6 claves para acercar el arte a los niños

12 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz
Para que los niños puedan apropiarse de los beneficios del arte, hay que enseñarles el camino para acercarse a él.

Acercar el arte a los niños te permitirá enseñarles el valor de la belleza de primera mano, además de sumergirlos en el mundo de la creatividad y la imaginación, tan identificados con la infancia. La clave de esta tarea está en saber cómo hacerlo sin que se transforme en una obligación, sino que conserve la esencia de la libertad, que es una de las principales características del arte.

Pero primero es importante conocer las razones para hacerlo. Así, podrás comprender la importancia del arte y los beneficios que les aporta a los niños.

¿Por qué acercar el arte a los niños?

El arte es una forma de expresión que permite exteriorizar sentimientos y emociones. En combinación con los aprendizajes intelectuales, favorece un desarrollo más completo del cerebro, con los consiguientes beneficios:

Niño pintando en un taller de arte.
  • Potencia la creatividad y la capacidad de resolver problemas con base en ello y fomenta la autoestima de los niños.
  • A través de la expresión artística se favorece la exteriorización del mundo interior de los pequeños.
  • El arte y el aprendizaje intelectual se retroalimentan. Según una publicación del Observatorio para la Innovación Educativa del TEC de México, los alumnos involucrados con el arte tienden a lograr mejores resultados académicos.
  • Las expresiones artísticas favorecen el desarrollo de la motricidad gruesa y fina.
  • Promueve la socialización, la integración y el compañerismo.
  • Aprender sobre las diferentes culturas y sus expresiones artísticas les enseña a los niños sobre la diversidad.
  • El arte estimula la percepción sensorial, la capacidad de observación y de análisis.

Una vez conocida esta larga lista de beneficios, te proponemos algunas formas para que los pequeños accedan a ellos mientras disfrutan del arte.

Claves para acercar el arte a los niños

Los espacios físicos en los que se exhibe o se enseña arte ofrecen variadas actividades para los niños. Los centros culturales, las bibliotecas, los museos, incluso los parques con obras de arte son lugares excepcionales para acercar el arte a los más pequeños de forma didáctica, amena y divertida.

Incluso en casa puedes generar interés por el arte si los pequeños ven que tu empleas parte de tu tiempo a alguna actividad relacionada con él. Probablemente, si te dedicas a pintar, leer, escuchar música, ver películas…, y disfrutas de ello, más allá del entretenimiento pasajero, ellos aprenderán esos hábitos y se acercarán también al arte.

También la escuela puede acercar el arte a los niños a través de la educación artística, pero también como contenido en otras asignaturas. En este sentido, Lengua y Literatura, Matemáticas, Historia, Geografía y la enseñanza de idiomas son grandes vehículos para aprender sobre arte y cultura.

En cualquier caso, existen ciertas claves para acercar el arte a los niños que te ayudarán mucho en ese camino y que se pueden dar en cualquiera de los ámbitos mencionados. Conócelas a continuación.

1. Estimula la lectura sobre temas de arte

Ya sea en casa, como tarea de la escuela o en talleres de lectura, son de gran utilidad los cuentos, relatos sobre la vida de los artistas y sus obras, libros sobre pintura, escultura, obras de teatro, etc.

2. Planifica visitas culturales y artísticas

Para este tipo de actividades es importante que elijas el espacio a visitar de acuerdo a la edad y respetes las preferencias de los niños. En la actualidad existen museos especialmente creados para los niños y también áreas especiales dentro de ellos que elaboran programas infantiles, talleres y planificación de visitas adaptadas a los intereses de cada grupo de edad.

3. Organiza paseos al aire libre para acercar el arte a los niños

Aprovecha los paseos en espacios verdes como plazas o parques en donde se exhiban obras de arte, se realicen conciertos o se puedan ver edificios con arquitecturas especiales. Este tipo de lugares son geniales para acercar el arte a los niños en un entorno abierto y distendido. Por ejemplo, recorrer un jardín de estilo japonés o un parque planificado con esculturas es un salida divertida y didáctica.

4. Programa la asistencia de los niños a un centro cultural

Esta actividad extraescolar ha tomado gran relevancia en los últimos años. En este tipo de espacios se ofrecen talleres de teatro, pintura, dibujo, música, baile, acrobacia, danza, fotografía, espacios de juegos y cientos de propuestas más.

Niños estudiando en un museo gracias al aprendizaje cruzado.

Aquí es importante que permitas que los niños roten por las propuestas y experimenten en cuál de ellas se sienten más a gusto. La clave está en hacer que los pequeños utilicen el arte para expresarse, por lo tanto, la comodidad, tanto interior como exterior, es importante.

5. Integra la tecnología con el arte

En estos días de pantallas interactivas puedes transformar la tecnología en tu aliada para acercar el arte a los más pequeños. Una propuesta interesante y que ofrecen la mayoría de los museos son las aplicaciones o juegos interactivos online.

Algunas de las más conocidas son ExperimentNow! y Crononautas, del Museo Nacional Thysssen-Bornemisza de Madrid; MoMa ArtLabs, del museo de Arte Moderno de Nueva York, y la app del National Gallery of Art, NGAKids Zone.

6. El arte no se impone

Acercar el arte a los niños es un camino que requiere paciencia, respeto y libertad. No es válido, por ejemplo, imponer una salida al museo, ni tampoco acompañarlos por obligación. Tiene que existir una planificación conjunta en la que respetes sus gustos y también comprendas que el niño tiene la libertad de decirte que prefiere ver dinosaurios antes que cuadros.

¡Intenta varios caminos, pues las opciones son muchas! Seguro que podrás acercar el arte a los niños cuando encuentren su genuino interés; ese será el momento para compartir y disfrutar del arte junto a ellos.