¿Cómo elegir el biberón ideal para tu bebé?

Gladys 12 abril, 2017

Elegir el correcto biberón para nuestro bebé es a veces una tarea que pasamos por alto. Si queremos que nuestro pequeño se sienta satisfecho durante sus primeros días y crecimiento es importante brindarle lo mejor.

Al alimentar a nuestros pequeños, no debemos restarle importancia a la elección del biberón adecuado para él. Antes de elegir cualquiera de los biberones que has visto en tiendas o tienes en mente para él, debes tener en cuenta una serie factores que le brindarán la mejor comodidad a la hora de alimentarlo.

Muchas veces, a la hora de comprarlos, simplemente acudimos a las marcas reconocidas del mercado, sin preguntarnos lo que de verdad necesita nuestro hijito durante sus primeros días y crecimiento.

Es por eso que te informamos de todos los detalles en los que debes fijarte antes de comprar este utensilio, vital para el bienestar y confort de nuestros retoñitos.

¿En qué debes fijarte para escoger el biberón perfecto?

Material del biberón

Si tomamos en cuenta que este es el primer encuentro de nuestro bebé con químicos y su fuente alimenticia se encontrará depositada ahí, resulta importantísimo escoger el material adecuado del biberón.

Durante los primeros meses del bebé es recomendable utilizar biberones de vidrio, ya que estos son fáciles de esterilizar, para el cuidado adecuado del pequeño.

Una vez que el pequeño va creciendo, por funcionalidad y protección, lo mejor es cambiar a uno de plástico. Pero, ¡alto!, aquí queremos hacer algunas acotaciones.

Algunas doctores, prohíben por completo que se utilicen biberones de plástico durante los primeros días de nuestros hijitos, ya que este material, en la mayoría de los casos, contiene un tipo de químico llamado BPA, el cual resulta riesgoso para la salud de nuestros pequeños.

Por lo que, lo mejor es consultar las etiquetas del producto y verificar que esté libre de BPA, PVC y PC. En caso de que no lo indique, también puedes fijarte en la parte de adentro del símbolo de reciclaje. Es seguro si contiene los números 1,2, 4 y 5, pero debes evitar los números 3, 6 y 7.

Tipo de tetina

No todas las tetinas funcionan y se adaptan correctamente a las necesidades del bebé. También debes tener en cuenta el material de estas. Generalmente estos varían de acuerdo con lo que tú consideres que sea más cómodo para tu pequeño.

Las mejores tetinas son las de silicón y látex. Ambas son muy buenas y como dijimos anteriormente, depende de ti y tu hijito.

Las de silicona son las predilectas por muchas madres. Son más duras y firmes, en comparación al látex. Son más fáciles de lavar y su duración es más prolongada debido a su material resistente.

Las de látex son suaves y flexibles y pueden resultar muy cómodas para la boca de tu bebé. Lo que hay que tomar en cuenta es que se pueden deteriorar fácilmente, por lo que es recomendable, cambiarla cada cierto tiempo, cuando notes alguna abertura de más, por donde se pueda derramar la leche y disgustar a tu bebé.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la forma de la tetina

Hay varias, entre ellas anatómica, redondeada o de gota. La anatómica se asemeja mucho a la forma del pezón materno. La fisiológica es plana y simétrica, lo que hace que se adapte perfectamente a la boca del bebé. Y la redonda, es grande pero mantiene un buen flujo al caer la leche.

Tamaño y forma del biberón

Por último, el tamaño es muy importante. Varía a medida que nuestro bebé crece. Lo recomendable es que durante el primer mes se compre un biberón de 90 a 120ml. Durante sus primeros meses, los bebés suelen tomar biberón entre 8 y 10 veces al día, por lo que uno pequeño es ideal al principio.

Luego, a medida que crece, durante los seis meses, puedes optar por un tamaño entre 120 a 180ml. Y ya de los seis meses en adelante, uno de 180 a 240ml. Necesita estar más nutrido y comienzas a darle sólidos.

Las formas son muy variadas, pero, los más recomendados son los modelos clásicos cilíndricos, porque se adaptan bien a las manitas de cualquier bebé. Los triangulares, que son coquetos y dan estabilidad. Y los que son más anchos, que favorecen la preparación y limpieza.

Elegir el biberón ideal para tu bebé no tiene que ser tan complicado, busca el que tú consideres que mejor lo haga sentir y ten en cuenta los consejos que te damos. De ti depende que tu bebé esté bien, sano y sean cubiertas todas sus necesidades.

 

 

Te puede gustar