Los museos para niños más destacados en el mundo

Francisco María García · 27 octubre, 2017

Los museos para niños han evolucionado a través del tiempo. Atrás ha quedado el concepto del museo donde los “prohibido tocar” los volvía aburridos y sin ninguna motivación.

Planificación de la visita

Para que la visita al museo sea realmente un éxito, hay que planificarla.

  • Hay niños que son naturalmente curiosos y que se entusiasman con cualquier propuesta. Pero hay otros a los que cuesta más motivarlos. Por tanto, elegir la temática que interese a los pequeños, es el primer paso.
  • Explicar al niño el concepto de “museo”. Adelantarle las normas de comportamiento evitará situaciones molestas.
  • Si se trata de museos interactivos, se debe animar al niño a que participe, que investigue, que explore.

Bien aprovechados, los museos para niños son una experiencia extraordinaria de aprendizaje. Con ellos, el niño valorará las diferencias de culturas de los países que visita y de las épocas históricas de la humanidad.

Museos para niños más destacados en el mundo

República Helénica Children’s Museum – Atenas, Grecia

Es uno de los museos para niños más valorados en Atenas. Se trata de museo interactivo que ofrece muchas posibilidades de explorar. Se encuentra en una gran casa. Cada habitación presenta atractivos que fomentan la historia y el entretenimiento.  Responde acertadamente a la necesidad de movimiento y de “tocar todo” de los pequeños, puesto que está creado con ese fin.

Museo del cine – Turín, Italia

Todo es espectacular en el museo del cine. Se encuentra ubicado en una antigua sinagoga que supera los cien metros de altitud.  Un elemento sumamente curioso es el ascensor de cristal. Permite llegar a la terraza ubicada a 85 metros de altura. En cada piso se ubica una etapa de la evolución del cine, comenzando por las fotos en movimiento, hasta llegar al cine 3D.

El museo muestra piezas de colección, carteles y fotos de actores, directores, actrices, productores y técnicos. Posee la colección de cámaras más importantes del mundo. Se han dispuesto cámaras e imágenes para que los niños manipulen y exploren. Podrán imitar a los personajes de sus películas favoritas.  Disfrutarán de una enorme sala en la que las imágenes, el sonido y las maquetas los envolverán en magia y asombro.

Las 3 mejores apps para hacer fotos al bebé

Cité de l’ Espace – Toulouse, Francia

El tema de este museo interactivo es la exploración humana del espacio. También su impacto sobre la necesidad de preservar la Tierra.

Existen en él réplicas de las más conocidas naves espaciales. Es posible tocar una roca de la luna, recorrer una estación MIR. Además, el pequeño podrá ubicarse en una silla rotatoria de astronauta, y hasta lanzar un cohete. Es una experiencia fascinante para los niños de todas las edades.

Museo Hergé – Louvain-la-Neuve, Bélgica

El museo Hergé muestra el trabajo del célebre periodista y creador de cómics.  Se exponen en él planchas originales, fotografías y documentos diversos. Muchos objetos que el afamado creador fue acopiando durante su vida. Los adultos revivirán las historias de Tintín si ya las conocían, o sentirán ganas de leerlas, mientras que los pequeños descubrirán a un nuevo héroe. Es un museo que entretiene a los pequeños amantes de los mundos de Hergé.

El tiburón- submarino en una de las salas del Museo Hergé.

Nemo – Ámsterdam, Holanda

Es el mayor museo de ciencias de Holanda.  Los niños aprenderán mucha ciencia y tecnología con una entretenida metodología interactiva.  Aunque es un museo para niños, es muy interesante la participación en familia. Entre su contenido, el ADN, las reacciones en cadena, el ciclo del agua, la producción de electricidad, etc.

Cosmocaixa – Barcelona, España

Es un moderno museo multi-espacio que posee salas impresionantes.  Un péndulo de Foucault recibe a la familia para demostrarle la rotación de la Tierra. Se destacan en él un planetario en 3D, el bosque inundado, el Muro Geológico, la Sala de la Materia y los espacios Top Ciencia y Creativity. Todo para tocar y tocar.

Deutsches Museum – Munich, Alemania

Dedicado a la ciencia y a la tecnología, es una verdadera escuela para padres e hijos.

Cuenta con simuladores, pantallas táctiles, demostraciones presenciales de fenómenos físicos y químicos.  Alberga miles de objetos desde la Edad de Piedra hasta el presente. Se destacan el primer avión de los hermanos Wright, el primer automóvil de Karl Benz y el Submarino U1.

Ripley’s Believe It or Not! – Londres. Reino Unido

Es todo un homenaje a lo raro, lo maravilloso, lo impresionante. Es un museo para niños que parece un cuento. Maquetas enormes de reconocidos personajes de ficción, un laberinto de espejos de Ripley, una carrera láser, son algunos de sus atractivos.

Imagen de portada cortesía de Museé Hergé©.