¿Sabes a qué edad deberían los niños tener móvil?

La tecnología está presente en nuestro día a día. Ordenadores, tablets, Smartphones, y otros dispositivos se encuentran a alcance de adolescentes, e incluso de niños. La pregunta es: ¿cuándo se considera que el niño tiene la madurez suficiente para tener un teléfono móvil?
¿Sabes a qué edad deberían los niños tener móvil?
Francisco María García

Escrito y verificado por el abogado Francisco María García.

Última actualización: 12 enero, 2022

En un mundo cada vez más acelerado, en donde las nuevas generaciones son cada vez más precoces, uno de las grandes interrogantes que se hacen los padres es: ¿A qué edad deberían los niños tener móvil? Si bien la respuesta dependerá en gran medida de la situación de cada familia y de circunstancias especiales, los expertos recomiendan que este paso solo sea dado por niños mayores de 12 años.

Los especialistas responden: ¿A qué edad deberían los niños tener móvil?

La tecnología forma parte clave de las vidas de todas las personas y cada vez, a partir de edades más tempranas. Y lo cierto es que, más allá de la dependencia o incluso de la necesidad, la tecnología está presente en casi todos los ámbitos de la vida. Ahora bien, ¿cuándo se puede considerar que un niño tiene la suficiente madurez como para hacer un buen uso del aparato?

En este sentido, se cree que los niños no deberían tener acceso a esta tecnología antes de los 12 años. Aunque dicha edad es la mínima recomendada por los expertos para el uso del móvil, también revelan que ciertas aplicaciones como WhatsApp o diversas redes sociales no deben ser utilizadas antes de los 15 o 16 años. En otras palabras, un niño de 12 años puede utilizar el móvil para jugar, ver contenido multimedia, pero no se recomienda permitirle el acceso a las redes sociales.

¿A qué edad deberían los niños tener móvil?

Realmente, lo ideal sería que los niños no tengan un móvil hasta llegar a los 15 años de edad. De hecho, en países como en Francia se han aprobado algunas leyes que prohíben que los menores de 15 años hagan uso de los móviles en los colegios. Esta normativa también prohíbe el uso de este tipo de dispositivos en el recreo. Sin duda alguna, se trata de una medida que busca preservar la seguridad de los niños y adolescentes, así como fomentar la actividad tradicional al aire libre.

A pesar de las recomendaciones de los expertos, la realidad es muy distinta. Un estudio publicado en la revista Pediatrics demostró que hasta el 35 % de los niños entre 3 y 5 años tienen su propia tablet o smartphone. Sin embargo, el uso de los mismos es bastante controlado, ya que no supera los 115 minutos diarios en promedio y una de las aplicaciones más utilizadas en YouTube Kids.

Peligros asociados al uso del móvil a temprana edad

Los expertos advierten sobre los peligros que vienen asociados al uso del móvil. De allí la importancia de que niños pequeños no tengan acceso a esta tecnología. Es cierto que muchos padres les compran a sus hijos móviles con el objetivo de poder localizarlos rápidamente, pero también hay que recordar que no es necesario que dicho dispositivo tenga acceso a internet.

1. Acceso a contenido inadecuado

Internet es una ventana al conocimiento, pero también a un escaparate de peligros. Por ejemplo, la pornografía constituye uno de los principales problemas para los menores, sobre todo por lo sencillo que resulta acceder a ella. Desafortunadamente, el internet también cuenta con abundante contenido violento no apto para menores de 18 años.

2. Acoso

El acoso escolar puede escalar hasta la comodidad del hogar o hasta cualquier rincón del mundo a través de la tecnología. El ciberbullying o acoso cibernético es uno de los grandes peligros que enfrentan los niños hoy en día.

De hecho, un estudio reciente demostró que el ciberbullying tiene una prevalencia de hasta el 34 % en los adolescentes. No obstante, debes tener en cuenta que prohibirle el teléfono a tu hijo no será la solución. En su lugar, es necesario enseñarle a afrontar estas situaciones y recalcarle el respeto por los demás para evitar que incurra en estas prácticas.

3. Adicción

Al igual que los videojuegos, el uso sin control de los móviles pude generar adicción. Las principales razones para ello radican en las redes sociales, la posibilidad de acceder a juegos y contenido inapropiado o prohibido.

La adicción o el uso excesivo de los móviles puede traer efectos no deseados en los niños, e incluso influir con sus horas de sueño. De hecho, un estudio publicado en Journal of Clinical Sleep Medicine demostró que los niños entre 5 y 8 años que usan un móvil de forma excesiva tienen menos horas de sueño. Además, se evidenció que sufre de despertares nocturnos frecuentes.

4. Contacto con extraños

Las redes sociales y los riesgos que estas conllevan son otro de los principales temores de los padres. Muchas personas pueden emplear este medio para aprovecharse de la inocencia de los pequeños. En este sentido, es fundamental la supervisión de los adultos cuando los niños hagan uso de estas plataformas.

Tips para proteger a los niños del uso indebido del móvil

¿A qué edad deberían los niños tener móvil?

1. Edad adecuada

Tal y como los expertos explican, la edad en la que los niños deberían tener móvil aproximadamente los 15 años. Sin embargo, en casos más extremos, la misma no debería ser inferior a los 12 años de edad.

También es importante respetar las edades adecuadas de uso para diversas redes sociales. Como comentamos con anterioridad, WhatsApp recomienda su uso a partir de los 16 años. Sin embargo, otras plataformas como Instagram, TikTok, Twitch o Twitter pueden usarse antes de los 14 años.

2. Comunicación constante y fluida

La comunicación constante y fluida con los hijos es primordial. En este sentido, los padres deben estar atentos a cambios en su comportamiento, así como también regular y controlar tanto el uso indiscriminado del móvil como de otras tecnologías que puedan causar adicción.

Es fundamental que los padres ejerzan su autoridad y dejen muy claro las normas con respecto al tiempo de ocio de sus hijos; y mucho más, en el caso de la utilización de nuevas tecnologías.

3. Herramientas de control

Si bien la tecnología no puede controlarse por completo, sí existen diversas herramientas que le facilitan y permiten a los padres bloquear determinadas páginas con contenido inapropiado para la edad del niño.

De esta manera, es necesario realizar un acceso gradual a la información disponible en la internet. Para ello, cada cierto tiempo se puede aprobar el acceso del menor a ciertas páginas e ir disminuyendo las restricciones. Este es un proceso paulatino, el cual dependerá de la madurez de cada niño en particular y de la comunicación con los padres.

4. Definir el propósito del móvil

Antes de darle el primer móvil a un niño se debe definir el propósito del mismo. El deber de los padres averiguar si el niño solo quiere un espacio personal para usar YouTube o para jugar videojuegos. Otros de los motivos frecuentes la necesidad de mantenerse comunicado con sus amigos.

Si bien ambos son motivos muy válidos, es necesario asegurarse que el menor no quiere un teléfono solo por impresionar o para tratar de encajar en cierto grupo. En este sentido, el móvil que se le vaya a dar al pequeño deberá estar adaptado a las necesidades del mismo.

5. Establecer límites claros

Los padres deberán establecer reglas claras desde el primer momento en que entreguen un smartphone a su hijo. Las reglas y la flexibilidad de las mismas dependerán de cada familia. Sin embargo, una de las mejores recomendaciones es establecer horarios de uso del móvil, de esta manera no interferirá con otras actividades diarias.

¿A qué edad deberían los niños tener móvil? Aunque la respuesta a esta interrogante puede variar de acuerdo a la dinámica familiar, también es cierto que es necesario y recomendable que el niño tenga un mínimo de madurez para adquirir esa responsabilidad.

Te podría interesar...
8 motivos para prohibir los smartphones a niños menores de 12 años
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
8 motivos para prohibir los smartphones a niños menores de 12 años

Las razones para prohibir los smartphones a niños pueden ser medidas exageradas, pero existen argumentos que nos indican que podría ser lo mejor pa...