La tos seca en niños

La tos seca en los niños resulta bastante molesta y puede interferir con sus actividades diarias. Afortunadamente, existen varios remedios y tratamientos para aliviar este malestar.
La tos seca en niños
Leticia María Fernández Gutiérrez

Escrito y verificado por la psicopedagoga Leticia María Fernández Gutiérrez.

Última actualización: 09 febrero, 2022

La tos seca en niños puede presentarse con mucha frecuencia a lo largo del año, para ello, lo mejor es estar preparados. Si recientemente te has preguntado por qué tu hijo tose sin que parezca que nada lo provoque, al levantarse o al acostarse, deberías considerar que pueda que se trate de tos seca.

La tos no es más que un reflejo normal del cuerpo humano que se produce ante la irritación de las vías respiratorias. La misma busca expulsar secreciones, moco, cuerpos extraños o sustancias irritantes que puedan estar atrapadas en la vía aérea.

Se considera como tos seca aquella en la cual no hay expectoración. En otras palabras, es una tos improductiva, puesto que se tose, pero no existe salida de mucosidad alguna. También se le conoce como: tos irritativa o nerviosa.

La tos seca en niños no es algo extraño. De hecho, se estima que un niño puede llegar a padecer alrededor de ocho gripes al año, por lo que la tos seca será una molestia común. No obstante, siempre se debe acudir al pediatra y seguir sus instrucciones antes de proceder a medicarlo por cuenta propia.

Diferencias entre tos productiva e improductiva

Imagina que algo se te queda en las vías respiratorias. La mucosa que tenemos en ellas se irritaría, provocándonos el reflejo de toser para expulsar aquello que está entorpeciendo el paso del aire. Esto sería una tos productiva porque impide que nos ahoguemos, expulsando así aquello que nos impide respirar.

La tos seca también busca recuperar la libertad plena de las vías respiratorias, pero, a pesar de que la mucosa está irritada, no hay algo allí que esté interfiriendo. Se trata entonces de una tos compulsiva, que busca rascar y aliviar la irritación de las vías respiratorias, pero consigue lo contrario.

Causas de la tos seca en niños

Hay muchos factores que pueden provocar tos seca en niños:

  • Reacciones alérgicas.
  • Polvo en suspensión en el ambiente.
  • Asma.
  • Ambientes muy secos, aires acondicionados.
  • Enfermedades por reflujo gástrico.
  • Resfriado, sinusitis o gripe.
  • Laringitis, bronquitis o neumonía.
  • Exposición a humo e irritantes químicos.
  • Bloqueo de la vía aérea por un cuerpo extraño, como comida o juguetes pequeños.
La tos seca en niños puede ser causada por diversos agentes.

Tipos de tos seca en niños

Dependiendo sobre todo de la duración de la tos seca en niños, podemos hablar de dos tipos:

  1. Tos aguda. No tiene una duración mayor a 2 semanas, y suele deberse a una infección vírica de vías respiratorias superiores.
  2. Tos seca crónica. Pasa de las 3-4 semanas de duración. Puede ser específica o inespecífica, dependiendo de si existe algún otro problema subyacente.

La mayoría de los cuadros de tos en los niños son de causa viral, por lo que se solucionan de forma espontánea luego de una par de días. No obstante, no dudes en acudir a tu pediatra cuando veas a tu hijo con estos episodios de tos recurrentes. 

Remedios y recomendaciones para la tos seca en niños

Dado que la tos seca puede resultar muy molesta para los niños –e incluso extenuante– lo mejor que podemos hacer es darle solución una vez hayamos consultado con el pediatra lo que podemos hacer. Estas suelen ser las recomendaciones más comunes para tratar la tos seca en niños:

  • Hidratación abundante: es vital brindarle a los pequeños una adecuada hidratación con agua o zumos cuando padecen tos seca. No obstante, se deben evitar los refrescos o zumos cítricos, ya que podrían causar mayor irritación en la garganta.
  • Vaporizador: Un vaporizador en su habitación aumentará el nivel de humedad, lo cual humedecerá las mucosas de las vías respiratorias y reducirá la irritación.
    • Le puedes añadir aceites de diferentes componentes: eucalipto, laurel, entre otras similares.
      El vaporizador es uno de los remedios más utilizados para la tos seca en niños.
  • Baños de vapor: El vapor también abre las vías respiratorias. Lo ideal para que haga efecto es que tu hijo esté, como mínimo, 20 minutos en un baño de vapor. Se realizan con agua muy caliente.
  • 1 cucharada de miel con limón antes de dormir: Antes de dormir y justo después de levantarse, tu hijo tendrá mayor probabilidad de ataques de tos seca.
    • Esto es por la posición horizontal, que aumenta la sensación de irritación y ahogamiento. Para ello, lo mejor es una cucharada de miel, que impregnará su garganta y suavizará la mucosa irritada, con lo cual cesarán los ataques de tos.
    • Cuando los niños son muy pequeños, apenas podrán controlar el impulso de toser ante la irritación, para estos casos lo mejor es darles una buena cucharada de miel con limón.
  • Mantén una buena higiene del hogar: el polvo, el moho, la caspa de las mascotas y el polen de las flores pueden actuar desencadenes de la tos en cuadros alérgicos. Por tal motivo, se debe procurar una adecuada limpieza de las superficies del hogar y de los juguetes del niño.
  • Utilice caramelos para la tos solo en mayores de 3 años: las pastillas y caramelos para la tos son útiles para aliviar el malestar de garganta y reducir los episodios de tos seca. Sin embargo, estos se deben evitar en los niños menores de 3 años, puesto que es muy fácil que se ahoguen con ellos.

¿Cuándo buscar atención médica? 

Es vital estar atento a la evolución de la tos seca en los niños pequeños. Por lo general, esta disminuye de intensidad y se soluciona al cabo de varios días. No obstante, si la misma se prolonga en el tiempo, sin una causa aparente, es recomendable consultar con el pediatra.

De igual forma, se debe buscar ayuda médica lo antes posible si el niño presenta dificultad respiratoria, mucosas azuladas, dolor en el pecho o en las costillas, vómitos y problemas para comer. Además, se debe sospechar de una patología de mayor gravedad si la tos interfiere con la vida del niño o se presenta acompañada de fiebre en menores de 3 meses.

Te podría interesar...
Ibuprofeno para los niños: ¿se lo podemos dar?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Ibuprofeno para los niños: ¿se lo podemos dar?

El ibuprofeno para los niños es recomendable siempre que sigamos algunas pautas, por lo que te explicaremos más respecto al tema.



  • Lamas, A; Ruiz, M; Máiz, L. Tos en el niño. Archivos de bronconeumología. 50 (7): 263-310. DOI: 10.1016/j.arbres.2013.09.011
  • Martínez, Mª C; Antelo, Mª C. Tos persistente, en Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Neumología. Unidad de Neumología práctica. Hospital Infantil La Paz. Madrid.