la educación obligatoria”. Además, aseguró que “es posible que el efecto protector persista más allá de los 6 años, aunque se necesita más investigación para respaldar esa idea”.

Esta investigación, realizada a más de 2.200 niños menores de 6 años, fue publicada por la revista Prediatrics. En ella se destacó que el 83 % de los niños había asistido a guarderías antes de cumplir el primer año de edad, y los científicos encontraron una tasa un 13 % más alta de gastroenteritis aguda o gripe intestinal entre los niños de las guarderías en sus dos primeros años.

Muchas de estas enfermedades que se contagian en las guarderías son muy difíciles de evitar, y más aún en las guarderías para bebés donde hay muchos niños; sin embargo, con una buena higiene y control podremos tratar de prevenirlas. Recuerda informarte en caso de que el pequeño pueda presentar cualquiera de los síntomas.