Dieta recomendada para la gastroenteritis en niños

Si tu niño padece los síntomas de la gastroenteritis, deberá abstenerse de ciertos alimentos por unos días. Te contamos cuáles son estas restricciones y qué alimentación es conveniente ante esta adversidad.

La gastroenteritis no es más que una inflamación intestinal. Como tantas otras enfermedades, también puede presentarse en los niños. En estos casos, es recomendable tomar ciertos cuidados que les faciliten la recuperación. Por eso, presentamos en qué consiste la dieta recomendada para la gastroenteritis en niños.

Todo infante puede padecer dolores estomacales de vez en cuando. Algunos pueden padecer de estreñimiento, mientras que la diarrea, la fiebre o los vómitos también son factibles de presentarse.

Sin embargo, si estas dolencias se repiten con cierta frecuencia, puede que la afección sea más considerable de lo que pensamos. Todas —excepto el estreñimiento— son síntomas de gastroenteritis, por lo que debemos estar alertas y consultar con el médico cuanto antes.

Causas de la gastroenteritis en niños

Si bien puede aparecer en cualquier estación del año, la gastroenteritis en niños es más común durante la primavera y el verano. La mayor parte de estas afecciones son causadas por virus.

Sin embargo, también pueden encontrar su desencadenante en otros factores como los siguientes:

  • Infección bacteriana: puede deberse a un biberón mal lavado o el contacto con otros niños. Las más frecuentes son la salmonella y la campylobacter.
  • Alergia a una comida: algunos alimentos pueden caer mal y causar problemas en el sistema digestivo.
  • Enfermedades inflamatorias.

Aunque no se dan a menudo en niños pequeños, la gastroenteritis también puede ser ocasionada por la colitis ulcerosa, el hipertiroidismo y enfermedad de Crohn, entre otros trastornos.

¿Se puede prevenir?

La verdad es que no hay demasiadas precauciones que tomar. Al tratarse de virus y bacterias, lo mejor que podemos hacer es reforzar las medidas de higiene en estas épocas. En cuanto al rotavirus, uno de sus causantes, se aplican vacunas para inmunizar al niño de este a los dos, cuatro y seis meses.

Además, en cuanto a los alimentos, será mejor evitar los crudos y las comidas poco pasadas. Del mismo modo, si le vas a dar frutas, que estén peladas.

La gastroenteritis causa vómitos, dolores estomacales y fiebre.

Dieta recomendada para la gastroenteritis en niños

A continuación, nos detendremos en algunos puntos que se deben considerar en lo que respecta a la dieta recomendada para la gastroenteritis en niños.

1. La hidratación es fundamental

Dados los síntomas ya mencionados, esta enfermedad puede propiciar cuadros de deshidratación. De hecho, es un factor de mortalidad infantil muy preocupante en países en desarrollo.

La deshidratación se puede detectar si se aprecia que el niño orina poco, sus labios están secos y sus ojos hundidos. Por lo tanto, es menester hidratarlo constantemente. Si todavía está en edad de lactancia, hay que ofrecerle el pecho cada hora u hora y media.

En cambio, si se trata ya de un niño, al principio hay que ofrecerle suero de redhidratación oral en cantidades pequeñas, para que no vuelva a vomitar. Conforme pasen las horas, se puede volver al consumo de agua.

“No hay demasiadas precauciones que tomar para la gastroenteritis. Lo mejor que podemos hacer es reforzar las medidas de higiene en estas épocas”

2. Reemplazar lo sólido por lo blando

El sistema digestivo se encuentra en una situación anómala, en la que no podrá procesar los alimentos como siempre. Por lo tanto, en la dieta recomendada para la gastroenteritis en niños abundan las comidas blandas.

Por supuesto, hay ciertos alimentos que deben eliminarse totalmente de la dieta por al menos cinco días. Estos son:

  • Grasas.
  • Frituras.
  • Lácteos.
  • Golosinas.
  • Productos ácidos.

El agua de arroz es una primera opción fantástica para iniciar la recuperación. Entre sus beneficios, encontramos su fácil digestibilidad, su contenido de almidón que permite la recuperación del estómago y los intestinos irritados y los azúcares naturales, que recomponen las energías perdidas.

Asimismo, los yogures sin lactosa también pueden ser buenos. Estos sirven para la recuperación de la flora intestinal, además de aportar nutrientes que colaboran en la eliminación de infecciones. No obstante, no son aconsejables hasta que los vómitos y la diarrea hayan desaparecido.

3. Volver paulatinamente a la alimentación normal

Con la medicación y los cuidados adecuados, tu hijo recuperará el apetito tarde o temprano. Sin embargo, la vuelta a la alimentación cotidiana no puede darse de golpe, aunque tampoco se debe esperar demasiado para iniciarla.

La dieta recomendada para la gastroenteritis en niños incluye alimentos blandos.

Por el contrario, debes incorporar primero comidas nutritivas y fáciles de digerir. Aquí son muy buenas las tostadas, los carbohidratos de digestión lenta como las pastas —sin salsa— y el arroz.

Claro, las frutas no pueden faltar. Incluso puedes hacer purés para iniciar con comidas semisólidas su vuelta a la vida normal. Intenta evitar las más dulces y los zumos; también deja de lado aquellas con efecto laxante, como las ciruelas y los kiwis.

Finalmente, puedes reincorporar las carnes en porciones pequeñas —preferiblemente las de pollo y pescado— acompañadas de verduras y huevos. Si responde bien, en pocos días el pequeño ya podrá retomar su ritmo de vida habitual.

Como ves, la dieta recomendada para la gastroenteritis en niños cumple un papel importante en la recuperación. Procura tomar los cuidados necesarios y estar atenta a que los síntomas mermen poco a poco. Si esto no pasa, consulta con el médico.

Categorías: Dieta infantil Etiquetas:
Te puede gustar