7 consejos para tratar la tos nocturna en los niños

Amanda Sánchez Peralta · 27 abril, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 26 marzo, 2019

La tos nocturna es un síntoma que causa incomodidad, dado que impide el descanso de cualquier persona. Sin embargo, en el caso de los niños puede resultar aún más molesta. Por lo tanto, se convierte en una angustia para los padres, quienes tratan de buscar una solución que les procure alivio y tranquilidad suficiente para conciliar el sueño.

Es común que aparezca de forma pasajera, cuando hay contacto con polvo, el humo o el frío; por ende, es normal que se presente como una reacción a ciertos factores ambientales.

Por lo general, la tos nocturna se produce como consecuencia de un resfriado, un catarro u otros problemas en las vías respiratorias. También puede aparecer por haber respirado algún tipo de agente irritante para los pulmones. Por otra parte, este síntoma puede ser indicativo de algún problema de reflujo gastroesofágico.

¿Qué causa la tos nocturna?

La tos es un mecanismo de defensa que se pone a funcionar cuando en el organismo se introducen agentes extraños, como las bacterias y virus, por medio de las vías respiratorias. Las posibles causas más frecuentes son:

  • Asma. La inflamación en las vías respiratorias es claramente el sello del asma. Algunas veces la tos es una señal evidente y es importante si el niño sufre de este síntoma. Por lo cual, es conveniente tener siempre a la mano su debido tratamiento.
  • Sinusitis. Es una infección viral o bacteriana, las personas que la sufren presentan irritación en la garganta. Esta es la razón por la cual tosen frecuentemente por las noches.
  • Medicamentos. Algunos fármacos pueden causar efectos secundarios, de los cuales la tos nocturna puede ser uno de ellos.
  • Infecciones virales. Estas afectan las vías respiratorias, como la gripe que es común en temporadas frías. También trae irritación o dolor de garganta y produce la tos.
  • Reacción alérgica. Al inhalar las partículas de polvo se irrita el tracto respiratorio. Esto puede conducir a la aparición de una tos repentina durante la noche.

Consejos para tratar la tos nocturna

Estos son algunos consejos que pueden ayudar a evitar o controlar la tos nocturna en los niños.

  • El nebulizador. Utilizado con mucha frecuencia por la mayoría de los niños que sufren de asma. En las noches es costumbre que sufra de tos, quizás por el frío, dificultad al respirar o irritabilidad en los pulmones teniendo flema
  • Ambiente húmedo. Tener la habitación en ambiente húmedo es muy bueno. Utilizando un humificador para mantener la humedad. Esto causa un efecto protector de la mucosa al contrario de las calefacciones y el aire seco.
  • Evita que alguna persona fume cerca del niño. El humo del tabaco contiene un elevado número de sustancias tóxicas que irritan la mucosa bronquial. Además, puede provocar enfermedades pulmonares graves como neumonía. Es importante evitar que alguna persona fume cerca del niño.
  • Beber mucha agua. Ayuda a que las secreciones puedan fluir y así el niño se le facilitara expulsarlas.
  • Que el niño tome baños de vapor ayudará a incrementar la humedad en el aire y es posible que también alivie la irritabilidad de la garganta. Si esto se hace cada noche, hará que el niño no tenga molestias debido a la tos.
  • Dieta adecuada. Ofrecer una alimentación rica en verduras y cítricos. Una receta muy común puede ser el caldo de pollo, resulta muy eficaz ya que contiene verduras, y estas tienen las vitaminas que ayudan a reforzar las defensas del niño.
  • Darle una cucharada de miel. Según un estudio Natural Standard publicado en la revista Pediatrics, la miel es muy buena para la tos nocturna. Dar una cucharada al niño antes de dormir alivia este síntoma. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que la miel no es recomendable para niños menores de dos años.
Los smoothies de frutas son una buena opción para complementar la dieta.

¿Y cuándo se debe acudir al médico?

Hay que acudir al médico de inmediato cuando la tos nocturna se presenta en un bebé recién nacido. Igualmente, habrá que llevar a los bebés y niños a consulta si la tos cursa con dificultad para respirar, vómitos, fiebre u otros síntomas que impidan al hacer vida normal. También será necesario acudir a consulta si la tos se prolonga por mucho tiempo.