Cómo desarrollar las habilidades artísticas de los niños

Amanda · 10 julio, 2017

Es normal que los padres quieran que sus hijos sean muy creativos, que esa creatividad dure hasta su etapa adulta. Para poder lograr esto es importante que desarrollen sus habilidades artísticas desde la infancia.

Los pequeños que realizan actividades artísticas desde la infancia obtienen una diversidad de beneficios tanto físicos como emocionales. Esto no quiere decir que al fomentar el arte desde la niñez se crearán niños pintores o bailarines. No obstante, se proporcionarán estrategias para formar mujeres y hombres capaces de desenvolverse en el ámbito social.

Las habilidades artísticas también proveerán de las herramientas para ver el mundo de manera distinta. Los niños que se inician en el arte desde temprana edad, pueden beneficiarse de distintas maneras. Conozcamos los beneficios y algunas ideas para desarrollar habilidades artísticas en los niños.

Beneficio físico y emocional

El arte estimula al niño en sus capacidades intelectuales, además es una forma de comunicación entre padres e hijos. Realizar dibujos, pintar, bailar, es una buena forma de saber lo que le puede inquietar o incomodar. Estos ejercicios permiten que lleguemos a ellos desde la confianza y el relax que se produce cuando nos desenvolvemos en actividades artísticas.

Cada niño es un artista. El problema es cómo seguir siendo artista una vez que crezca

-Pablo Picasso-

La buena crianza no significa solamente imponer y disciplinarlos. También se trata de suministrarles herramientas suficientes para un buen desarrollo físico y emocional. Existen muchas formas de estimular a los hijos para que desarrollen sus habilidades artísticas. Algunos niños ya nacen con algunas de estas, es nuestra responsabilidad enseñarles lo que tienen que saber al respecto.

habilidades artísticas

Consejos para ayudarlos a desarrollar sus habilidades artísticas

Aunque no seamos de los padres que se decantan por el tema artístico, nunca sabemos cuándo nos va a llegar un artista a la familia. Sin embargo, tengan cualidades o no en este tema, nuestra actitud puede ser determinante. Siempre es bueno valorar su trabajo, aun cuando no nos parezca importante.

El apoyo hacia su creatividad e independencia artística puede determinar su desarrollo en este aspecto. Se recomienda iniciarlos, motivarlos y acompañarlos en la creación artística, aun con las herramientas que tengamos a disposición. Estos consejos pueden ser de utilidad.

Felicitar al niño, no solo el resultado de su trabajo

En lugar de decir: “¡Qué bello dibujo!”, es mejor decir: “¡Qué creativo eres!”. Es recomendable que el niño se sienta elogiado. En lo adelante, se sentirá seguro de expresar su creatividad. Esto puede motivarlo para que se anime a realizar más cosas que le gustan, en plena libertad de hacerlo.

En muchas ocasiones se ha hecho lo contrario, pero nunca es tarde para rectificar y usar las palabras correctas. No está mal decirles que el trabajo es bueno, sin embargo, él es mucho mejor.

Evitar imponer muchas reglas

Es habitual que los padres establezcan reglas, pero muchas veces suelen ser muy estrictos con ellas. A veces podemos imponer nuestra voluntad con el propósito de mantener el orden. Las reglas se hicieron para cumplirlas, pero es un medio de orientación para que el niño no se desvíe de lo que debe hacer y lo que no.

Sin embargo, según algunos estudios, los niños más creativos son los que se crían en ambiente con menos reglas. Es decir, la libertad comienza por permitir que el niño encuentre una solución creativa a un problema en específico. Las reglas matan la creatividad, pueden existir en el contexto, pero la imaginación no puede ser limitada.

Hablar con el niño sobre lo que hace

Hacer que el niño piense por sí mismo en las justificaciones válidas para sus acciones es importante. Por medio de la comunicación también se estimula la creatividad del niño. Un ejemplo podría ser, preguntarle dónde debe guardar cada cosa y porqué. También podemos pedirle que nos hable sobre su dibujo, canción o baile.

Ayúdalo a que busque soluciones, que tome decisiones desde pequeño y habla con él del porqué de las cosas. Muchas veces la mejor manera de desarrollar la creatividad del niño es motivándolo a hablar y discutir sobre lo que piensa.