Destete nocturno: cómo y cuándo se debe iniciar

El destete nocturno es un proceso que debe llevarse a cabo progresivamente y que debe atender tanto a las necesidades del bebé como a las de la madre.

¿Cuándo están preparados los bebés para el destete nocturno? A partir de los 4- 6 meses el niño estará consumiendo suficientes calorías durante el día para poder dormir de corrido toda la noche. Es más, algunos bebés más pequeños suelen dormir varias horas sin levantarse a comer.

En caso de que la madre esté menos disponible durante el día, es muy posible que el bebé solicite durante la noche el pecho o el biberón para tener un mayor contacto con ella. También es muy común que se despierte por la noche a causa de un resfriado, porque atraviesa un cambio en su desarrollo o porque le están saliendo los dientes. Por ello, es importante abordar el destete poco a poco, teniendo en cuenta que el bebé necesita de su madre para sentirse seguro.

¿Cómo saber si el bebé está listo para el destete?

Desde que el pequeño se encuentra entre los 4 y los 6 meses de edad, la madre puede comenzar a implementar el destete nocturno gradualmente. En este momento es posible que aunque no necesite comer en la madrugada, se despierte simplemente por el mero hecho de que está acostumbrado. No es sencillo cambiar esta rutina, debido a que los bebés están habituados a despertarse después de medianoche a comer.

El destete nocturno depende de los padres y su decisión.

Si para la madre es más cómodo alimentar al bebé durante la noche, no tiene obligación de cambiar esta rutina. No obstante, también es necesario cuidar su bienestar y salud. La falta de sueño puede causar distintos problemas en nuestro cuerpo. Si estás cansada y sientes que el bebé está listo para cambiar su rutina, puedes comenzar a hacerlo. En caso de tener dudas, el pediatra puede guiarte en el proceso.

Consejos para el destete nocturno

El destete nocturno no le causará ningún daño al bebé, al contrario, lo ayudará a establecer una rutina y dormir de seguido durante las noches. Si estás segura de que ya puedes comenzar con el proceso de destete nocturno, aquí te brindamos algunos consejos muy útiles:

  • Aborda el proceso de destete nocturno gradualmente. Coloca a tu bebé menos tiempo en cada pecho o coloca menos cantidad de leche en su biberón por las noches. Prolonga los intervalos entre tomas y acaricia su espalda para que vuelva a dormir.
  • Asegúrate de que come lo suficiente durante el día. Haz descansos programados durante el día para darle el biberón o el pecho.
  • No es recomendable durante un periodo de transición. Por ejemplo, si comienzas a trabajar durante el día es mejor que esperes un tiempo a que se adapte a este nuevo cambio antes de iniciar el destete.
  • Es importante que el padre reconforte al bebé cuando llore de noche. Por tu olor y el de la leche materna el bebé tendrá ganas de comer.
  • Elimina las tomas de una en una. Tranquiliza a tu bebé cuando se despierte a comer y explícale que es hora de dormir. Háblale con firmeza pero también con cariño. Poco a poco el bebé entenderá y irá acoplando al nuevo sistema.
  • Tomas extras al final del día. Al dormirse con el estómago lleno, es más probable que no se despierte durante la noche.

“Los bebés lloran una o dos noches antes de adaptarse al nuevo sistema”

¿Qué dicen los expertos?

El pediatra Richard Ferber en su libro Solve Your Child’s Sleep Problems (Resuelve los problemas de sueño de tu hijo) indica que las tomas nocturnas que son innecesarias pueden causar problemas de sueño en el niño. Explica que si un bebé se despierta en varias ocasiones durante la noche para comer, cuando se despierte por otros motivos como problemas digestivos o el pañal mojado también estas pueden convertirse en excusas perfectas para querer comer más.

Por su parte. el pediatra William Sears habla de las tomas nocturnas como una forma positiva de fortalecer el vínculo entre padres e hijos. Por esa razón recomienda a los padres no acelerar el proceso de destete nocturno mientras no cause grandes problemas en la familia. En su libro The Baby Sleep Book (El libro del sueño del bebé) ofrece estrategias como el dormir con el niño o darle de comer en la cama de los padres para que las tomas nocturnas sean más cómodas para estos.

La decisión de iniciar con el proceso de destete nocturno depende de los padres y lo cómodos que se sientan con el sistema. Al comenzar con él, debemos estar muy seguras de que el bebé está listo. En caso de no estarlo totalmente, el pediatra será el que podrá determinar si tu hijo ya está preparado o no para comenzar.

Categorías: Consejos para cuidar a tu bebé Etiquetas:
Te puede gustar