La tos seca en niños

La tos seca en niños puede presentarse con mucha frecuencia a lo largo del año, para ello, lo mejor es estar preparados. Si recientemente te has preguntado por qué tu hijo tose sin que parezca que nada lo provoque, al levantarse o al acostarse, deberías considerar que pueda que se trate de tos seca.

Se considera como tos seca aquella en la cual no hay expectoración. En otras palabras, es una tos improductiva, puesto que se tose pero no existe salida de mucosidad alguna. También se le conoce como: tos irritativa y/o nerviosa.

La tos seca en niños no es algo extraño. De hecho, se estima que un niño puede llegar a padecer alrededor de ocho gripes al año, por lo que la tos seca será una molestia común. No obstante, siempre se debe acudir al pediatra y seguir sus instrucciones antes de proceder a medicarlo por cuenta propia.

Diferencias entre tos productiva e improductiva

Imagina que algo se te queda en las vías respiratorias. La mucosa que tenemos en ellas se irritaría, provocándonos el reflejo de toser para expulsar aquello que está entorpeciendo el coger aire. Esto sería una tos productiva porque impide que nos ahoguemos, expulsando así aquello que nos impide respirar.

La tos seca también busca recuperar la libertad plena de las vías respiratorias, pero, a pesar de que la mucosa está irritada, no hay algo allí que esté interfiriendo. Se trata entonces de una tos compulsiva, que busca rascar la irritación de las vías respiratorias, pero consigue lo contrario.

Causas de la tos seca en niños

Hay muchos factores que pueden provocar tos seca en niños:

  • Reacciones alérgicas.
  • Polvo en suspensión en el ambiente o factores químicos.
  • Ambientes muy secos, aires acondicionados.
  • Enfermedades por reflujo gástrico.
  • Irritación debido a un resfriado, gripe, laringitis o bronquitis.

La tos seca en niños puede ser causada por diversos agentes.

Tipos de tos seca en niños

Dependiendo sobre todo de la duración de la tos seca en niños, podemos hablar de dos tipos:

  1. Tos aguda. No tiene una duración mayor a 2 semanas, y suele deberse a una infección vírica de vías altas.
  2. Tos seca crónica. Pasa de las 3/4 semanas de duración. Puede ser específica o inespecífica, dependiendo de si existe algún otro problema subyacente.

Es difícil interpretar qué tipo de tos es o cuál es la causa, por lo que no dudes en acudir a tu pediatra cuando veas a tu hijo con estos episodios de tos

Remedios para la tos seca en niños

Dado que la tos seca puede resultar muy molesta para los niños –e incluso extenuante– lo mejor que podemos hacer es darle solución una vez hayamos consultado con el pediatra lo que podemos hacer. Estas suelen ser las recomendaciones más comunes para tratar la tos seca en niños:

  • Bebidas frías (agua o zumos de frutas no cítricas). Piensa en las irritaciones de la piel, ¿a que no pones cosas calientes sobre ellas? No es necesario que estén congeladas, simplemente a temperatura ambiente o algo más frías.
  • Vaporizador. Un vaporizador en su habitación aumentará el nivel de humedad, lo cual humedecerá las mucosas de las vías respiratorias y reducirá la irritación.
    • Le puedes añadir aceites de diferentes componentes: eucalipto, laurel, entre otras similares.
      El vaporizador es uno de los remedios más utilizados para la tos seca en niños.
  • Baños de vapor. El vapor también abre las vías respiratorias. Lo ideal para que haga efecto es que tu hijo esté, como mínimo, 20 minutos en un baño de vapor. Se realizan con agua muy caliente.
  • 1 cucharada de miel con limón antes de dormir. Antes de dormir y justo después de levantarse, tu hijo tendrá mayor probabilidad de ataques de tos seca.
    • Esto es por la posición horizontal, que aumenta la sensación de irritación y ahogamiento. Para ello, lo mejor es una cucharada de miel, que impregnará su garganta y suavizará la mucosa irritada, con lo cual cesarán los ataques de tos.
    • Cuando los niños son muy pequeños, apenas podrán controlar el impulso de toser ante la irritación, para estos casos lo mejor es darles una buena cucharada de miel con limón.

Además de estos remedios caseros, no olvides acudir al médico, es importante para cuidar de la salud del pequeño adecuadamente.

Categories: Niños Etiquetas:
Te puede gustar